Venus entró en su periodo pre-sombra el 3 de Septiembre, de este retrógrado que comienza el 5 de octubre a 10 ° Escorpio y termina el 16 de noviembre a 25 ° Libra, algo que ocurre cada 18 meses. Como la órbita de Venus yace dentro de la órbita de la Tierra, desde nuestro punto de vista geocéntrico Venus siempre sigue al Sol o va por delante por no más de 47º de orbe.

Venus Retrógrado ¡comienza el 5 de octubre!

Otra característica especial del ciclo Venus (que comparte con el ciclo del Mercurio, porque ambos cuerpos yacen dentro de la órbita de la Tierra) es que Venus forma dos tipos muy diferentes de conjunciones geocéntricas con el Sol — la conjunción inferior y la superior.

Un ciclo de Venus comienza en la conjunción inferior, cuando Venus es exactamente entre el Sol y la Tierra, que es cuando lo vemos. En la conjunción superior, que es equivalente al aspecto de la oposición, Venus está en el lado lejano del Sol, con el Sol exactamente entre la Tierra y Venus, su parte invisible.

La conjunción inferior, equivalente a la nueva fase lunar del ciclo Lunation, se produce cuando Venus está en medio de su ciclo retrógrado y se mueve muy lentamente a través del zodiaco. Es entonces más cercano a la Tierra y, desde nuestro punto de vista, en la oscuridad.

Elevándose ante el sol, Venus aparece en el cielo pre-amanecer alrededor de una semana después de la conjunción inferior, cuando el Sol y Venus están a unos diez grados de distancia.

Como heraldo del nuevo día, Venus se llama Hespero que representa la inocencia y puresa de la Diosa, reflejado en las dos primeras semanas del retrógrado y Lucifer, (nombre que significa “portador de luz”) representarían las dos últimas semanas cuando se sumerge en la oscuridad.

Venus Retrógrado

Cuando Venus va retrógrada, ella nos toma de la mano y nos tira a la oscuridad de nuestras relaciones y nuestros deseos. Un período retrógrado de cualquier planeta es una retrospectiva de los temas evocados por ese planeta.

Es como entrar en la cueva profunda y oscura de uno mismo, en el área de la vida que esté marcado por el paso de este retrógrado.

Es una mirada atrás, un recoger piezas perdidas del pasado, para recuperar partes de nuestra alma que se quedaron enganchadas en “antiguas” relaciones o situaciones. Es una recuperación, un giro hacia adentro necesario, tal vez un desprenderse. Sobretodo, de ideas negativas que uno tiene sobre uno mismo.

El dominio de Venus son las relaciones

Puesto que el dominio de Venus son las relaciones, esta vuelta hacia adentro sucede entre aquellos que forman nuestro círculo emocional, aquellas personas que amamos o hemos amado, pero ante todo en la relación con nuestra escala de valores, será un periodo de profunda revisión de lo que valoramos en nosotros mismos y lo que no.

¿Qué apreciamos ?, ¿qué nos gusta? ¿qué deseamos? ¿qué valoramos en los demás? pero por sobre todas las cosas, ¿qué valor le damos a nuestra vida.?

Es posible reencontrarse con amigos o amores del pasado, finalizar relaciones, hacer una valoración de cuales han sido las personas más importantes en nuestra vida, etc. Pero también puede servir para renovar viejas relaciones que hemos tenido abandonadas o que no hemos valorado lo suficiente.

Venus y nuestro trabajo

Por supuesto que también aplica al valor que le damos a nuestro trabajo, a nuestra creatividad. ¿Tienes problemas en poner un precio a tu trabajo, a tus talentos? ¿Valoras lo que haces o necesitas que los demás te valoren para sentirte más segura/o.?

Todas estas son preguntas relevantes en un retrógrado de Venus, y cuando encuentras respuestas a estas cuestiones, estarás caminando por un sendero más firme y más productivo.

Venus retrograda del signo de Escorpio a Libra

Es como si quisiera reafirmar nuestro sentido de justicia e igualdad en nuestras relaciones, después de que hayamos saboreado el lado más oscuro de nuestros deseos, antes de volver a sumergirse en el submundo de nuestras emociones para que comprendamos que el reconocer la sombra en nosotros mismos y en el ser amado es indispensable para poder realmente amar.

Amar sin haber visto la sombra es un amor superficial y endeble. Cuando reconocemos al otro en su totalidad es cuando el amor tiene su oportunidad. Como dice Scott Peck: “el verdadero amor tiene su oportunidad cuando el enamoramiento se desvanece”

En la fábula de la Bella y la Bestia, Bella debe aprender a amar la Bestia, sin saber que ella es en realidad un Principe encantado.

Cuando Venus retrograda, es hora de analizar nuestros deseos


Astrología Arquetípica – Cristina Laird