Emociones que dañan la salud de nuestros hijos

El ritmo acelerado de la vida, las demandas laborales y los problemas familiares propician que los padres no perciban que sus hijos están sufriendo una emoción que puede dañar su salud: el estrés. Sin embargo, ¿cómo se manifiesta en ellos y cuáles son los factores que los detonan?

Esta situación se manifiesta en diversas formas. Algunas de las causas de estrés en los niños son las siguientes:

  1. “No se siente amado por sus padres”. Esto sucede cuándo los padres no se preparan para este “papel”, ya que no le brindan al niño las señales adecuadas de afecto.
  2. Amor acondicionado. ¿Si no te portas bien no te quiero?
  3. Sobreprotección. Empieza a desconfiar de su capacidad y desarrolla un sentimiento de miedo, ansiedad.
  4. Cuando pierden a un ser querido. Mentir sobre lo que pasa le deja al niño una sensación de confusión y por consiguiente de ansiedad. Ya que desde su inconsciente busca encontrar una respuesta.
  5. Ver pelear frecuentemente a los padres. El infante poco sabe de problemas económicos o diferencias en carácter, lo único que piensa es que la discusión inicio por su culpa.
  6. Primer día de clases. Tienen que enfrentar una separación, además al conocer gente nueva. Estos genera angustia.

El experto señala que los padres pueden mitigas esta emoción, aunque no la pueden eliminar ya que es parte de la vida. Una opción para suavizar el estrés es anticiparse al momento: preparar poco a poco al hijo para el nuevo cambio.

“Nadie nace sabiendo ser padre”, pero sí se puede aprender, así lo indica Flores. Escucha y sobre todo observa a tu hijo, él es tu mejor logro.


Fuente: Bienestar y Salud 180