Beneficios de los baños de mar

Los beneficios del agua marina ya se conocen desde la antigüedad, pues en Grecia se tomaban baños de agua marina por sus facultades curativas de las afecciones cutáneas, además de por ser un buen relajante.

En la actualidad existen los tratamientos de talasoterapia, descendientes de los baños griegos en los que el componente principal es el agua marina. Los baños de talasoterapia son una buena solución cuando no podemos asistir al mar.

  • Nuestro cuerpo se relaja y expulsa todas las negatividad por lo tanto se limpiar el aura y al tener bien orientada nuestras energías, se curar nuestro karma libre.
  • La brisa marina y la bruma oceánica son un spray natural muy rico en yodo que es un aliado perfecto para regular la glándula tiroides y nos permite tener un equilibrio en nuestro organismo. Además tiene un alto contenido en iones negativos que potencian los mecanismos de defensa de nuestro cuerpo.
  • La práctica regular de respiraciones profundas durante los paseos por la playa ayuda a eliminar cualquier resto de resfriado invernal.
  • Beneficia al corazón en el agua de mar el cuerpo pesa ocho veces menos que fuera de él, esto permite una disminución en el esfuerzo que se le demanda al corazón.
  • Tienen alto contenido en minerales, vitaminas, antioxidantes… son asimilados a través de la piel y enriquecen nuestro cuerpo de una manera extraordinaria.
  • Fortalece los huesos en una investigación realizada por el Instituto Francés de Estudios de Recursos Marinos se descubrió que el calcio y fósforo que se encuentran en el mar, lo que favorece que estos mismos elementos se fijen en el cuerpo humano. Además, ayuda a la movilidad de músculos y articulaciones.
  • Desinfecta y mejora las heridas cutáneas, el yodo elemento existente en el agua de mar, tiene un efecto desinfectante y mejorador en el aspecto y estado de las heridas.
  • Son ideales para solucionar afecciones de la piel como la psoriasis, pues conjugar el baño marino con baños de sol ayuda a potenciar el efecto de las vitaminas como la D que se activa con el sol.
  • Son eficaces para aliviar los dolores reumáticos y musculares, así como el estrés, problemas de circulación, varices, debilidad muscular, y puede llegar a corregir déficit nutricionales.
  • El alto contenido de magnesio del agua marina puede ayudar a calmar a personas que sufren problemas de ansiedad, es por esto por lo que los baños en el mar nos relajan tanto y son tan placenteros y ayudan a que descarguemos nuestra mente de la carga cotidiana.
  • Sus propiedades también ayudan a regular la glándula tiroides que nos permite bajar de peso. Quienes tienden a padecer obesidad suelen perder peso cuando toman baños de mar, aunque su alimentación siga siendo la misma. La desintegración de la grasa sobrante se debe a que el mar estimula la actividad de la tiroides y las glándulas germinales e impulsa todo el metabolismo celular.