Lecciones sobre finanzas de Robert Kiyosaki en plena pandemia

Padre rico, padre pobre
Mientras los australianos lidian con la recesión económica provocada por la crisis del COVID-19, Kiyosaki compartió sus consejos con aquellos que quieren superar la recesión.

El primer teléfono inteligente que se inventó fue el iPhone, el cual se lanzó a mediados de 2007. Básicamente, es una pequeña supercomputadora que cabe dentro del bolsillo. Se han vendido más de 700 millones de iPhones, pero entre sus usuarios, solo unos pocos son ricos.

Robert Kiyosaki — Padre rico, padre pobre

Según el autor estadounidense del libro “Padre rico, padre pobre” y experto en finanzas personales Robert Kiyosaki, existe una explicación al por qué algunas personas son ricas y otras no.

Mientras los australianos lidian con la recesión económica provocada por la crisis del COVID-19, Kiyosaki compartió sus consejos con aquellos que quieren superar la recesión.

No es lo que tienes, es cómo lo usas

Si bien 700 millones de personas han tenido o poseen un iPhone, lo que distingue a las personas altamente exitosas es cómo lo usan, dijo en el episodio de esta mañana de Yahoo Finance Breakfast Club: Live Online.

“El iPhone tiene tanto poder como tenga la persona”, dijo. “Esta es la herramienta más poderosa de los empresarios”.

Sin embargo, esta lección se puede aplicar a todos los activos.

Las personas que buscan construir riqueza o simplemente recuperarse de la pandemia del coronavirus, deben ser tan ingeniosas como sus habilidades les permitan, aconsejó el empresario.

“Si no usas tu cerebro y tu corazón, esas herramientas no servirán de nada”.

Salta del barco si es necesario

Si tu negocio se ha visto afectado por la pandemia del coronavirus, el universo te está enviando un mensaje contundente: debes pensar en un plan B.

“Si la pandemia te ha sorprendido y ha afectado tu negocio, podría ser el final del juego para tu empresa tal como la conoces”, dijo. “En este momento, no querría estar en el sector del inmobiliario comercial de edificios de oficinas y tiendas minoristas.

“Quizá sea hora de cambiar el modelo de negocio”.

Está en tus manos

Quienes quieran cambiar su suerte tendrán que mantenerse informados de forma proactiva. “Será mejor que sepas distinguir la educación financiera real de la falsa”, dijo, a la vez que calificó la sabiduría financiera convencional como “un consejo horrible”.

“Ya sabes, la idea clásica de ir a la escuela, conseguir un trabajo, ahorrar y saldar las deudas, pasar de una casa a otra como activo e invertir a largo plazo en tu jubilación es un consejo horrible que nunca seguiría”.

En cambio, las personas inteligentes deberían dominar dos cosas: la deuda y los impuestos, y cómo usar su deuda para crear riqueza.

Después de todo, es lo que hacen los “agentes inmobiliarios” como él mismo y el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, dijo Kiyosaki.

El autor de superventas conoce a Trump desde hace casi dos décadas y ambos son coautores de libros sobre finanzas personales y creación de riqueza, así como fieles defensores de la inversión inmobiliaria.

La educación no garantiza la riqueza

El libro más vendido de Kiyosaki, “Padre rico, padre pobre”, detalla las lecciones que aprendió de los dos “padres” que tuvo: su padre y el de su mejor amigo. Su padre era un académico con una gran educación y una increíble figura paterna, pero no era un hombre de negocios, dijo Kiyosaki.

“Mi padre pobre se escondió detrás de sus diplomas. Tenía varios títulos, estaba realmente orgulloso de ellos. En Estados Unidos, le llaman a eso piel de oveja”, dijo.

En cambio, su padre rico no tenía título universitario, pero tenía un buen estado financiero, dijo.

“Cuando vas a un banco, el banco nunca me pide mi informe escolar, solo quiere ver mi estado financiero”.

Los errores hacen dinero

Las personas que no temen al fracaso también poseen otra cualidad única, dijo Kiyosaki. “La persona promedio que fue a la escuela y obtuvo buenas calificaciones tiene miedo de cometer errores”, dijo.

Basándose en sí mismo como ejemplo, comentó: “Soy el fracaso personificado más grande que puedas conocer. Cometí errores, perdí negocios, he estado sin hogar, pero he seguido adelante porque eso es lo que hacen los empresarios”.

En la escuela, se castigan los errores, pero el mundo real no funciona así, dijo Kiyosaki.

“Las personas que más errores cometen son ricas”, dijo, señalando a Thomas Edison, quien cometió 1 014 intentos fallidos antes de que su bombilla eléctrica funcionara.

“Mira a Walt Disney, se equivocó muchas veces. También está Steve Jobs. No terminó la escuela, fue expulsado de Apple, pero siguió intentándolo. En cambio, la persona promedio quiere esa seguridad laboral absurda y nunca será rica si quiere tener un empleo y un sueldo seguro”.

@ Yahoo!