Bruxismo Biodescodificación

Bruxismo Biodescodificación

Dormir tiene múltiples funciones especialmente cuando conseguimos descansar bien y tener un sueño reparador. Nos ayuda en múltiples aspectos como regenerar los tejidos, permitir la reconstrucción de zonas desgastadas por el esfuerzo diario, limpiar la mente, acumular energía, pero también sirve de descarga para liberar tensiones.

Bruxismo según Biodescodificación — Conflictos Emocionales

Estas tensiones vienen de conflictos que no han podido ser resueltos cuando tenemos conciencia.

Cuando estamos despiertos nos auto-controlamos de todo lo que vamos a decir o hacer y necesitamos desconectar del control mental para sacar afuera lo que está atrapado en una boca bien cerrada porque no hemos podido decir o hacer algo necesario para nuestra alma.

De poco nos podemos enterar cuando dormimos y es por ello por lo que muchas personas no saben que rechinan los dientes de noche. El esfuerzo y desgaste de rechinar los dientes es aproximadamente 40 veces más fuerte que masticar. Este síntoma ocurre de manera involuntaria y deja algunos resultados claros:

  • Desgaste de algunas piezas dentales o lesiones dentales permanentes.
  • Dolor muscular o sensitivo en la cara.
  • Dolor de cabeza o de oídos.
  • Tensión en la articulación del maxilar.
  • Inflamación de maxilares y/o encías.
  • Sensibilidad en los dientes a los alimentos fríos o calientes.
  • Tensión de cuello.
  • Cansancio por sueño improductivo.

Origen y conflicto biológico del bruxismo

Tengamos en cuenta que ocurre en niños/as o en adultos y que el sistema sanitario nos dice que se debe a estrés, tensiones y ansiedad. Afinemos ¿Qué tipo de estrés o tensiones pueden derivar en mover los dientes de arriba sobre los de abajo? Veamos lo que dicen algunos expertos.

En un estudio realizado en Brasil con adolescentes se encontró una relación importante con el acoso escolar o Bullying. Los niños/as de 13 a 15 años que experimentan abuso verbal en la escuela tenían una probabilidad de sufrir bruxismo nocturno cuatro veces mayor que otros adolescentes.

Un informe elaborado por el Hospital Ruber Dental de Madrid detectó que el 70% de la población adulta sufre en algún momento este síntoma silencioso llamado bruxismo.

En un estudio del Reino Unido los investigadores encontraron que el bruxismo está aumentando y la causa está en un contexto en el que el estilo de vida es cada vez más estresante. Algunos elementos causales podían ser tener que conducir, llevar las tareas cotidianas adelante o relacionarse en el trabajo.

Conflicto base del bruxismo

El conflicto base es no poder o no ser capaz de (impotencia) decir o hacer algo necesario como atrapar algo o defendernos de alguien y el no poder hacerlo se vive como una fuerte frustración.

Conflicto base del bruxismo

Nos gustaría sentirnos con la capacidad de disfrutar de la vida que llevamos, pero algo interrumpe nuestra tranquilidad y nos desequilibra impidiendo cualquier reacción de defensa.

“Quiero gritar lo que siento, pero no debo; quiero defenderme, pero no puedo o no debo hacerlo; quiero morder al otro y hacerle tanto daño como me ha hecho a mí; tan solo me gustaría decir algo, pero mejor me callo”.

Estos son solo algunos de los panoramas probables por los que ha pasado una persona que de noche mueve la boca más de la cuenta.

Abuso, maltrato, sometimiento

Surge aquí un concepto aplicable a muchas otras situaciones (abuso, maltrato, sometimiento, etc.) que es la indefensión aprendida que es un fenómeno que ocurre cuando una persona experimenta una situación negativa y cree que no cuenta con los recursos suficientes para hacerle frente o posicionarse.

En consecuencia, empieza a pensar que no podrá defenderse nunca ante ese tipo de situaciones, la autoestima baja o se infravalora, tiene un lenguaje negativo hacia sí mismo y tiene episodios de tristeza y malestar emocional.

La persona piensa, siente y cree de verdad que haga lo que haga no va a servir para nada y no va a poder cambiar los resultados de los acontecimientos finales, ya que lo que después ocurra viene dado por circunstancias que ella no puede controlar.

Tensiones que necesitan ser liberadas

En situaciones de maltrato, acoso, Bullying y otro tipo de sometimiento y/o abuso de poder hay un elemento fundamental para la disminución de las tensiones o del estrés que se produce y es el apoyo de la red familiar y/o social con la que se cuenta.

Aquí hablamos de la falta de apoyo social percibida. Los/as niños/as o jóvenes que atraviesan tiempos difíciles en relación con situaciones de abuso muchas veces ni tan siquiera lo dicen en casa, sino que se guardan el dolor como si callándolo pudieran acallar lo que sienten.

Creen que no les creerán o que serán criticados por no defenderse o simplemente sus propios padres creen que no se puede hacer nada ante las injusticias.

Y quizás menos, decirlo en la escuela o comentarlo con los profesores porque se supone que están viendo lo que ocurre sin hacer nada por lo que no se sienten protegidos en un sistema que mira para otro lado y pone el foco de interés en temas diferentes a los relacionales.

Cuánto camino queda por andar para desatar los lazos de la violencia y empezar a unir con amor. Quien agrede, maltrata, acosa lo aprendió, lo modeló y lo integró seguramente en la infancia y hoy normaliza para no sufrir.

Bruxismo Niños

Si además recibió agresiones de 7 a 14 años la neurobiología de la violencia se instala en sus cerebros ya que no habrá una buena conexión entre el área cortical frontal, sitio del freno de los impulsos y base de la ética y la moral.

Con la zona del cerebro límbico específicamente con la corteza cingulada y el hipocampo o zona de neuronas espejo y de interpretación de las emociones.

A mayor violencia en etapas tempranas menos empatía y más desconsideración por el otro por lo que fácilmente se instalan conductas disruptivas y menos frenos ponen en sus actuaciones. No solo no sienten compasión, sino que disfrutan con el dolor del otro.

Recomendaciones para trabajar el bruxismo

  • Lo primero es reconocer que hay un problema y que es necesario resolver.
  • Observar y detectar el lenguaje negativo interior y aprender a modificarlo.
  • Detectar las creencias, sesgos y pensamientos nada realistas e irracionales acerca de la defensa, la comunicación y/o las relaciones.
  • Reconocer los patrones relacionales aprendidos en la infancia y cambiar las programaciones negativas.
  • Establecer y marcar ciertas metas y objetivos fáciles de alcanzar e ir incrementando poco a poco y según se vayan consiguiendo la complejidad de ellas. Por ejemplo, comenzar por hablar en casa o con amigos cercanos para aumentar el radio de movimiento.
  • Hacer una lista con todos los logros conseguidos en las relaciones y de las situaciones tanto conflictuales como favorables que la persona haya vivido y que hayan sido consecuencia de su iniciativa, esfuerzo y sus recursos.
  • Aprender a reinterpretar lo que nos ocurre saliendo de la mirada fija e inflexible de nuestros límites mentales.
  • Fortalecer el optimismo.

Y por supuesto aprender a gestionar las emociones y hacer actividades que favorezcan el bienestar emocional como:

Dar paseos al aire libre, respirar profundo varias veces al día, hacer yoga u otro tipo de actividad física, leer, escuchar música que te resulte agradable, bailar, pintar mandalas o cualquier actividad que te regale paz mental y emocional.

Todo suma.

Instituto Ángeles Wolder

Servicios

72 ángeles de la cábala