Dios

Dejarse Ayudar Reflexiones

Dejarse ayudar

Partiendo del hecho de que si necesitamos ayuda es porque no sabemos o no podemos resolver un problema (puede ser una relación sentimental, la salud, o cualquier otro conflicto), lo mínimo que deberíamos hacer es calmar ese ego que quiere controlarlo todo y estar abierto ante las posibles soluciones que aparezcan.

Al final, todo siempre será para bien

Al final todo siempre será para bien

Muchas veces, cuando vemos algo malo (que parece malo, pero realmente no lo es) nos quejamos, gritamos y nos enojamos con Dios. Pero al cabo de algún tiempo (desde unas horas hasta muchos años después), nos daremos cuenta de que era para nuestro bien.

Dios es como el azúcar

Dios es como el azúcar

Un cierto día, la profesora, queriendo saber si todos habían estudiado la lección solicitada, preguntó a los niños: — ¿Quién sabría explicar quién es Dios? Uno de los niños levantó e brazo y dijo: — Dios es nuestro Padre, El hizo la tierra, el mar y todo lo que está en ella; nos hizo como hijos de El. La profesora queriendo buscar más respuestas fue más lejos…

Cuando Dios creo a los Padres

Cuando Dios creo a los Padres

Cuando Dios creó a los padres, comenzó con una talla grande. Un ángel se le acercó y le dijo: – ¿Qué clase de Padre es ese? ¿Si estás haciendo niños tan cerca del suelo, por qué pones al Padre tan arriba? No podrá jugar canicas sin arrodillarse, arropar a un niño en su cama sin torcerse la espalda, o besar a un niño sin encorvarse.

Dios ¿Te puedo hacer una pregunta?

Dios

Que todos los días tenemos conversaciones como esta, pero con una sola diferencia – que muchos de nosotros simplemente no queremos escuchar lo que Dios quiere decirnos.