Triunfo o Derrota: ¿Estás Destinado al Fracaso?

Triunfo o Derrota: ¿Estás Destinado al Fracaso?, InfoMistico.com

Es fundamental entender que las sendas del empresariado, la prosperidad y las finanzas siempre han sido y seguirán siendo desafiantes. A pesar de que muchos lo pasen por alto, no es suficiente con el espíritu emprendedor o el apoyo de terceros.

Triunfo o Derrota ¿Eres una persona destinado al fracaso?

Stephanie Synclair tuvo que armarse de valentía para dejar atrás una década en la esfera corporativa del comercio y dedicarse a asistir a otros empresarios en su autoconstrucción, esquivando ciertos comportamientos poco beneficiosos.

Al levantar su propia empresa de marketing y consultoría de negocios, Synclair logró distinguir entre las personas verdaderamente exitosas y aquellas brillantes que nunca lograban plasmar sus grandes ideas.

A estos últimos, a quienes nunca lograrán triunfar, también dedica un segmento de su aclamado libro “Shut Up and Do the Work: The entrepreneur’s guide to creating massive success” (Cállate y Haz el Trabajo: la guía del empresario para lograr un éxito enorme).
Triunfo o Derrota: ¿Estás Destinado al Fracaso?, InfoMistico.com

Tipos de personas destinadas al fracaso

El soñador es uno de esos perfiles destinados a la derrota: alguien que tiene sueños y ambiciones, que puede incluso conseguir un buen número de seguidores gracias a sus ideas, pero que se estanca en la etapa crucial, la de la ejecución.

Entre aquellos que no alcanzan grandes objetivos se encuentra el observador, aquel que “se queda sentado viendo lo que los demás hacen”. “Nunca opinan, no interactúan y ciertamente nunca se ponen en marcha”, detalla Synclair.

Estas son personas que nunca se sienten completamente preparadas y que, por esperar tanto, muy probablemente pierdan todas las oportunidades. Ni siquiera avanzan de forma escalonada, olvidando que los pequeños pasos también cuentan.

Adversario del éxito

En tercer lugar, está aquel que se percibe como víctima de la envidia. “En realidad, este siente ira hacia el éxito ajeno”, apunta la autora. Lo primero que se debe entender es que la envidia es el adversario del éxito:

Si sientes envidia de alguien, úsalo como impulso: aprende de su éxito y luego forja tu propio camino.

Después está el pesimista, quien prefiere no intentarlo antes que fallar. Pero el miedo al fracaso conduce a la parálisis. Por eso, uno debería preguntarse: ¿qué es lo peor que podría sucederme? Verás que a menudo no es tan terrible como uno puede imaginar.

Cómo aprovechar esta lección para evitar la derrota

En conclusión: cuando se trata de juzgarnos, somos nuestros peores críticos. Sin embargo, no debemos olvidar que la búsqueda de un objetivo profesional en realidad podría granjearnos el respeto de los demás.

“Si no te identificas con ninguna de las categorías que he enumerado”, escribe Synclair en su libro, “significa que tienes la capacidad de cambiar tu situación actual”.

Lo esencial es descubrir lo que realmente nos hace felices, para luego intentar alinear esa pasión con las metas de tu carrera. Antes de convertirse en una empresaria independiente, Synclair no creía que esto fuera posible.

“Creo que, con el objetivo de recibir un pago, uno tiende a priorizar el trabajo por encima de la pasión. Pero eso es un error”, asegura la autora. “Sin duda, mi trabajo es mi pasión. Me encanta lo que hago”, concluye.

Cinco Reglas de Oro para Triunfar: Revelaciones de ‘Dar para Recibir’

“‘Dar para Recibir’: Un Compás para el Éxito”, proporciona cinco principios fundamentales que trazan el camino hacia la realización de tus ambiciones, tanto en el entorno profesional como en el ámbito personal. Este impactante libro de Bob Burg y John David Mann revela el secreto detrás del éxito de aquellos que se dedican a enriquecer a los demás, transformando de manera irrevocable tu entendimiento sobre el significado del éxito y el fracaso.

Scroll al inicio