Poder Mágico del Salmo 10 – Para librarse de un espíritu malo

Tehilim / Salmo 10. Aplicaciones que se le da: elimina espíritus inmundo, molesto y maligno. Para dominar el odio. Protege en las situaciones de carencia material.

Conoce el Poder Mágico del Salmo Número 10. Los Salmos son oraciones muy poderosas en sí mismas, sin embargo el resultado de nuestra demanda dependerá siempre de nuestra fe. Por eso, es necesario poner todo nuestro empeño en pedir con fe que el cielo conceda nuestras súplicas.

Poder Mágico del Salmo número 10

Sin duda la mejor hora para realizar el acto mágico que es utilizar el Salmo 10 en la oración es por la mañana, antes del amanecer. Hay en ese momento una mayor conexión entre el universo y el hombre que reza.

Si se recomienda pronunciar el Salmo 10 por la mañana, antes de la salida del sol, y se desaconseja hacerlo de noche porque se estima que entonces las fuerzas de la oscuridad prevalecen sobre las de la luz. Los cabalistas, que utilizan el poder de los Salmos desde la más remota Antigüedad, nos enseñan que no es conveniente rezar en aquellos lugares considerados impuros, como mataderos, cementerios, baños, letrinas, etc.

Salmo 10 para obtener algo que merecemos

Cuando queremos utilizar el Salmo 10 para obtener algo que merecemos, es muy importante ser perseverantes y no desfallecer. No hemos de desanimarnos nunca, a veces la respuesta no llega tan pronto como quisiéramos o en la forma o las palabras que desearíamos.

A veces pedimos algo que no merecemos o que no nos conviene espiritualmente. A veces el mero hecho de que no obtengamos una respuesta quiere decir que la respuesta es «no».

Si seguimos insistiendo es posible que acabemos obteniendo lo que pedimos, pero con el tiempo veremos que se trata más de un castigo que de una recompensa. Algunos sabios aconsejan que antes de cualquier petición pronunciemos la siguiente oración:

“Satisfaz mi deseo, Padre Todopoderoso, si ello no ha de perjudicarme ni perjudicar a ninguno de tus hijos”

Se trata de una excelente manera de protegernos contra los efectos negativos de nuestra propia ignorancia.

Aplicaciones que se le da al Tehilim / Salmo 10

  • Elimina espíritus inmundo, molesto y maligno
  • Para dominar el odio.
  • Protege en las situaciones de carencia material.
  • Amparo para los huérfanos.
  • Forma un escudo contra los poderosos.
  • Elimina la arrogancia y la prepotencia de los malvado
  • Afirma la confianza en la protección divina.
  • Protege de situaciones los fraudulentas.
  • Mueve lo que está paralizado .

Quienquiera que sea perseguido por un espíritu inmundo y desea eliminarlo, que llene una vasija de arcilla nueva con agua mineral, y el nombre de la victima luego en el agua eche aceite de oliva puro y pronuncie el Salmo 10 sobre ella nueve veces, teniendo en mente constantemente el nombre adorable de Dios.

Diga al final de cada Salmo: Sea tu Santo voluntad. Oh padre bendito, curar el cuerpo y alma de (Nombre victima del espíritu malo)., (hijo de R. Nombre de la Madre), y líbrale de todas las plagas y opresiones; dale fuerza de cuerpo y alma y líbrale del espíritu maligno. Amén.

Tehilim / Salmo 10

1 ¿Por qué te quedas lejos, Señor,
y te ocultas en los momentos de peligro?

2 El pobre se consume por la soberbia del malvado
y queda envuelto en las intrigas tramadas contra él.

3 Porque el malvado se jacta de su ambición,
el codicioso blasfema y menosprecia al Señor;

4 el impío exclama en el colmo de su arrogancia:
«No hay ningún Dios que me pida cuenta».
Esto es lo único que piensa.

5 Sus caminos prosperan constantemente;
tus juicios, allá arriba, lo tienen sin cuidado;
elimina de un soplo a todos sus rivales

6 y se dice a sí mismo: «No vacilaré,
seré siempre feliz, no tendré contrariedades».

7 Su boca está llena de maldiciones,
de engaños y de violencias;
detrás de sus palabras hay malicia y opresión;

8 se pone al acecho en los poblados
y mata al inocente en lugares ocultos.
Ain Sus ojos espían a los débiles;

9 acecha ocultamente como el león en su guarida;
se agazapa para atrapar al pobre,
y lo atrapa arrastrándolo en sus redes.

10 Espía, se inclina, se dobla,
y cae sobre el débil con todas sus fuerzas.

11 Luego piensa: «Dios lo olvida;
aparta su rostro y nunca ve nada».

12 ¡Levántate, Señor Dios, alza tu mano,
no te olvides de los pobres!

13 ¿Por qué el malvado desprecia a Dios,
pensando que tú no pides cuenta?

14 Pero tú lo estás viendo:
tú consideras los trabajos y el dolor,
para tomarlos en tus propias manos.
El débil se encomienda a ti;
tú eres el protector del huérfano.

15 ¡Quiebra el brazo del malvado y del impío,
castiga su malicia y no subsistirá!

16 El Señor reina para siempre
y los paganos desaparecerán de la tierra.

17 Tú, Señor, escuchas los deseos de los pobres,
los reconfortas y les prestas atención.

18 Tú haces justicia al huérfano y al oprimido:
¡que el hombre hecho de tierra no infunda más temor!