Nuevo cambio de rumbo – Eclipse solar en Cáncer

Eclipse solar en Cáncer
La energía de este eclipse marca un cierre de ciclo y una nueva etapa con respecto a otro eclipse ocurrido el 1 de julio del año 2000

Este martes 2 de julio un eclipse total de Sol que ocurrirá a 10 grados de Cáncer, trae un cierre de ciclo que implica un cambio de rumbo para aquellas naciones que reciben un impacto cercano de la influencia de este momento cósmico.

Eclipse solar en Cáncer 2019

Los eclipses como fenómenos astrológicos, están acoplados a la influencia de los nodos lunares, puntos de energía que en una carta astral indican el karma (lo que arrastramos del pasado y debemos corregir) y la misión de vida, el aprendizaje que venimos a realizar en este mundo.

Los eclipses están agrupados en series que se repiten cada 18 a 19 años, aproximadamente, y ellos representan ciclos que en nuestras vidas están marcados por el destino, y eso lo podemos corroborar tanto en lo individual como en lo colectivo.

Por ejemplo, este eclipse del 2 de julio, marcará influencia en la carta astrológica de la revolución cubana, cuyo Sol de su carta astral está a 10 grados de Capricornio (signo opuesto a Cáncer); en el Sol de Venezuela, a 12 grados de Cáncer, y en el Sol de Estados Unidos, a 13 grados de Cáncer.

La energía de este eclipse marca un cierre de ciclo y una nueva etapa con respecto a otro eclipse ocurrido el 1 de julio del año 2000, que también se produjo a los 10 grados de Cáncer.

Aquel eclipse trajo cambios importantes en Venezuela

Que luego del 1 de julio del 2000 vivió el nacimiento de una nueva etapa institucional con la plena vigencia de la nueva constitución aprobada en referéndum en diciembre de 1999, y que quedó activada luego de la elección del 30 de julio del 2000, que marcó el inicio de períodos constitucionales de 6 años, bajo los parámetros de la nueva carta magna.

En aquel tiempo, realizamos un evento astrológico (Albanela Ravelo y quien esto escribe), titulado “Venezuela cambia de rumbo”, donde analizamos los alcances de aquel eclipse canceriano.

Señalamos en ese evento realizado el mismo día de aquel eclipse (1 de julio 2000), que el mismo ocurriría en conjunción con Marte, asociado a las energías militares. Y como ya pudimos ver, a partir de esa influencia, nuestro país ha vivido una marcada etapa militarista.

Este eclipse que marcó en Venezuela el cambio político, produjo en paralelo un efecto en la carta astral del régimen de Cuba, el cual fue incrementando su influencia política y militar en nuestro país.

En Estados Unidos, pocos meses después del eclipse

Los demócratas perdieron el poder a manos de los republicanos, con el triunfo en una reñida y cuestionada elección, de George W. Bush, de signo Cáncer, nacido un 6 de julio, a quien poco tiempo después le tocó vivir el atentado terrorista a las Torres Gemelas.

Asimismo, su gobierno le declaró la guerra a Iraq, que trajo el derrocamiento y la posterior ejecución del dictador Sadam Hussein.

Colombia, país canceriano

Y que contaba con un sistema bipartidista al igual que Venezuela, vivió después de ese eclipse, el derrumbe de sus dos grandes partidos: el Liberal y el Conservador.

Alvaro Uribe Vélez, canceriano, nacido un 4 de julio, recibió la influencia de este eclipse y después llegó a la presidencia con una nueva organización política que desplazó a los partidos tradicionales.

El eclipse que ocurrirá el próximo 2 de julio

En el punto exacto donde ocurrió el del año 2000 (10 grados de Cáncer), representa un cierre de ciclo iniciado hace 19 años, y en el contexto actual que vive Venezuela, es posible que la influencia de este ocultamiento solar en Cuba, guarde relación con la transición política que vive nuestro país actualmente.

La “oposición” (término astrológico) del eclipse de Sol desde Cáncer al Sol de Cuba en Capricornio, es indicativo de que el régimen cubano vivirá una etapa de profunda reestructuración en su centro de poder o cúpula dirigente, y está cerrando un ciclo iniciado en el año 2000, justamente cuando en Venezuela se reafirmó institucionalmente el período chavista.

A su vez, Venezuela estará profundizando su proceso de transición política, y si en el 2000 hubo un cambio de rumbo, ahora es tiempo de un nuevo cambio de rumbo. En estos tiempos, en que EEUU se ha mostrado tan cercano al proceso venezolano, es de suponer que la influencia que sobre este país tendrá el eclipse, nos trae de alguna manera, sucesos en común con este país, al igual que con Colombia. Estemos atentos.


Pedro González Silva