Esto tendrá consecuencias de largo alcance para nosotros como individuos y para nuestro planeta entero. Continúa leyendo para comprender lo que esto significa, por qué debemos estar atentos y lo que nosotros, como agentes divinos de cambio, podemos hacer para marcar la diferencia. A medida que leas, también aprenderás sobre las semillas de esperanza que se plantarán en el 2017 y lo que significan para ti.

Antecedentes – Crisis de Confianza

En primer lugar, algunos antecedentes sobre la crisis de confianza que enfrentamos. Esta energía de desconfianza es más primordial que evolutiva, derivada del condicionamiento de la humanidad basado en el miedo. En otras palabras, es muy antigua y más tribal que inclusiva. El tribalismo ha estado con nosotros a lo largo de los siglos, pero en las últimas décadas, desde 1990, la mentalidad tribalista de “nosotros y ellos” ha resurgido fuertemente.

  • Ejemplos: Brexit, las elecciones estadounidenses de 2016, la violencia en Oriente Medio impulsada por antiguas estructuras tribales, el Islam extremista que refleja una mentalidad tribal que involucra el orgullo de los guerreros y el jihadismo alimentado por el odio, las prácticas empresariales corruptas incluyendo sobornos y una tendencia general de las superpotencias a creer que su papel es facilitar el cambio de régimen en otros países.

Independientemente de cómo se manifieste el tribalismo, éste representa una amenaza para un mundo pacífico y amoroso. Una mentalidad tribal ve todo en blanco y negro, con poco sentido de pertenencia. Cualquier persona fuera del grupo es sospechosa, no es digno de confianza, y representa una amenaza. Construir confianza y cooperación entre los grupos tribales es dolorosamente difícil. Mientras tanto, la desconfianza alimenta la división y hace que las personas se sientan aún más separadas unas de otras.

Desconfianza y División

La desconfianza es una respuesta aprendida basada en el miedo. La gente aprende a desconfiar de otros que no se parecen a ellos, no piensan como ellos, o no practican la misma religión. Muchas veces, esta desconfianza está en el ADN ancestral, procedente de experiencias de generaciones por cientos de años.

  • Por ejemplo: Cuando hago sesiones intuitivas de curación personal para alguien que está tratando de lidiar con la discriminación, a menudo intuitivamente veo patrones que aparecen en el campo energético alrededor del ADN. A continuación, podemos rastrear cosas tiempo atrás, cuando los antepasados ​​de la persona se vieron afectados por la intolerancia religiosa, la discriminación de clases o el racismo. Ser capaz de ver de dónde proviene y sanarlo a nivel genético para los antepasados, ​​es un poderoso antídoto para las actuales luchas personales contra la discriminación.

Cambio acerca de qué y en quién confiamos

A medida que nuestra sociedad se ha vuelto más polarizada y la vida cotidiana más incierta, ha habido un cambio acerca de qué y en quién confiamos. En el siglo pasado, por ejemplo, era más común depositar nuestra confianza en instituciones como los gobiernos, los bancos, el sistema de salud y los foros internacionales.

Hoy en dia, con la disminución de la confianza y las nuevas tecnologías disponibles, es más probable que nos apoyemos en otras personas fuera del sistema, incluso en extraños.

  • Ejemplos: muchos usan tecnologías como Lyft y Uber para paseos, Airbnb para hoteles, WebMD y aplicaciones de Mayo Clinic y sitios web para evaluaciones de salud y aplicaciones móviles para lecturas de presión arterial y de frecuencia cardíaca.

Tener una gama cada vez mayor de herramientas de vida que están fuera de lo común, tiene beneficios ilimitados y puede ayudarnos a hacernos cargo de las cosas que solíamos delegar a otros.

Un bono: como consumidores educados, recuperamos nuestro poder y nos involucramos más activamente en el manejo de nuestras vidas.

Una bandera roja: si etiquetamos los sistemas establecidos como inherentemente malos, en blanco y negro, nuestro pensamiento lineal puede ser contraproducente. Ningún sistema tradicional es todo malo o todo bueno. Hay tonos de gris. A veces realmente necesitamos ver a un médico y usar los servicios de un banco. Los cuerpos gubernamentales y las fuerzas policiales llevan a cabo servicios esenciales y necesarios para una sociedad estable y viable.

En resumen, si te das cuenta de que desconfías de las instituciones, está abierto a ver tanto lo bueno como lo malo. Las reformas de los sistemas e instituciones que no funcionan pueden ocurrir cuando se pone luz en los problemas y los ciudadanos conscientes utilizan sus voces y acciones para producir el cambio. Cuando no hacemos esto, la crisis de desconfianza aumenta.

Desconfianza y División

La desconfianza y la división van de la mano. Lo vemos todos los días en la sociedad. La desconfianza aparece de innumerables formas – racismo, prejuicios de género, fanatismo, extremismo nacionalista e intolerancia religiosa. La división sucede cuando las personas se sienten separadas por raza, género, clase, religión u opiniones políticas.

Factores contribuyentes

Cuando la gente tiene suficiente miedo y está desinformada o envuelta en propaganda, es vulnerable al control y la manipulación por parte de quienes están en el poder. En tales circunstancias, la gente puede aceptar sin dificultad atrocidades inimaginables y pérdida de libertades.

La gente puede verse influenciada por noticias falsas y hechos tergiversados, sintiéndose separada, en contra de sus vecinos e incluso de sus propias familias. En situaciones extremas, las personas llegan incluso a matarse unas a otras. Hay innumerables ejemplos de esto a lo largo de la historia de la humanidad – incluyendo la siguiente fase de la historia que la humanidad está creando ahora, momento a momento, en el tiempo presente.

Seguir leyendo página 2 »





Relacionados

Comentarios

comentarios



seguir leyendo en página: