¿Tus hijos podrían parecerse a tu ex?

¿Tus hijos podrían parecerse a tu ex?

La verdad es que ex, se dice fácil, pero a veces con solo nombrarlo se siente como la saliva pasa lentamente por la garganta. Y es que decir adiós cuesta, sobre todo, si la relación se volvió tóxica y hay muchas razones por las que no quieres volver a verlo, aunque aún sientas lo mismo. Bueno, volverás a ver a tu ex, la ciencia dice que tus hijos podrían parecerse a él.

Tus hijos podrían parecerse a tu ex, lo dice la ciencia

¿Alguna vez habías escuchado sobre la telegonía? Se trata de una teoría científica, que explica la transmisión de herencia entre un macho y una hembra. Es decir, la posibilidad de que cuando la hembra tenga crías sus hijos adquieran las características del macho con el que se estuvo anteriormente.

¨Admitir tal efecto, equivale a suponer la posibilidad de la influencia de un primer padre a través del tiempo y del espacio, sobre los descendientes posteriores y de distinta paternidad; y esto sería la llamada impregnación o telegonia, según. la cual, el feto da a la madre la constitución de su padre y que ella recoge para comunicar a su vez, esta constitución al feto nacido de un padre diferente (Rabaud)¨.

De acuerdo al biólogo alemán August Weissman en 1888, aseguró que un espermatozoide logra entrar al útero, impregnaba los óvulos inmaduros y después el organismo de la mujer los absorbía. Por ello, cuando tienes relaciones con una nueva pareja, el código genético almacenado es el culpable que el bebé tenga parecido con el ex.

No obstante, fue hasta 20 años después que se llevó a cabo la primera prueba. La cual se documentó por la Royal Society de Londres, Conde Morton demostró que dos crías de caballos árabes tenías características de la pareja antigua de la yegua.

De hecho, Aristóteles sostenía que cualquier hombre anterior con el que se haya tenido intimidad podría influenciar en los rasgos de los hijos.
De hecho, Aristóteles sostenía que cualquier hombre anterior con el que se haya tenido intimidad podría influenciar en los rasgos de los hijos.

Por fortuna, hasta el momento sigue siendo una teoría. Con excepción de un estudio realizado por Ecolology Letter, en el 2014. En el que se hizo la prueba en moscas y se descubrió que los ¨hijos¨, de estas tenían el mismo tamaño que la pareja anterior.

¨Trataríase en pocas palabras: de una herencia indirecta o herencia de influencia, concepto que pugna con los principios de la genética, puesto que, como dice Rabaud. la herencia es un hecho de continuidad y de similitud, entre dos individuos, el uno descendiente del otro¨

Alberto Peralta

Karen Villaseñor

Decálogo de lo que no debemos hacer con nuestros hijos