Terapia Regresiva

¿Cuando se recomienda?

La posibilidad de llegar a nuestro inconsciente por medio de la terapia de regresión, nos facilita el poder encontrar explicación a comportamientos con los que no estamos conformes en nuestro presente.

Fobias, miedos injustificados, indecisiones, conductas no deseadas, sensaciones de culpabilidad, problemas de comunicación personal, remordimientos, odios, rencores, insomnio, adicciones, tristeza y otros muchos relacionados con nuestra conciencia.

La mayor parte de estos conflictos han sido originados por vivencias anteriores de situaciones críticas que ahora nosotros no recordamos, pero que permanecen en nuestro inconsciente manifestándose en el momento actual de la manera menos esperada.

No es fácil determinar sin fundamentos todos los trastornos que pueden manifestarse como consecuencia de estas anteriores vivencias, por el contrario si es fácil que uno mismo pueda presentir que algunos de sus comportamientos, unas veces asumidos y otras rechazados puedan tener el origen en situaciones ya vividas.

La correcta aplicación de esta terapia puede llegar a eliminar el bloqueo de nuestro inconsciente, siendo posible ocasionalmente incluso que lleguen a desaparecer dolencias que hemos tenido durante largo tiempo y se han mantenido aun con la aplicación de tratamientos físicos.

¿Que se siente durante una regresión?

A través de la regresión volvemos a vivir recuerdos de nuestra infancia, de nuestra adolescencia, situaciones pasadas de nuestra vida que podrían haber dejado huella en nuestro subconsciente, incluso de vidas anteriores.

Debemos de entender que todas nuestras vivencias pasadas no tiene por que haber sido agradables, pero no debemos de ignorarlas si lo que queremos es saber si son la causa de los traumas o fobias que sentimos en el presente.

Tenemos que conseguir la información que necesitamos de nuestro subconsciente para poder modificar y mejorar nuestra situación actual y eso solo podemos conseguirlo a través de la terapia regresiva, aunque ello suponga volver a pasar por situaciones no deseadas.

La sensación que sentimos después de la primer regresión es de una gran duda sobre lo que hemos experimentado, duda de si lo que hemos vivido son realmente recuerdos de nuestras vivencias anteriores o simplemente ha sido una fantasía creada por nosotros mismos.

Contra-indicaciones de las regresiones

Aunque la terapia regresiva no comporta riesgos en la persona que la recibe, hay que tener en cuenta que no debe someterse a un regresión:

  • Personas con problemas sicóticos y/o mentales en general, desordenes de personalidad…. ya que le resulta muy difícil diferenciar la realidad de la fantasía y podría resultar nefasto para su salud mental someterse a este tipo de experiencias.
  • También está contraindicado en personas que se encuentren en un alto grado de ansiedad, personas epilépticas o con cardiopatías.
  • Por supuesto las mujeres embarazadas deben esperar hasta el nacimiento del niño, ya que si se le realizan regresiones, el feto puede identificarse con las experiencias de la madre, si se tiene una fuerte adicción a las drogas o al alcohol, debe desintoxicarse previamente a la terapia.
  • Las personas que creen estar poseídas no deben acudir a este procedimiento de terapia, tampoco si creen que la terapia regresiva tiene aspectos mágicos o irreales, o si presentan algún tipo de resistencia a la terapia.
  • Si no estás convencido de su eficacia, es mejor que no acudas ya que no se trata de algo mágico que nos vaya a resolver la vida con una simple sesión, sino que se deben enfrentar a momentos que pueden resultar duros. Las regresiones actúan, volviendo al pasado para sanar el presente.

En definitiva, mi opinión personal es que si te encuentras tranquilo y feliz, es mejor esperar a otro momento, dejarlo estar y no ahondar en tu inconsciente, pues hay que estar muy preparado y fuerte a nivel mental para ver cosas de nuestro pasado o de nuestra vida anterior que pueden resultar no ser todas agradables.

Y si os animáis hacer una hacerlo con alguien con muchísima experiencia en todo tipo de regresiones y que sea de confianza.

Pasos para la sanación

Soltar los miedos. Hay creencias, actitudes y miedos inconscientes que nos bloquean y nos impiden avanzar. La Terapia Regresiva permite que salgan a la superficie para que podamos enfrentarlos y solucionarlos.

Cambiar Valores y Creencias. Valores aprendidos, inculcados por la familia, padres, escuelas, instituciones que no nos sirven para ser más feliz y sentirnos libres. Realmente todos queremos dinero, reconocimiento, ser queridos, amar, tener éxito. ¿Por qué no lograrlo siguiendo los valores de nuestro corazón?

Conectar con nuestra esencia. Nuestra esencia nos acompaña siempre, nuestra alma, nuestra gran maestra, que nos habla y nos enseña y que la mayoría de las veces no escuchamos. No escuchamos esa vocecita que llevamos dentro y que algunas veces decimos “si me hubiera escuchado y hecho caso esto no habría ocurrido” ¡cuántas veces nos ha pasado esto!

Sentir nuestra alma tiene unos profundos efectos sanadores, conectar con lo más grande que hay en nosotros. Nuestra Esencia.

Si escogemos ser compasivos, bondadosos y abrir nuestro corazón, nuestras vidas futuras serán más felices. No hay castigo sólo hay lecciones y nosotros escogemos lo lento y difícil o rápido que vamos a hacer el camino.

Te puede interesar

Reconocer personas de nuestras vidas pasadas

Vía Blog Terapiasvigo