Apéndice y Apendicitis Biodescodificación

El apéndice pertenece a la primera etapa embrionaria, la supervivencia. Nuestros problemas de apego están relacionados con la lucha por la existencia.

Apéndice y Apendicitis según la Biodescodificación — Conflictos Emocionales

Puede haber dos conflictos…

Conflicto material

El apego es un almacén, una reserva… es un bolsillo, reserva de dinero. Podemos agregar la palabra “reconocimiento”. El problema de la apendicitis en un niño es dinero en el bolsillo o necesidades diarias como la compra de dulces, bollería, salario semanal…

Ejemplo:

Un niño tuvo un ataque de apendicitis, tres días antes, sus padres en casa comentaban que tenían que pagar una excursión del niño y que les venía mal hacerlo. No tenían dinero para eso y mejor era ahorrar. El niño se enojó.

Conflicto de “suciedad” indigesto

Ejemplo:

El niño presencia una terrible escena de violencia entre sus padres, o algo que le han hecho, que le molesta y no puede vaciar. Es como un callejón sin salida, una jugarreta, (tenérsela jurada a alguien).

Apendicitis

La apendicitis estaba relacionada con la ira porque sentía que estaba en un “callejón sin salida”. Hay miedo a la vida. La energía positiva está bloqueada.

La apendicitis provoca un dolor que se irradia por todo el abdomen, acompañado de trastornos gastrointestinales, náuseas y vómitos, obstrucción intestinal, incontinencia fecal e intolerancia alimentaria.

Como en todas las enfermedades que terminan en itis, la apendicitis se manifiesta cuando la persona siente una mucha ira reprimida, o es demasiado insegura y es dependiente de alguien como para expresarla.

También tiene mucho miedo a la autoridad de alguien que la ha hecho enfadar y no se atreve a expresarlo. Siente la impresión de que “no hay salida”. Este miedo está relacionado con una situación que se presentó justo antes de su crisis de apendicitis.

Expresar lo que sientes

El mensaje que te está enviando tu cuerpo es que dejes de esperar para demostrar cómo te sientes. Llevas demasiado tiempo aguantando, si te aguantas te rompes. (peritonitis).

Tu cuerpo no te está diciendo que huyas de esta situación que te provoca ira y miedo, sino que la vivas en el amor, teniendo en cuenta tus propias limitaciones y las de los demás. Piensa y siente que estás a salvo. Relájate y deja que la vida transcurra feliz.

Artículos relacionados con el dolor según la Biodescodificación

Monsalud Luque