Cáncer de Colon Biodescodificación

Cáncer de Colon Biodescodificación

Pertenece a la primera etapa embrionaria: la supervivencia. Son temas de supervivencia, algo que tiene que ver con “digerir” y “una guarrada”. El colon recupera el agua contenida en las materias. “Quiero recuperar todo el amor de mi madre”, así que reabsorbo el agua.

Cáncer de Colon según la Biodescodificación — Conflictos emocionales

  • Conflicto: siempre son experiencias y expresiones de mierda. Grandes guarradas que has sentido.
  • Resentir: “Me llega la mierda al cuello”

Localización

  • Colon ascendente: guarrerías hechas por un ascendente. (Padres, tíos, abuelos…).
  • Colon transversal: guarrerías hechas por colaterales. (Hermanos, primos, amigos).
  • Colon descendente: guarrerías hechas por descendentes (hijos).

Si está en un ángulo, puede afectar a las dos cosas. Y siempre hay que tener en cuenta que puede ser real o simbólico.

En el colon

Conflicto provocado por una acción vil, baja, innoble, infame, desagradable, una jugarreta. También la persona puede haber vivido muchas guarradas repetitivas (no una aislada como desencadenante) y se vaya llenando el baso.

Colon inferior

Conflicto femenino de identidad: “No me siento reconocida en mi familia”. No saber dónde está su sitio. Conflicto de situación en el territorio, mal vivido, ”Estar entre dos aguas”. “No sé quien soy dentro de esta familia, nido, casa, clan”.

Zurdos: conflicto de rencor dentro del territorio.

Se puede preguntar: “Pueda ser que haya sentido algo muy gordo a nivel digestivo hecho por un (ascendente, colateral, descendente) de 6 meses a un año antes del diagnóstico”.

Los intestinos

Sobre todo el grueso, el colón: mi capacidad para soltar, dejar fluir lo que me es inútil y dejar fluir los acontecimientos de mi vida.

Louise L. Hay

  • Causa probable: inseguridad. Representa la facilidad para dejar marchar lo que está superado. Si no dejas marchar, todo termina quedándose en tu colon.
  • Nuevo modelo mental: formo parte del ritmo y del flujo perfectos de la vida. Todo está dentro del recto Orden Divino.

Si quieres ayudarte de verdad: comienza por ordenar tu casa, tus armarios, cajones, trastero…y deshazte de lo que ya no necesitas. El orden fuera se convierte en orden interior.

Luego dedica un tiempo a repasar lo que guardas en tu interior que tampoco necesitas: conflictos, rencores, odios, envidias, celos, juiciosos. Suelta, libera, perdona y perdónate y estás ayudando a tus tripas, a tu cuerpo, a tu mente y tu espíritu.

Relacionado

Un abrazo,

Monsalud Luque