Inspiración Divina Cábala

inspiracion divina

La porción Kedoshim abre con una declaración sobre la santidad: “Santos serán porque Santo soy Yo, el Eterno, su Dios” y la palabra kedoshim en sí misma significa “santos”. Por lo tanto, claramente esta es una porción que comparte secretos sobre la santidad y su significado.

Alcanzar el nivel de Inspiración Divina

Rav Jayim Vital escribió un libro llamado Shaaréi Kedushá, Las puertas de la Santidad, en el que dice que cada persona puede y está destinada a obtener Rúaj HaKódesh, Inspiración Divina.

Tener Rúaj HaKódesh

Significa estar completa y constantemente conectados con la Luz del Creador. Entonces, ¿cómo lo logramos? La porción de Kedoshim deja claro que lo logramos al volvernos santos. Pero antes de que siquiera tratemos de entender lo que significa ser santo y dar los pasos para ese fin, tenemos que saber que es posible lograrlo.

“Tener Inspiración Divina significa estar completa y constantemente conectados con la Luz del Creador.”

Hay algo único acerca de la lectura y el Shabat de Kedoshim. Muchas veces en la Torá se menciona que el Creador le dice a Moisés que les diga algo a los israelitas; pero esta es una de las pocas ocasiones en las que el Creador convoca a todo el pueblo y hace que Moisés les dé el mensaje.

El Creador quería que todos estuvieran reunidos para escuchar que cada uno de nosotros podemos obtener Rúaj HaKódesh, una conexión total y completa con la Luz. Y a fin de que alcancemos ese lugar, primero tenemos que saber que tenemos la capacidad y la habilidad de hacerlo.

Lado Negativo

Desafortunadamente, lo que sucede es que el Lado Negativo nos dice que no podemos ascender mucho espiritualmente, que hay un límite; le creemos y no trabajamos para alcanzar ese nivel.

Pero la porción de Kedoshim nos enseña que cada uno de nosotros puede profundizar esa conexión, y como explica el Or HaJayim, el gran Kabbalista Rav Jayim ben Attar, es un proceso continuo que lleva toda una vida.

Debemos saber y nunca olvidar que, sin importar dónde nos encontremos ahora en nuestro trabajo espiritual, cada uno de nosotros puede y está destinado a alcanzar ese nivel de Rúaj HaKódesh, Inspiración Divina.

Necesitamos saber que aunque no sea mañana, o el próximo año, alcanzar este nivel está en nuestro futuro. Saber esto afecta cómo nos permitimos actuar y cómo conducimos nuestra vida.

Shabat Kedoshim

En Shabat Kedoshim podemos comenzar a tener verdadera claridad sobre el hecho de que es posible que cada uno de nosotros alcance el nivel de Rúaj HaKódesh.

Espero que esta enseñanza nos ayude a cambiar la forma en la que conducimos nuestra vida, porque cuando no creemos que tenemos la capacidad para la Inspiración Divina, nos permitimos actuar de maneras que nos impiden llegar a ella.

Te puede interesar

Michael Berg | The Kabbalah Centre