La Misa de Gallo

La Misa de Gallo
Cuenta la leyenda que el nombre esta misa se debe a que un gallo fue el primero en presenciar el nacimiento de Jesús y posteriormente se encargó de anunciarlo

La Misa de Gallo se celebra la noche del 24 de Diciembre (tras la cena de Nochebuena) a las 24 horas. Su celebración tiene por objeto la conmemoración cristiana del nacimiento del Niño Dios. Sus dos lecturas y el evangelio se centran en la narración del nacimiento en Belén.

La Misa de Gallo (Tras la cena de Nochebuena)

La Misa de Gallo, que tiene sus orígenes desde los inicios de la iglesia cristiana, en las tres ceremonias que se dedicaban a la Natividad de Cristo en los templos de Jerusalén.

Cuenta la leyenda que el nombre esta misa se debe a que un gallo fue el primero en presenciar el nacimiento de Jesús y posteriormente se encargó de anunciarlo.

Sin embargo, la misa de medianoche es la más antigua costumbre y obviamente le confiere su nombre, ya que la palabra Christmas (Navidad) proviene del inglés antiguo (Cristes Maesse). Se celebra desde el siglo V.

Son tres misas

Tradicionalmente se celebraban tres misas: una a medianoche, otra al cantar el gallo y una tercera a plena luz del día. (Morris, 1993:64).

Las tres misas que señalan para esta fecha el Misal de Gelasio y el Gregoriano, y éstas con un martirologio especial y sublime, y con la dispensa, si fuera necesaria, de la abstinencia, todavía hoy son guardadas.

Si bien Roma señala sólo tres Misas para la Navidad, Ildefonso, un Obispo español en el 845, alude a una triple Misa en Navidad: Pascua, Pentecostés, y la Transfiguración.

La Eternidad, en el Tiempo, y en el Alma

Estas Misas, de medianoche, al alba, están místicamente relacionadas con la distribución judía y cristiana, o al triple nacimiento de Cristo: en la Eternidad, en el Tiempo, y en el Alma. Los colores litúrgicos variaban: negro, blanco, rojo; y el Gloria era sólo entonado al principio de la primera Misa de ese día.

La costumbre de amanecer en estas misas, son una expresión que caracteriza la transculturización y la fusión de dos mundos que se ha dado en estas tierras.

Las misas de aguinaldo reúnen a familiares y amigos en la iglesia, que está particularmente adornada para estas fechas y donde el clérigo dirige la misa que es acompañada de cantos de aguinaldos que aluden el tema cristiano que se celebra en estas fechas, se comparte en la iglesia acemas de pan y al culminar las misas se lanzan fuegos artificiales, se toma chocolate ó café.

Al despuntar el sol ya el evento culmina, dejando a los participantes llenos de regocijo y amor por el prójimo, preparados para las diferentes jornadas navideñas.

Te puede interesar

Corona del Adviento