Día Internacional del gato

El próximo lunes 8 de agosto se conmemora el Día Internacional del Gato, fecha creada en 2002 por el Fondo Internacional para el Bienestar Animal con el fin de generar conciencia sobre el cuidado de los miembros más particulares y consentidos de las familias.

Día Internacional del gato — Cuidados esenciales del gato

No hay mejor forma de celebrarlo y rendirles homenaje a estos animales que brindarles, aparte de cariño y amor, una serie de cuidados esenciales para que estén siempre bien.

¿Siete o nueve vidas?

Si bien existe la creencia de que los gatos tienen más de una vida, es pertinente mencionar que tienen sola una. Por ello es más que importante recalcar que, para que esta sea lo más plácida, tranquila y saludable posible, se deben cuidar y darles todo lo que merecen y necesitan.

Este mito proviene de la antigüedad y ha trascendido de generación en generación, gracias a la asociación que tienen los gatos con la superstición, las cosas místicas o poco terrenales.

Mientras que en algunos países latinoamericanos y en España se menciona que tienen siete vidas, por aquello del simbolismo y buena suerte de este número.

En otros países como Grecia, México, Perú y el Reino Unido se habla de que tienen nueve vidas. Esta última idea proviene del antiguo Egipto, en donde se creía que cuando ocho deidades se unieron, dieron como resultado al gato y en él estaban contenidas todas las vidas.

Sin importar si tienen más de una vida, lo que sí es cierto es que es en esta en la que los tutores deben procurar que los mininos del hogar estén siempre bien.

Alimentación

Es uno de los componentes fundamentales del cuidado y, quizá, al que algunos tutores le prestan menor atención creyendo que los gatos son iguales a los perros. Una de las principales diferencias que tienen gatos y perros es que los primeros son 100 por ciento carnívoros.

De allí obtienen un aminoácido indispensable, la taurina.

Esta, aparte de favorecer la digestión, mejorar el metabolismo y ayudar a mantener el organismo en condiciones adecuadas, evitará problemas como lento desarrollo en el crecimiento, afectaciones para la visión, agrandamiento del corazón (conocido como cardiomiopatía dilatada), baja efectividad del sistema inmunológico, mortalidad de los gatitos de gatas gestantes e, incluso, trastornos del sistema nervioso.

Este aminoácido se encuentra adecuadamente balanceado en el alimento concentrado y, además, en la carne de pollo, el hígado de res, el pescado, los mariscos, entre otros alimentos.

Bolas de pelo

Por los hábitos de limpieza y gracias a las pequeñas espinas que tienen en la lengua, los gatos ingieren grandes cantidades de pelo al acicalarse.

Estas se expulsan generalmente a través de las heces o del vómito; sin embargo, en algunas ocasiones se pueden acumular y causar obstrucciones intestinales, dando como resultado estreñimiento, decaimiento, falta de apetito o diarrea.

Para evitarlas se necesita una alimentación adecuada (rica en fibra) y un cepillado frecuente.

Arenero

Los gatos son animales extremadamente limpios y aseados, y necesitan un lugar especial para hacer sus necesidades.

Al conservar ese instinto de cazador, tienden a esconder o tapar la orina y las heces y, de esta forma, no dejar ningún rastro.

En el mercado existen diferentes tipos de arenas sanitarias con diferentes propiedades. Lo indispensable es que esta se limpie con frecuencia, que esté lejos de la zona de descanso, comida o bebida y que se dispongan los residuos de manera adecuada.

Desparasitación

También son víctimas de parásitos internos y externos como pulgas, garrapatas, ácaros, gusanos gastrointestinales, entre otros, los cuales los afectan así no salgan de casa.

Cuando no se siguen protocolos de desparasitación adecuados, los mininos pueden presentar lesiones en la piel, rascado y lamidos frecuentes, alopecia, diarrea, vómito, pérdida de peso, inflamación abdominal, inflamación de los oídos, mala calidad del pelo, entre otros.

Vacunación

Al igual que sucede con los perros, los virus también afectan a los gatos y pueden reducir su calidad y esperanza de vida.

Este es el motivo por el que los gatos, desde las primeras semanas de vida, deben iniciar un esquema de vacunación que les permita hacer frente a las enfermedades más comunes como: rabia, panleucopenia, leucemia, calicivirus, entre otras.

Es importante acudir al médico veterinario para iniciar el esquema de vacunación.

Diabetes

Pueden llegar a desarrollar diabetes mellitus, como la que se observa en los seres humanos.

Esta se desarrolla principalmente en aquellos con edad avanzada (mayores de siete años), estilos de vida sedentarios y que tienen sobrepeso u obesidad. Por fortuna es una enfermedad que se puede diagnosticar y tratar con facilidad.

Socialización

Desde las primeras semanas de vida, los gatos necesitan aprender a reconocer diferentes estímulos. La exposición a estos permitirá que puedan tener mejores comportamientos, interactuar con otros individuos, sentirse cómodos y también ayudará a mantener intactos los muebles en el hogar.

Artículos relacionados con los gatos

eltiempo.com