Mercurio avanza sobre Plutón — Lo que no sirve, se bota

Mercurio avanza sobre Plutón — Lo que no sirve, se bota
Mercurio avanza sobre Plutón — Lo que no sirve, se bota

Este lunes 25 de enero, Mercurio que estuvo tres semanas retrocediendo, vuelve a avanzar, lo que favorecerá una mejor comunicación entre las personas, y será más adecuado para realizar transacciones comerciales, compra de inmuebles y vehículos, firma de contratos y otro tipo de acuerdos.

El retroceso de Mercurio en Capricornio pudo haber sido bueno para aplicar reestructuraciones a todo aquello que ya cumplió su función y necesitaba renovarse, ahora es momento de aplicar las nuevas estructuras que hemos de diseñar. En su última fase de retroceso, Mercurio pasó sobre Plutón en Capricornio, acentuando el efecto reestructurador, y ahora vuelve a avanzar prácticamente encima de ese planeta, y se cruzará de nuevo con él, el próximo 30 de enero.

Los efectos que se estarán sintiendo con Mercurio volviendo a avanzar en conjunción con Plutón, indican la posibilidad de llegar al fondo de lo que está más oculto; en retroceso ese proceso se fue dando, y ahora en avance, será mucho lo que salga a flote y provoque conmoción. Será un tiempo de revisión implacable de los andamiajes legales, y vendrán en este sentido, reformas a fondo; las nuevas leyes no responderán tanto a principios o ideales, sino más bien a metas de funcionamiento, a soluciones prácticas.

Dicho de manera drástica, de acuerdo a la energía de Plutón: lo que no sirve, se bota

Esa será la tónica de este astro en Capricornio junto a Mercurio, donde no importarán sentimentalismos, apegos o modelos mentales, sino el más puro sentido práctico: sólo lo que es útil y eficiente, sobrevivirá. Plutón rige además, el área petrolera; en Sagitario, la tendencia fue expansiva en materia de precios, en cambio ahora, como estamos viendo, es restrictiva y eso estará así por un buen tiempo, por lo menos hasta finales de 2023.

Es un momento favorable para reforzar nuestra disciplina mental, a fin de aplicar de forma ordenada y práctica, nuestras ideas. Nos favorece investigar, conocer las cosas a profundidad, y desechar argumentos superficiales. No es tiempo de retórica, es tiempo de palabras breves y concretas, y de acciones prácticas. Es un tiempo en el cual hay que tener paciencia, orden, estrategia y perseverancia para obtener resultados; no hay soluciones mágicas… Dios premiará la constancia.


Autor: Pedro González Silva | Termómetro Zodiacal