Desbloquea tu camino para oportunidad de aciertos

Desbloquea tu camino para oportunidad de aciertos

Desbloquea tu camino dando una oportunidad a los aciertos. Cambiemos nuestros lentes negativos por los positivos. Existen cosas que hacemos que bloquean el camino en la vida veamos cuáles son y cómo sustituirlos.

Desbloquea tu camino dando una oportunidad a los aciertos

Deja de pretender ser otra persona, no desees ser alguien diferente. Acéptate tal cual eres, destaca tus cualidades y mírate cada día al espejo y di “soy lo mejor que tengo y puedo ser”.

Uno de los grandes retos en la vida es ser uno mismo en un mundo donde ser igual es lo esperado. Siempre habrá alguien más listo, más guapo, más joven pero nunca serán tú. Apreciate como un ser único e irrepetible.

Evita seguir viviendo en el pasado, no puedes empezar un nuevo capítulo en tu vida si sigues leyendo y recontando los capítulos antiguos.

Suelta los rencores hacia los demás, perdona y progresa

No permites a tu corazón vivir con odio. Perdonar no significa decirle al otro “lo que me hiciste está bien”, es pensar “no voy a permitir que su actuar arruine mi felicidad”.

Selecciona amistades que brinden felicidad y no que resten. No inviertas tiempo en compañías inadecuadas. La vida es muy corta para pasarla con personas que no te desean el bien. No tienes que esforzarte tanto para ser querido.

Las personas que valen la pena

Son las que están ahí sobre todo en los malos momentos, cualquiera estará en los buenos momentos. Desiste enfocarte en lo que no quieres que suceda, pon tu atención en lo que sí deseas que acontezca en tu vida.

Suelta la razón, tu razón y mi razón = tu opinión y mi opinión. Respeta la existencia de opiniones diferentes a la tuya. Querer tener la razón es imposible pues es desear que el otro no tenga opinión. Levántate cada mañana pensando que algo maravilloso sucederá, y si pones atención verás que así es.

Lo importante no es lo que está al final del viaje..

Los grandes sueños pueden traer grandes recompensas, pero no hay recompensa más grande que el viaje en sí. Del mismo modo que no hay recompensa sin viaje, no hay viaje sin recompensa..

Dra. Blanca Almeida