Apéndice Biodescodificación

Apéndice Biodescodificación

El apéndice pertenece a la primera Etapa embrionaria: Supervivencia. Cualquier problema con nuestro apéndice estará relacionado con conflictos de supervivencia.

Apéndice Biodescodificación — Conflictos Emocionales

Puede haber dos conflictos…

Conflicto material

El apéndice es una despensa, una reserva… es un bolsillo, por lo tanto, reserva de dinero. Podemos incluir la palabra “reconocimiento”. El problema de apendicitis en un niño tiene que ver con el dinero que hay en el bolsillo o algo de uso diario: caramelos, dulces, paga semanal…

Ejemplo: Un niño que tiene un ataque de apendicitis, tres días antes, sus padres en casa comentaban que tenían que pagar una excursión del niño y que les venia mal hacerlo. No tenían dinero y hablaban de tocar el ahorro. El niño resintió.

Conflicto de “suciedad” indigesto

Ejemplo: niño que presencia una terrible escena de violencia entre sus padres. O algo que le han hecho, que le molesta y no puede vaciar. Es como un callejón sin salida, una jugarreta, (tenérsela jurada a alguien).

Apendicitis

La Apendicitis se relaciona con la ira porque me siento en un “callejón sin salida”. Hay Miedo a la vida. El flujo del bien está bloqueado.

La inflamación del apéndice provoca un dolor que se irradia por todo el abdomen, acompañado por trastornos digestivos, náuseas y vómitos, detención del tránsito intestinal, ausencia de evacuaciones e intolerancia alimentaria.

Como en todas las enfermedades que terminan en itis, la apendicitis se manifiesta cuando la persona siente una ira reprimida, por ser demasiado insegura y dependiente de los demás como para expresarla.

También tiene mucho miedo a la autoridad de alguien que la hizo enojar y no se atreve a expresarlo, a dejarlo salir. Tiene la impresión de “no tener salida”. Este temor se relaciona con una situación sucedida justo antes de la crisis de apendicitis.

Expresar lo que sientes

El mensaje que tu cuerpo te envía es que no esperes más para expresar lo que sientes. Ya hace demasiado tiempo que te contienes, si sigues aguantándote, puedes estallar (peritonitis).

Tu cuerpo no te dice que huyas de la situación que provoca esta cólera y este miedo, sino que las vivas en el amor, tomando en consideración tus límites y los de los demás. Piensa y siente que estás a salvo. Relájate y deja que la vida fluya jubilosamente.

Un abrazo,

Monsalud Luque