Nuestra autoestima es inestable: puede fluctuar y pasar de un extremo a otro en el arco del mismo día o incluso de pocas horas. Por este motivo, el psicólogo Guy Winch, con veinte años de experiencia a las espaldas, en un blog aparecido en el TED, explica cómo mantener el nivel del amor hacia nosotros mismos a un nivel aceptable, ofreciendo cinco consejos.

Maneras de ayudar a mejorar nuestra autoestima

Si el trabajo, las relaciones sociales, los problemas pueden tener una fuerte influencia y “cambiarnos”, lo que no debería cambiar es la concepción de nuestro valor: “Aumentando la autoestima – afirma el psicólogo – se encontrarán construyendo costumbres nuevas y sanas, y superando con agilidad los obstáculos del futuro” (L’Huffington Post, 10 marzo 2017).

Afirmaciones positivas

Utilizar las afirmaciones positivas de forma correcta. No basta el optimismo, porque podría generar el efecto contrario.

Quien dice frases del tipo: “Soy guapísimo”, “Tendré éxito”, etc, a menudo es lo contrario de lo que piensa o siente. Mejor cambiar la afirmación “tendré éxito” por algo más gestionable, como: “Perseveraré hasta que obtenga lo que quiero”.

Busca algo en lo que de verdad seas bueno

Según el psicólogo, la autoestima crece cuando demostramos tener habilidades reales en algunas áreas de nuestra vida, que asumen un significado para nosotros.

La clave para conquistar la seguridad en uno mismo es precisamente mostrar el propio talento, enfatizando las propias capacidades.

Acepta cumplidos

A quien tiene baja autoestima a menudo le cuesta aceptar los cumplidos, se esconde, siente vergüenza, niega.

Para cambiar de marcha es fundamental preparar una serie de respuestas automáticas, como “gracias” o “eres muy amable”. Aprendiendo a acoger las palabras bonitas de los demás, acabaremos a nuestra vez por creer en ellas.

No te critiques a ti mismo

Winch aconseja combatir esta tendencia a arrastrarse, a no tener estima de uno mismo, usando el arma de la autocompasión. Cuando sentimos que nos sale una autocrítica, deberíamos preguntarnos qué le diríamos a un amigo.

Seguramente no usaríamos palabras negativas. Con los demás existe una tendencia a la comprensión: según el psicólogo, ha llegado el momento de tenerla también con nosotros mismos.

Recueda que vales

Incluso en el rechazo, en la derrota, es bueno recordar lo que uno vale, las propias cualidades. Winch aconseja escribir dos líneas o una lista de cosas sobre nosotros que nos gustan, en las que somos buenos, rasgos que nos caracterizan.

Habría que escribir también el motivo por el que los demás deberían apreciarnos, casi como si nos estuviéramos “haciendo publicidad”.


es.aleteia.org