Trastornos psicosomáticos en los niños

Trastornos psicosomáticos en los niños
Trastornos psicosomáticos en los niños

Los trastornos psicosomáticos suelen aparecer cuando el niño llega al extremo de su capacidad de aguante emocional y para prevenirlos, es importante considerar ciertas acciones, además de estar atentos a los posibles síntomas de angustia o estrés.

La psicosomatica en los niños

Seguramente habrás oído hablar de muchos trastornos en niños. ¿Sabías que hay algunos trastornos físicos en los niños que tienen su origen en factores psicológicos? Se trata de los trastornos psicosomáticos en niños y, a continuación, te lo contamos todo sobre ellos.

Los trastornos psicosomáticos en niños

Se definen como aquellos que surgen por una mala gestión emocional. Cuando un niño no es capaz de controlar sus propias emociones, cualquier problema puede ser exteriorizado en forma de trastorno físico.

No es un problema solo de niños. Los adultos pueden desarrollar los mismos trastornos por las mismas causas, por lo que las personas afectadas los pueden padecer desde la infancia hasta la vejez.

Prestar atención a los síntomas y ponerse en manos de profesionales puede ayudar a minimizar los daños, tanto los físicos como los psicológicos.

¿Cuáles son las causas de los trastornos psicosomáticos en niños?

En el caso de los niños, la ausente o deficiente gestión emocional suele llevarlos al desarrollo de estos trastornos. Cuando un problema afecta a un niño, este se ve inmerso en un conjunto de emociones que surgen a raíz de dicho problema.

Pero ¿cómo expresar lo que siente con palabras? Muchos niños no saben cómo poner palabras a lo que les pasa o no se sienten escuchados para hacerlo. Si esto ocurre, la problemática se queda en la psique del niño, haciendo que, más tarde o más temprano, el cuerpo responda por él.

Estos trastornos son reales y sus complicaciones también pueden serlo, no es tan simple como tratar con fármacos al niño. El malestar psicológico debe ser manifestado y tratado de igual manera.

Los niños suelen somatizar a través de

  • Aparato digestivo: en forma de diarreas, vómitos o dolores de estómago.
  • Aparato respiratorio: asma, o ataques en los que la respiración se realiza de forma entrecortada y rápida.
  • Piel: psoriaris o eccemas que producen diferentes desórdenes en la piel.
  • Dolores: de cabeza, dolor abdominal o en otras partes del cuerpo.

En cuanto al posible origen psicológico, hay muchas situaciones que pueden derivar en trastornos físicos. Cualquier evento que el infante no es capaz de entender o asimilar puede llevarle a los síntomas anteriormente mencionados.

Hay que prestar especial atención a eventos como
  • La separación o divorcio de los padres
  • El nacimiento de hermanos
  • Los cambios de colegio, el acoso escolar o los niveles muy altos de autoexigencia

Valorar el tiempo que lleva el niño con dichas molestias es fundamental, así como conocer si pasó algún suceso importante que hubiera podido afectarle.


Leticia en Eres mamá.com

Temas relacionados

Biodescodificación – Enfermedades o síntomas que padecen los niños

Conflictos inconscientes que expresan los niños

Artículos Relacionados

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*