El sol en Géminis — El sol en Cáncer

El sol en Géminis — El sol en Cáncer
El sol en Géminis — El sol en Cáncer

Géminis es el primer signo de aire. Su regente es Mercurio

Los signos de aire viven en el mundo abstracto de las ideas y de los pensamientos, los cuales son para ellos tan reales como cualquier objeto físico. Creen que lo que piensan es realidad. Se destaca por una mente ágil y por su afán de comunicación. El pensamiento, la palabra, hablada, escrita y escuchada, son esenciales para él.

El contacto con las personas es fundamental. Gusta de expresarse con elocuencia y mantener una conversación interesante y viva. Se desenvuelve fácilmente en público. Le resulta fácil absorber todo tipo de información y reflexionar sobre ella, aunque tiende a la superficialidad. Investiga sin profundizar y se convierte en un especialista en generalidades. Posee una enorme capacidad de adaptación, cercana al mimetismo.

Géminis posee el don del mimbre. Sin conflictos de ego toma la forma del otro y cuando ese otro desaparece, vuelve a su forma original. Posee gran flexibilidad física y de personalidad. Sufre el peligro de la dispersión. Una vida monótona, carente de diversidad, le pone de mal humor. Donde está ubicado Géminis en nuestra Carta, puede expresarse la dualidad la polaridad.

Los gemelos, el varón y la mujer. El andrógino. También el comercio, los viajes cortos, Es el discípulo, el aprendiz, el alumno. Su método es el de ensayo -error. No hace planes para el futuro. Son geminianos el juego, el aprendizaje permanente, También la danza. Donde está Géminis en nuestra Carta, podemos parecer más juveniles, en personalidad o apariencia. Recordemos a Mercurio, el dios adolescente. Géminis florece cuando se aquieta.

Sol en Cáncer

Cáncer es el primer signo de agua y está regido por la Luna. Los signos de agua se interrelaciones a través de las e mociones y los sentimientos. Cáncer tiene que ver gestación, el mantenimiento y el crecimiento de la vida. La imagen de la madre y la familia son, generalmente, de mucho peso.

Se refugia en el pasado porque las situaciones nuevas, lo impredecible, le producen angustia. La madre puede generar la vida, pero, si no está presente el equilibrio, se producirá sobre protección o posesividad, si existe contradicción, se hacen presentes la desprotección y el abandono.

En situaciones inesperadas o novedosas, forma un huevo psicológico con los suyos, los familiares, los amigos que merezcan su confianza (los que logren traspasar su tupido filtro de admisión).

Experimenta su propia fuerza nutriendo a los demás en todas sus formas, mediante su gran sensibilidad. Su grado de vitalidad y energía creativa dependen de los cambios de humor, y estos cambian como lo hace la Luna en el cielo. Es leal, delicado, sentimental y tiende a aferrarse a todo lo querido, sea un persona, un lugar conocido o y un objeto apreciado. Tiene mucha empatía para con las necesidades de los demás. Necesita ser necesitado. Sus sentimientos y experiencias personales dominan sus opiniones, más que la razón, la lógica o los principios abstractos. Son muy buenos actores.

Como el cangrejo, a veces construyen su propio caparazón para proteger su corazón sensible y delicado. Es buen consejero y muy protector.


Vía » eltribuno.info