Consecuencias del desamor en nuestro cuerpo

Consecuencias del desamor en nuestro cuerpo
Consecuencias del desamor en nuestro cuerpo

El amor vacío, el amor propio, el amor mal correspondido, son unas de las cosas que por la regular pasamos cuando la persona que nos trae todos enamorados o enamoradas, no nos corresponde igual o no siente lo mismo.

Consecuencias del desamor en nuestro cuerpo

La psicología dice que el amor es entre todas una de las emociones la más humana y la más compleja, la que más canciones y películas ha suscitado, pero, también es la que más nos cuesta comprender e interpretar. El poder de la mente siempre será el que nos mueva o nos haga hacer cualquier acción.

Cuando el amor no es correspondido suelen llegar los problemas, sensaciones dolorosas, difíciles de interpretar así como expresar, el no sentirse querido por la otra persona, suele hacer que lleguen bloqueos a la mente y se vivan sensaciones complicadas.

Debemos analizar, lo que queremos, deseamos y nos hace bien, para descartar lo que nos destruye, tomar las cosas con claridad y reconocer que el mundo esta lleno de posibilidades y que si el o ella no son los indicados ya vendrá quien si nos de lo que deseamos.

Nuestro cuerpo percibe todo lo que pensamos y analizamos

Crea sensaciones positivas o negativas de acuerdo los pensamientamos que se tengan, en este caso el desamor crea exageración sobre diversos caso que trae consecuencia trastornos de ansiedad donde el cuerpo se bloquea.

Por otro lado los celos terminan siendo la detonación sobre la intranquilidad humana, falta de confianza y provoca baja autoestima en cada ser. De igual manera el querer manipular al otro desgasta, cuando lloras, te enojas y dices algo que tendrá efecto negativo para la otra persona desgasta, genera un circulo vicioso hasta el ambiente de tu vida. Además se puede llegar a presentar obsesión la cual altera el sistema nervioso y provoca alteraciones mentales.

Por ello es importante reconocer quienes somos y hasta donde deseamos llegar para el bienestar propio, cuando tienes pareja y los actos así como sentimientos son recíprocos genera buenas emociones, pero cuando detectas que no te quieren y el amor no es mutuo es momento de partir y cultivar ese amor propio que todos tenemos para crear un vinculo de bienestar y equilibrio emocional.

El amor posee muchos sufrimientos

Uno de ellos es cuando amamos excesivamente a alguien que no está a la par con nuestros sentimientos.

Muchas de estas son difíciles de detectar, debido a que tenemos la creencia de que ciertos comportamientos o actitudes que tienen hacia nosotros es porque realmente nos aman o nos quieren o viceversa. Debemos aprender a detectar que nos construye y que nos destruye. Así podremos tener una relación más sana.

Estas son las formas que la psicología dice que puedes presentar al momento de amar a alguien

Posesivo o posesiva

Es la necesidad de tratar de tener control sobre el otro, este tipo de personas siempre están preguntándote, que haces, que hiciste o que harás. Siempre vivirá preocupándose por tu vida, se podría confundir con celos, pero no es así, aquí es más la necesidad de saber tu cronograma de actividades. Ser el centro de tu vida es su objetivo.

Celotipia (celos)

Este tipo de comportamientos termina destruyendo cualquier relación de pareja. Es muy común en hombre, pero hoy en día las mujeres lo han hecho parte de su vida también y pueden ser más peligrosa que ellos.

Estas personas pierden el control de muchas situaciones al momento de tener ese sentir de molesta o enojo debido a su paranoia (pensar cosas que existen). Cualquier acto que pueda dar referencia a infidelidad aparecerá esta conducta.

La ansiedad y fatalismo

La exageración y el drama son su principal arma para demostrar su ansiedad, no se tratará de una escena sin justificación si no de que hará el berrinche de su vida por tan solo una pequeñez, pueden ser capaz de hacer cualquier cosa para permanecer en la relación o bien si es que ellos o ellas son los que deseen terminar lo harán de la peor manera. Si una persona te pregunta constantemente si lo amas de verdad, debes tener cuidado.

Manipulación

El objetivo de estas personas es controlar de manera suave y sutil mediante las emociones, con la finalidad será poderte manejar y te tengas algún sentimiento ante situación que acontece en el momento.

El molestarse, llorar y decir que hará algo contra ella o el mismo después de una pelea, son las conductas de un manipulador o bien hacer uso de la psicología inversa, te dirá “hazlo” con la finalidad que no lo hagas.

Obsesión

Esta es una de las peores actitudes o comportamiento de una persona dentro de la relación. Cuando pierden el control del amor que te tienen, se puede decir que está obsesionado. Dentro de esta entra la manipulación, la celotipia, fatalismo y una alta posesividad.

E incluso pueden presentar también mitomanía (manera incontrolable de mentir para obtener lo que quieren).

Envidia intensa

Podría parecer mentira o incluso algo absurdo y fuera de lugar al decir esto, pero incluso en las mejores parejas la envidia puede aparecer. Esto se vuelve enfermedad cuando la pareja se ve afectado por tus triunfos ya sea personales o laborales.

Es normal que siempre habrá una competencia sana sin pasar los límites, pero molestarte o querer interferir en las metas de la otra persona no es sano.

Debemos tener en cuenta que la falta del control propio y la inseguridad que podemos llegar a manejar podrán ser los causantes de muchos padecimientos a lo largo de nuestra vida, por ello es sano detenerte un momento en el camino y analizar que estás haciendo y a donde te lleva todo eso. Buscar un balance sano para ti y para tu pareja.


enpareja.com