El pasado es HOY – Biodescodificación

Es un día domingo cualquiera, en casa de la abuela hay una plática de sobremesa y tú te encuentras jugando y corriendo con tus primos. Es una tarde agradable y tal vez tú tienes apenas unos 8 años. Tal vez seas una niña o tal vez seas un varoncito. Todo transcurre con normalidad, la comida fue algo delicioso.

El pasado es HOY

De pronto te detienes cerca de la mesa para intentar averiguar si aún quedan algunas galletas o panecillos para poder tomar uno y seguir jugando. Descubres que así es, que ahí está todavía el plato con galletas estiras tu mano para tomar una.

Al alejarte de la mesa, escuchas que la abuela dice:

“Tiene la misma cara que la tía Rosario” (se están refiriendo a ti por supuesto), todos en la mesa comienzan a reír pero alguien más dice: “Sí, ojalá no tenga que vivir las mismas desgracias”.

¿Qué? ¿Cuáles desgracias? (es lo que tu subconsciente piensa)

Porque tu subconsciente ya ENTENDIÓ que tú eres “LA TÍA ROSARIO” (porque te pareces) y además ya asumió que “LA TÍA ROSARIO VIVIÓ DESGRACIAS”. Por supuesto tú sigues corriendo y jugando, comiendo tu deliciosa galleta y aquello que tu subconsciente escuchó, ya quedó grabado en tu cabeza.

Ahora imagina que desde antes de concebirte, mientras te gestan, cuando naces, toda tu infancia, tu subconsciente es una gran esponja que guarda y guarda información y la toma como “CIERTA”, como verdadera.

Todo lo que viste y escuchaste por parte de tu mamá, tu papá, los tíos, los abuelos, el profesor, tu vecina o vecino.

Así vas creciendo y ya eres un jovencito o jovencita con “ganas de enamorarte”. Sabes que tienes muchas cualidades y sabes también que tienes muchos defectos, pero no pasa de ninguna manera por tu cabeza que entre muchas otras “herencias”, ERES LA TÍA ROSARIO.

Tú no sabes que la tía Rosario jamás tuvo parejas formales, tú no sabes que la tía Rosario siempre fue abandonada, tú no tienes la menor idea de que la tía Rosario jamás logró una independencia económica.

Tú ni siquiera estás consciente de existió una tía Rosario. Pero ¿Quién crees que sí guardó esa información?

Tu subconsciente

Apenas estás comenzando lo que será tu vida amorosa, apenas estás entrando a la etapa de las reuniones, las fiestas, el coqueteo, arreglarte para salir y piensas en un futuro feliz y lleno de amor verdadero.

Ahora imagina que tu cabeza, tu subconsciente, que rige casi el 95% de tu comportamiento, es una archivo lleno de apartados.

En un apartado, está toda la información correspondiente a tu mamá: sus logros, sus miedos, sus fracasos, su carácter, su educación, sus creencias, su vida amorosa, su vida amorosa con tu papá, sus éxitos profesionales, su vulnerabilidad o su fuerza, sus gustos, sus maneras de reaccionar, todo.

Tu cabeza es como la oficina del FBI o de la CIA

Tiene registro de todos y cada uno de los miembros que conforman y han conformado tu familia desde 4 generaciones previas a tu existencia. Y del mismo modo que existe el apartado de tu mamá, lo hay de tu papá, de todos tus tíos y tías, de todos tus abuelos, bisabuelos y tatarabuelos.

Pero en tu cabeza racional, en tu cabeza mental, esa cabeza con la que calculas números, realizas planes, sumas, restas, lees y memorizas….ahí no hay nada de historia familiar.

Ese 5% de tu cabeza, con la que funcionas a diario, es que cree que lograrás tus sueños, que triunfarás en la vida, que encontrarás fácilmente el amor.
Apenas ese 5% de tu mente, es la que cree ilusamente, que te comes el mundo a mordidas.

Y si con todas esas “vidas y obras” secretas que cargas sin darte cuenta sumamos además que tuvieron a bien ponerte el nombre de alguno de todos esos familiares, puedo adelantarte que la carga “pesa” un poco más.

Hasta aquí podrías pensar y decir: “A mí qué me importa lo que haya sucedido en mi familia, yo soy yo y mi vida será distinta”….Esa es tu mente racional, tu 5%

Vivencias de tu infancia, abandonos, peleas entre tus padres, carencias, castigos, frases célebres de tu mamá o consejos de tu abuelo, comentarios de tu mejor amiga en el colegio y aquella humillación vivida por lo que dijo tu maestra.

TODO quedó guardado en su apartado correspondiente en tu 95% de subconsciente

  • Y de pronto tienes miedo a conducir un auto
  • no puedes concebir un hijo
  • no eres capaz de dejar esa adicción
  • no puedes ascender de puesto
  • siempre te enamoras del abandonador, infiel y alcóhólico

Y tu 5% de mente racional se da de topes en el muro porque no comprendes la razón.

Tú crees que “algo estás haciendo mal”

Tú aseguras que has hecho hasta lo imposible por ser distinto o reaccionar de otra manera. Y no ha funcionado, no funciona así… Porque es hasta que esa vocecita interior te dice:

“Aquí hay gato encerrado”, “Esto no es tuyo”, “Seguro hay algo en la familia que no sabes”, “seguro estás pagando por algo”…que ese 95% de mente tuya, está dispuesto a liberarse de todo ese pasado que hoy estás cargando.

Esa es la magia de la Familia, del Transgeneracional, de preguntar la razón por la que te pusieron ese nombre que llevas e investigar, si es alguien de la familia, cómo fue su vida.

¿Y que tal que te vengas llamando ROSARIO?…

Cuando tu mente racional, tu 5% de cerebro, comienza a comprender que tú no eres la causa de tus problemas o sufrimientos. Te empoderas.

Tomas el control de tu vida, porque es como si un juez en la corte gritara a todo pulmón “ERES INOCENTE”…y es entonces, cuando con pequeños cambios, poco a poco, recuperas tu verdadera esencia…

Podas ese gran árbol que vienes arrastrando y ahora tu día de hoy, es lo que tú deseas que sea tu día de hoy. Al 100%

Así las cosas…

Akasha Sanación Integral
Elizabeth Romero Sánchez y Edgar Romero Franco