Teoría Doble Cuántico y Desdoblamiento del Tiempo

Teoría Doble Cuántico y Desdoblamiento del Tiempo, InfoMistico.com

Mientras redactaba mi último artículo sobre la Física Cuántica, descubrí una teoría que me llamó mucho la atención: el Doble Cuántico y el Desdoblamiento del Tiempo. Esta teoría fue desarrollada por el físico cuántico Jean-Pierre Garnier Malet, cuyo libro me pareció fascinante pero nada fácil de entender.

Cómo la Física Cuántica nos muestra una nueva forma de entender el tiempo

Según Malet, existen dos tiempos distintos que ocurren simultáneamente: uno que llamamos tiempo consciente y otro que es imperceptible para nosotros, pero en el cual podemos realizar acciones que luego se manifiestan en nuestro tiempo consciente.

En cada momento presente tenemos acceso a información de este tiempo imperceptible, en el cual creamos un futuro potencial que luego se manifiesta en el tiempo real. De esta manera, es posible tener una síntesis instantánea de un análisis que hemos realizado en el otro tiempo, aunque no tengamos memoria consciente de ello.

Esta teoría del Doble Cuántico y el Desdoblamiento del Tiempo plantea una forma fascinante de entender nuestra relación con el universo y cómo creamos nuestra propia realidad.

Desdoblamiento del tiempo: La Física detrás de nuestro otro yo y su impacto en nuestra memoria a largo plazo

¿Es esto magia? No, se basa en la Física y ha sido avalado por la revista American Institute of Physics de Nueva York, cuyo comité científico lo validó en 2006. Esta teoría ha permitido prever y explicar la llegada de planetoides al sistema solar.

A menudo, percibimos el tiempo como una entidad continua y lineal, sin interferencias. Pero si consideramos los diagnósticos por imágenes, nos damos cuenta de que nuestro cerebro solo imprime imágenes intermitentes. Entre dos instantes perceptibles siempre hay un instante imperceptible.

Cuando vemos una película, nuestro cerebro procesa únicamente 24 de las 25 imágenes que se proyectan por segundo. El fotograma número 25 es subliminal y se ha utilizado en publicidad para influir en las personas.

Se rumorea que la factoría Walt Disney introducía escenas de sexo en este fotograma en sus películas animadas.

A lo largo del día, experimentamos varias de estas aperturas temporales que nos permiten acceder, por un instante, a la información de nuestro “otro yo”. Podríamos pensar en nuestros pensamientos como imágenes de una película, donde la apertura temporal ocurre entre el fotograma 25 y el 26.

Estos tiempos no son exactos, pero sirven como ejemplo. Las aperturas temporales se dan “entre pensamientos”, en ese breve momento en que nuestra mente se encuentra en reposo y sin pensamientos, donde podríamos acceder y contactar con nuestro yo cuántico.

Lo subliminal puede quedarse grabado en nuestra memoria y tener efectos a largo plazo. El desdoblamiento del tiempo ha sido probado científicamente y ha proporcionado justificaciones tanto a escala de partículas como a escala del sistema solar.

El Desdoblamiento del Tiempo: cómo anticiparse al presente y tomar decisiones más acertadas mediante la hiperincursión cuántica

El desdoblamiento del tiempo es un fenómeno que permite a una persona estar presente en un tiempo real y al mismo tiempo, en un tiempo imperceptible. En este estado es posible obtener información de distintos estados potenciales y seleccionar la mejor solución para transmitirla al yo que vive en el tiempo lineal.

Este proceso de intercambio de información entre el yo consciente y el cuántico permite anticiparse al presente a través de memorias del futuro.

Según la teoría, el doble cuántico accede a todas las soluciones posibles de nuestros problemas y sabe cuál es la mejor solución para cada momento de nuestra vida. Este fenómeno, conocido en física como hiperincursión, ha sido demostrado científicamente.

Si consideramos que el pasado, presente y futuro están sucediendo simultáneamente, podemos visualizarlos como rellanos de una escalera. El pasado estaría en el primer rellano, el presente en el segundo, y el futuro en el tercero. Los escalones que separan cada rellano nos impiden ver el pasado y futuro, pero energéticamente estamos presentes en los tres.

En este sentido, el doble cuántico nos proporciona información de los rellanos primero y segundo lo que nos permite tomar decisiones más acertadas.

Las partículas subatómicas se separan y mantienen una unión a pesar de la distancia que las separa, incluso si una de ellas se altera, la otra lo hace de manera instantánea. Este fenómeno se puso a prueba en un estudio realizado con los gemelos de Langevin.

En la década de 1920, Paul Langevin propuso la teoría de que si uno de los gemelos viajara a la velocidad de la luz, envejecería a un ritmo diferente al gemelo que permanecía en reposo. La teoría fue recibida con escepticismo y no fue hasta medio siglo después, en la década de 1970, cuando se comprobó la veracidad de la ley gracias a los relojes atómicos.

La conexión cuántica en nuestro cuerpo: cómo el sueño REM y el doble cuántico afectan nuestro envejecimiento y bienestar

Este tiempo imperceptible durante el cual se produce la diferencia en el envejecimiento, equivalente a un microsegundo, es suficiente para generar una notable discrepancia en la edad de ambos gemelos.

Para un observador externo, este fenómeno resulta asombroso, ya que un microsegundo a velocidades extremas se puede convertir en un día entero. La física también revela otra propiedad notable, la dualidad de la materia.

Las partículas subatómicas tienen una naturaleza corpuscular, es decir, comportándose como materia y una naturaleza ondulatoria, comportándose como energía. Al igual que las partículas, los seres humanos también poseen una naturaleza dual, siendo cuerpo y energía al mismo tiempo, lo que nos permite acceder a la información a velocidades ondulatorias.

El misterioso mundo de la física cuántica nos plantea una interesante pregunta: ¿cuántos somos en realidad? La respuesta podría sorprenderle. Según algunos teóricos, cada uno de nosotros está formado por dos entidades distintas: nuestro yo consciente y nuestro yo cuántico. Pero, ¿en qué momento se produce la conexión o intercambio de información entre estas dos partes de nosotros mismos?

De acuerdo con expertos en la materia, es durante la fase de sueño REM (movimientos oculares rápidos) cuando se da el trasvase entre el cuerpo energético y el corpuscular. En este estado, nuestro cerebro se encuentra en su máxima actividad cerebral y se produce la transformación necesaria para “arreglar” el futuro que se ha creado durante el día.

Durante el sueño, nuestro doble cuántico revisa toda la información del día y determina qué es lo que se debe guardar y qué se debe descartar. Al día siguiente, podemos experimentar un cambio en nuestra actitud y enfoque hacia ciertas situaciones, encontrando nuevas soluciones y formas de afrontar los desafíos.

Es evidente que nuestro doble cuántico juega un papel fundamental en ordenar y optimizar nuestro día a día.

Aquellas personas que no duermen lo suficiente o no tienen un sueño reparador pueden sufrir más problemas físicos y mentales debido a la falta de conexión con su doble cuántico. Es importante tener en cuenta que algunos medicamentos, como los somníferos, pueden afectar a esta fase del sueño. Por lo tanto, es recomendable consultar con un profesional médico antes de tomar cualquier medicamento que pueda afectar a nuestro sueño REM y, por consiguiente, a nuestro doble cuántico.

¿Cómo se produce el intercambio de información en nuestro cuerpo?

De acuerdo con estudios científicos, el agua es capaz de registrar información y esto provoca un cambio en sus moléculas. En nuestro cuerpo, el agua almacena la información de nuestro doble cuántico y a través de un intercambio de información constante se desarrollan el instinto de supervivencia y la intuición.

La información tanto de nuestro yo cuántico como de nuestro yo consciente se transmite a través del agua de nuestro cuerpo. Es importante destacar que nuestras emociones, pensamientos y sentimientos se registran a nivel del agua en nuestro cuerpo. Dado que nuestro cuerpo humano está compuesto en un 75% – 80% de agua, existe suficiente espacio para que haya un intercambio de información entre nuestros distintos yo.

Por lo tanto, es esencial que prestemos atención a lo que pensamos y sentimos. La calidad de nuestros pensamientos y emociones marcará una diferencia significativa en la construcción de nuestra personalidad en todos los niveles.

Cada vez que pensamos, creamos potenciales que pueden ser constructivos o destructivos y esto puede afectarnos a nosotros mismos o a otros en el futuro. Tenemos un sistema de pensamiento en continuo movimiento que genera nuevos pensamientos constantemente, por lo que es complejo dejar de pensar durante el día, a menos que realicemos algún ejercicio para desacelerar o no alimentar nuestros pensamientos.

Técnica para conectarte con tu Doble Cuántico y solucionar problemas: aprende cómo hacerlo antes de dormir

Existe una técnica simple y efectiva para conectarnos con nuestro Doble Cuántico y solicitar su ayuda para solucionar problemas y conflictos. Según expertos, el momento ideal para practicar esta técnica es justo antes de dormir, cuando estamos entrando en un estado de somnolencia.

Durante ese momento en el que aún no hemos conciliado el sueño, pero estamos a punto de hacerlo, se recomienda dedicar alrededor de un minuto para dirigirnos a nuestro Doble Cuántico y expresar nuestra solicitud de la siguiente manera:

“Le pido a mi Doble Cuántico que me traiga la mejor solución para este problema, conflicto…”

En ese punto, es importante nombrar con detalle el problema o conflicto que se desea resolver.

Después de expresar la solicitud, se deja que el Doble Cuántico trabaje en ello mientras se duerme. Es fundamental confiar en él y permitir que el sueño reparador haga su trabajo, borrando cualquier potencial no deseado del día y recibiendo la información necesaria para resolver el problema.

La información obtenida puede presentarse de diversas formas, como una intuición, un sueño, algo que se lea, alguien a quien se vea o una llamada. Aunque puede ser sutil, es importante estar atento y reconocerla como la clave para encontrar la mejor solución.

Se recomienda pedir la mejor solución para un problema a la vez y no insistir, sino confiar en el proceso.

Además, se sugiere tomar un vaso de agua antes de dormir para facilitar la recepción de información (lo cual también es beneficioso para los órganos).

En resumen, esta técnica nos permite conectarnos con nuestro Doble Cuántico y solicitar su ayuda para solucionar problemas y conflictos. Al practicarla antes de dormir y confiar en el proceso, es posible obtener la información necesaria para encontrar la mejor solución.

Entrevista a Jean Pierre Garnier Malet: El desdoblamiento del tiempo y su impacto en la vida

Con información de Monsalud Luque

Scroll al inicio