Tablilla de plomo con maldición de mago antiguo

Los arqueólogos de la Autoridad de Antigüedades de Israel han descubierto una tablilla de plomo con una maldición, probablemente escrita por un mago de 1.700 años de antigüedad, en una mansión romana que colapsó recientemente en la Ciudad de David de Jerusalén.

Tablilla de plomo con maldición

En la tablilla de plomo se ve una inscripción en griego, en la cual una mujer llamada Kyrilla invoca los nombres de seis dioses antiguos para dirigir una maldición contra un hombre llamado Iennys. La maldición aparentemente se debe a una disputa legal.

“Golpeo y golpeo, y clavo la lengua, los ojos, la rabia, la ira, el enojo, la procrastinación, la oposición de Iennys”, reza una parte de la maldición.

En otra parte la mujer le pide a los dioses que hagan que “él no pueda oponerse, para que no diga o haga algo adverso a Kyrilla y se someta a ella”.

Según el experto Robert Walter Daniel, del Institut für Altertumskunde de la Universidad de Cologne, es muy probable que un mago profesional haya creado la maldición para Kyrilla, y lo hizo combinando varios elementos de cuatro religiones distintas.

De los seis dioses a los que se dirige la mujer, cuatro son griegos

(Hermes, Perséfone, Plutón y Hécate) uno es babilónico (Ereschigal) y el último es de origen gnóstico Abrasax. Además el texto de la maldición contiene palabras mágicas de origen hebreo, como Iaoth.

Un mago profesional probablemente creó la maldición para Kyrilla, que pudo haber utilizado literalmente, martillo y clavos para realizar un rito mágico que aumenta la eficacia de la maldición, dijo Daniel.

“El martilleo y clavo es una forma de obtener el control de la persona (s) específica en textos mágicos”, escribió en el correo electrónico.

Según los expertos que analizaron la tablilla, Kyrilla y Iennys pertenecían a la clase romana media o alta y se encontraban en una disputa legal. Ya que la tableta de esta maldición guarda similitudes con otras que se encuentran en Chipre, que se sabe que se han utilizado en casos legales.

Además la palabra “oposición” en este texto alude a una cuestión legal.

@ livescience.com

Artículos Relacionados