Sale segundo tomo de las profecías de William Blake

Visionario, rebelde, poeta, pintor y grabador iconoclasta anticipado de su tiempo, William Blake, el creador total del siglo XVIII puede conocerse ahora en su totalidad gracias a la publicación completa de sus Libros Proféticos

profecías de William Blake tomo 2

Este ambicioso proyecto de la editorial Atalanta compila en dos volúmenes bilingües todas las obras de Blake, con la reproducción por primera vez de sus ilustraciones al completo.

El primer tomo salió a finales del pasado año, en el que se reúnen los poemarios: Triel, El libro de Thel, El matrimonio de cielo e infierno, La revolución francesa, Visiones de las hijas de Albion, América: Profecía, El primer libro de Urizen, El libro de Ahania, El libro de Los, El cantar de Los y Vala, o los cuatro Zoas.

Ahora, con la publicación del segundo volumen, se recupera un mundo plagado de mito y de símbolos, de imaginación y misticismo contra el racionalismo castrante de aquel momento. Una advertencia que bien puede tomarse como lección a día de hoy y que Blake defendió por encima de todo. La premonición del británico, que vivió entre 1757 y 1827, se basaba en que el racionalismo y el materialismo provocarían la destrucción de la naturaleza y la alienación del hombre.
 

Los mitos de la imaginación

 
La auténtica imaginación, según relata en la introducción del primer tomo Patrick Harpur, constituía “otro reino bastante alejado de nuestras pequeñas mentes, habitado por dioses y dáimones que interactúan en esos relatos arquetípicos que llamamos ‘mitos’. Algo equivalente al inconsciente colectivo de C.G. Jung”.

Un mundo creado a partir de las lecturas que el poeta hizo de la Biblia, de Milton, de Swedenborg o de la Cábala, en el que Blake encontró las consecuencias nefastas para el hombre de la separación del cuerpo y el alma. Las excentricidades que manifestaba provocaron que sus coetáneos le tachasen de loco.
 

“Lo paradójico de Blake es que fue el artista más moderno y adelantado de su época y, a la vez, el que escribió la crítica más radical contra la modernidad. Blake pensaba que la fuente de la realidad exterior estaba en nuestro interior, y que la potencia más espiritual era la imaginación creadora”, explica Jacobo Siruela, responsable de la editorial Atalanta.

“Para él, el cuerpo era la parte del alma que se percibe con los sentidos. El error fundamental de nuestra civilización es la separación de la mente y el cuerpo de la Naturaleza. Deploraba el materialismo utilitarista que se estaba aposentando en Inglaterra con la Revolución Industrial, y casi toda su poesía se centra en denunciar las desastrosas consecuencias que tenía esta separación”.

 

Estampando lo esotérico

 
En el segundo tomo se recogen los poemas Milton: poemas en dos libros y Jerusalén, la emanación del gigante Albión. Este volumen se cierra con un glosario de nombres y conceptos del complejo mundo mitológico blakeano. Además, incluye muchas de sus láminas, que siempre han sido un elemento concominante a su imaginario.

“Sus libros son mitos -argumenta Jacobo Siruela-, y tienen una enorme actualidad porque están hablándonos de la crisis interior humana. Siempre es enormemente iluminador confrontarnos con nuestro contrario. Es de lo más aleccionador para una sociedad hipertecnificada como la nuestra, que vive bajo la ilusión del mito del progreso”.

Para entenderle, primero hemos de asumir el mundo real como una ventana hacia el reino de la Imaginación, habitado por ángeles, demonios y dioses. Como su estampa no le resultaba suficiente, necesitó invocar ese universo con una poesía, muchas veces colérica y agorera.
 

Creo que, mal que nos pese, somos cada vez más conscientes de lo autodestructivo y alienante que es la dirección que ha tomado nuestro mundo. El progreso es terriblemente destructor con la Naturaleza, y terriblemente alienante y adormecedor del espíritu humano. En El libro de Urizen, Blake anuncia la llegada de nuestra época diciendo: ‘¿Qué demonio ha formado este abominable vacío, esta nada que estremece al alma?’. ¿No es formidable?”

 

Atalanta publicó también el libro de ensayos de Kathleen Raine sobre los diferentes significados de la obra de Blake.

“Creo, sin ánimo de ser pretencioso, que al haber reunido poesía, imagen y una explicación de su obra, se ofrece por primera vez la oportunidad de entender en español a este fascinante poeta visionario”.

Vía » http://www.eldiario.es