Coincidencias entre Messi y Maradona del 86

Coincidencias entre Messi y Maradona del 86
Coincidencias entre Messi y Maradona del 86

Un artículo del Clarín del sábado marca coincidencias entre Messi en el 2014 y Maradona en el ’86: “Desde los números se enciende la ilusión de los argentinos”. Las coincidencias sorprenden cuando se repasan los goles de Diego Maradona y de Lionel Messi. Pero también desde los números se enciende la ilusión de los argentinos. Porque tras el amistoso ante Eslovenia en La Plata, el rosarino dobla exactamente en goles y partidos en la Selección al Diego de la previa al Mundial de México.

Con su participación y su gol de esta tarde, Messi suma 86 partidos con la camiseta celeste y blanca, y con el gol que anotó alcanzó los 38 gritos (es el segundo máximo anotador de la Selección, detrás de los 56 de Batistuta) justo en la previa al Mundial de Brasil 2014. Cuando Maradona llegó a México en el ’86 contaba 43 presencias y 19 festejos.

La nota me trajo recuerdos de artículos parecidos, días antes del mundial de 2010.

El 26 de junio de 2010, el diario peruano Peru21 marca 18 coincidencias entre la selección argentina del ’86 y la del 2010 y dice: “Hoy, 24 años después, una serie de coincidencias podría repetir la historia”. Y el 29 de junio de 2010, el diario chileno El Martutino señala 30 “aterradoras coincidencias” y dice “da escalofríos y esperanza de que Argentina gane el mundial tal como en México 86”. Un blog, del 22 de junio de 2010, anota 37 coincidencias entre Argentina del ’86 y del 2010.

Y La Gaceta de Tucumán: “Creer o reventar, las coincidencias argentinas entre México 86 y Sudáfrica 2010 sorprenden. Argentina se clasificó a Sudáfrica con un triunfo 2-1 ante Perú, y en el 86 empató 2-2 con Perú para clasificarse. En ambos mundiales la nación anfitriona estuvo a punto de perder la localía (por el terremoto de México y por demoras de construcción en Sudáfrica). En pocos días Argentina se medirá con Corea del Sur, como en México 86.”

Digamos que elijo no reventar; entonces, ¿qué debo creer? ¿Que las coincidencias implicaban, o implican, un triunfo argentino? Los hechos demuestran lo contrario. Sin embargo, las coincidencias nos encantan y nos confunden. Confundieron a Paul Auster en su libro (maravillosamente escrito, eso sí) El Cuaderno Rojo y a Carl Jung, que inventó un concepto esotérico llamado “sincronicidad”.

Lo cierto es que en un mundo rico en opciones las coincidencias están dadas a ocurrir; la coincidencia más grande sería que no existieran. Si uno toma los miles y miles de atributos asociados a Messi y Maradona, siempre se puede encontrar un puñado que sean coincidentes. Pero eso no quiere decir que signifiquen algo.

Sin embargo tendemos a atribuirles significado. La razón es que estamos programados evolutivamente a pensar que las coincidencias resultan de una causa que no vemos. Por un lado, lo improbable ocurre todo el tiempo (alguien se gana la lotería, a alguien le cae popó de paloma en la cabeza). Por otro lado, ciertos hechos improbables son significativos. Y a veces los confundimos y cometemos dos tipos de errores. Los estadísticos le llaman errores tipo 1 y tipo 2.

Un error tipo 1 es atribuir significado de causa-efecto a algo que ocurre por mero accidente estadístico. Ejemplo: las coincidencias Messi-Maradona. Un error tipo 2 es atribuirle al azar algo que tiene una causa. Ejemplo: te das cuenta de que te robaron la billetera en el subte y, en ese mismo momento, ves salir del vagón a alguien con la misma billetera en la mano. Pensás que es una coincidencia cuando en realidad era tu billetera. El costo de un error tipo 2 puede ser mayor que el del tipo 1 y, de algún modo, yo diría, nos estamos protegiendo al pensar que las coincidencias significan algo.

Con todo, somos varios los que creemos que Argentina va a ganar el mundial. ¿Qué coincidencia no?


Vía » Alberto Rojo — Desmitificador