Personas Violeta – Los Conquistadores de la Nueva Era

Personas Violeta – Los Conquistadores de la Nueva Era

Los índigo, violeta y los cristal son personas con gran poder personal; son seres humanos comunes y corrientes pero con habilidades más desarrolladas que les facilita liderar y mostrarnos el camino, los innovadores de todas las áreas son personas que tienen una conciencia más expandida, comprenden e interpretan la realidad desde una perspectiva más amplia que les ayuda a ver cosas que otros no ven, es decir en su ramo, son visionarios.

No son todólogos, al contrario sus habilidades aunque pueden ser más de una, son muy marcadas, pero su gran inteligencia, voluntad y fuerza les motiva para realizar múltiples tareas y aprender cosas nuevas.

Las personas violeta

En el caso de los violeta, su desequilibrio se centra en el ego que desarrollan.

Generalmente son personas enérgicas, atrevidas y temerarias, desde niños rompen paradigmas por lo que sus historias de vida suelen estar llenas de desafíos, rupturas y cambios profundos, son como el ave fénix que renace de entre las cenizas y a partir de ahí crean casi de la nada grandes proyectos y empresas en las que en su mayoría forman redes obviamente con otros violeta al otro lado del mundo.

Son los conquistadores y exploradores de la nueva era

Forman una imagen y concepto alrededor de sí mismos, se convierten en un ícono y un referente para el sector de su especialización.

Por ello crean un ego muy arraigado que se convierte en la mayor trampa de esta vibración y en su mayor desafío, porque cuando su alma los llame para continuar evolucionando (dentro de la misma encarnación), quienes acuden al llamado rompen con la auto imagen que formaron, su ego cede ante una llamada de humildad y desapego dejando atrás lo que crearon.

¿Recuerdas a Cat Stevens? ¿Richard Gere? ¿Ghandi? ¿Krishnamurti? Ellos dieron ese paso. Definir quienes no lo han dado es un juicio arriesgado puesto que desde la perspectiva del ego todo resulta confuso y desde una perspectiva más alta no hay necesidad de definir ese tema.

Para el torbellino de energía que son los violeta, los índigo y los cristal resultan un remanso de paz, son quienes les recuerdan lo más importante de la vida, ellos los equilibran y les ayudan a recuperar su centro sin dejar el poder que adquirieron al paso del tiempo.

El violeta domina al índigo y el índigo le da tranquilidad al violeta

Pero el cristal es quien domina tanto al índigo como al violeta puesto que su poder personal está enfocado e inspirado en la paz así que su perspectiva es más sabia, calma los ánimos del violeta y enfoca y motiva al índigo.

Tal como lo describen Dolores Cannon y Doreen Virtue, existen almas provenientes de múltiples dimensiones y universos y es una clasificación interesantísima y muy esclarecedora; para comprender mejor e integrar el conocimiento se puede decir que independientemente del lugar de dónde proceda el alma, cuando encarna en la tierra, el alma se expresa con una vibración y esa vibración adquiere un color.

De tal manera que el alma de un ángel podría ser cristal, el alma de un hada podría ser violeta todo depende del aprendizaje que esa alma haya adquirido y su propósito en dicha encarnación.

​Finalmente el autoconocimiento puede ser en distintos niveles y una persona que se conoce y comprende desde este nivel experimenta una tranquilidad inmensa porque entiende que en su diferencia radica su poder y su sentido de vida.

No me mal interpretes, yo creo firmemente que todos somos igualmente bellos, poderosos e inmensos, sólo debemos expresar el don que Dios tiene planeado para cada uno de nosotros para este momento y este lugar.

En el mundo el don parece ser diferente, pero al provenir de la misma fuente cuando lo expresas te unes no sólo a tu fuente sino a todos como uno solo; es en esa Unidad en la que ya no hay diferencia.

Relacionado

Adulto índigo — Características


Caanly Hernández Galán