Select Page

Sol en Libra, despierta nuestro otoño interno

Sol en Libra, despierta nuestro otoño interno

El viernes 22 de septiembre, (20:01 hora universal) entra el Sol a Libra, y comienza un ciclo muy especial, cargado de fuertes e intensas energías esotéricas y espirituales, que marcan la segunda mitad del año astrológico y la llegada del equinoccio de otoño.

Así como el equinoccio de primavera (entrada del Sol en Aries) marca el inicio del año nuevo astrológico, el equinoccio de otoño (ingreso del astro rey a Libra) indica que entramos en la segunda mitad del año astral.

El Otoño

La primavera (que ocurre aproximadamente el 21 de marzo) representa la fuerza del ego, de la individualidad, mientras que el otoño nos trae el declive del “yo”, y el momento es propicio para ceder parte de nuestras personalidades en función de relacionarnos armónicamente con otras personas.

Algunos pensarán que el otoño en esta fecha es en la latitud norte, mientras que en el sur se produce la primavera; esto es cierto desde el punto de vista climático, pero aquí se trata de las energías internas que se mueven en cada ser humano, y para todos, estemos en el norte o en el sur, se despierta nuestro “otoño interno”, que es el declive del ego.

El Sol en Libra

Pierde sus cualidades esenciales y se coloca en una posición que astrológicamente se llama “caída”, y que indica que el ego, el centro de nosotros mismos, se debilita en este tiempo, para dar paso a que los demás sean el foco de atención para nosotros, que sintamos en carne propia el hecho de que sólo interactuando con otras personas, podemos realizarnos plenamente como seres humanos.

La fecha de Libra es un tiempo iniciático

Es un ciclo donde los que siguen el camino espiritual hacen rituales para alcanzar grados más elevados de Maestría; es un tiempo donde se activa el chakra “anahata”, el punto energético que está a la altura del corazón y que se asocia al timo, glándula y punto energético que influye en nuestro sistema inmunológico.

Esta glándula recibe la influencia de Venus, planeta que rige a Libra, y que entre sus cualidades está gobernar los sentimientos, irradiar armonía y paz.

Hablemos un poco de las cualidades de este planeta, cuyo volumen es semejante al de la Tierra y su interior se mantiene oculto bajo la capa gaseosa que lo cubre.

Venus

Los movimientos de este astro son lentos, pausados, constantes y armónicos, como si danzara al ritmo de una música compuesta especialmente para él. Esto se debe a que su período de rotación es muy largo: iguala prácticamente a su movimiento de traslación alrededor del Sol.

Estas características físicas y orbitales encajan perfectamente con la descripción astrológica de Venus, que se asocia a la belleza, la armonía y el equilibrio.

Venus es el planeta del amor y siempre se le ha considerado benéfico, porque todos sus atributos resultan agradables para el ser humano.

Con la entrada del Sol a Libra podemos atraer las energías de Venus, a través de materiales que guardan sintonía con este planeta, como son el cobre y el cuarzo rosado.

En esta ocasión el Sol entra a Libra un viernes, y justamente este es el día de Venus, por lo que la energía estará muy propicia para la plena manifestación de las cualidades de este astro.

Ritual Mágico con Venus

Podemos limpiar el cuarzo rosado y una prenda de cobre, con agua y jabón azul, y luego con más agua y una gotita de miel. Luego puedes poner las prendas al Sol a la hora en que está entrando a Libra, y después llévalos contigo a donde vayas, para que irradies simpatía, armonía y amor.


Pedro González Silva