Select Page

Super Luna Llena en Tauro – 3 y 4 de Noviembre 2017

Super Luna Llena en Tauro – 3 y 4 de Noviembre 2017

Aunque esta Super Luna Llena, no se forme exacta hasta el sábado 4, siendo realmente una Super Luna, es decir, cuando la Luna encontrándose en su perigeo, su punto más cercano a la Tierra, (por lo cual se ve más grande que lo normal), se encuentra además, alineada con el Sol. Todo un evento que hace que sintamos las energías de nuestro satélite más fuerte que nunca.

Luna Llena en Tauro

Yo, al menos ya siento esta luna llena, hoy miércoles e inclusive ayer, cuando escuchaba lo del ataque en Nueva York. Otro más.

Otro vehículo alquilado para matar, cuando el Sol acaba su alineamiento con Júpiter en Escorpio. Esta Luna Llena se forma cuando el Sol se encuentra a unos 6º de orbe de Júpiter, y Saturno-Folo en una cuadratura exacta a Quirón.

Aunque de esto ya he escrito extensivamente, es bueno recordar que Saturno y Quirón son padre e hijo, respectivamente en la Mitología Griega, por tanto, están unidos profundamente dentro de nuestra psique.

Estos dos arquetipos, hablan de las limitaciones de nuestra existencia humana y la importancia de hacernos cargo de nuestras heridas emocionales, confrontarlas para poder crecer y dejar ir, de dolores viejos, que emanan de memorias ancestrales y que ya no podemos permitir que continúen condicionando nuestra vida, nuestras emociones, ya que impiden que miremos a los demás desde un punto de encuentro, de perdón, de aceptación.

Ceres, Diosa Madre de la Agricultura

Para esta lunación, el Sol y la Luna forman una T-cuadrada a Ceres, Diosa Madre, de la Agricultura, de la Naturaleza. Una de las expresiones de la Pachamama. Madre de Persefone, quien desciende al Submundo y se convierte en la Diosa del Gran Abajo.

Ceres se encuentra en Leo, y desde allí nos habla de la necesidad de encontrar un instrumento, para la auto-expresión. Habla de la importancia de encontrar una voz propia, separada del acondicionamiento familiar y/o cultural, para evitar seguir somatizando los dolores ancestrales sin ni siquiera preguntarnos si realmente son nuestros o no.

Para poder auto aceptarnos debemos encontrar eso que nos convierte en seres especiales, “eso” que justifica nuestra existencia. El fallo en encontrar ese diamante interno, nos quita auto-estima, auto-confianza y repetimos la voz paterna o materna o de los abuelos, sin sintonizar con nuestra propia voz interna, y de esa manera, nuestra voz suena vacía, sin autenticidad.

Venus, el regente de esta Luna en Tauro

Se encuentra en los últimos grados de Libra, oponiendo a Eris y Urano. Algo en nuestro interior, nos recuerda que nunca pertenecemos totalmente a otro, o a algún lugar, o a alguna causa, a alguna familia, a alguna nación, siempre hay una parte de nuestra psique que nos pertenece sólo a nosotros, como nos lo recuerda Vesta, que justo hoy, está en una conjunción exacta a Venus y ambas oponen a Eris (la no invitada).

Hoy conectamos con esa parte nuestra psique que debe encontrarse a sí misma, para conectar con lo divino, con nuestra diosa interna. Todos estamos viviendo esta influencia, muchos lo hacen a través de una causa, que los separa de los demás, como vemos en Catalunya y en muchos otros lugares del mundo en este momento.

Casi podríamos decir que es el Zeitgeist (signo del tiempo) del momento. “Yo no pertenezco a ese otro grupo”, nos dice una voz interior. Da igual de que lado te posiciones, nos sentimos “fuera”, no “incluidos” en algo. Podemos culpar al “otro lado” todo lo que queremos, pero nada cambiará ese sentimiento de alienación interna, que nos lleva a culpar a los demás.

Este es un sentimiento humano y demasiado común, como para justificar una causa o la otra. Existe con nosotros. Ceres quizás nos trae el mensaje de integración de los principios de la angularidad Tauro-Escorpio, como respuesta a todo ello.

Tauro es el estado de sobre-vivencia

Es la parte de nuestra psique que nos conecta con la Naturaleza en su forma más física. Debemos tener comida, un techo, ropa y un sustento para poder sobrevivir en este planeta y en esta sociedad.

Hoy en día, esto incluye un móvil, una tele, un coche, etc, etc. Escorpio, nos confronta con el hecho que la vida tiene un final que se llama Muerte y que sin ella, nada tendría sentido. Es justamente la Muerte lo que da sentido a la Vida.

Pero también nos habla de muchas formas de Muerte

Lo que normalmente llamamos: cambios, crisis, transformación, evolución, nueva etapa, todo ello emana de algún tipo de Muerte, que nos ayuda a comprender que de cada una de ellas, comienza una nueva Vida, un nuevo capítulo, en nuestra historia personal.

Lo mismo aplica a Naciones- Con suerte esto significa Evolución. Persefone debe descender al submundo para poder regresar a Madre. Innana, la Diosa Sumeria, hermana de Ereshkigal, también lo hace, para conocer sus limitaciones y su fortaleza. Estas historias nos recuerdan que debemos permitir algún tipo de Muerte para poder volver a la Vida. Si vivimos en la comodidad de Tauro, que desea que nada cambie, entonces no vivimos.

Nos mantenemos en una rutina que nos da un falso sentimiento de seguridad, pero no evolucionamos

Tarde o temprano algo pasa que nos quita la alfombra de la comodidad sobre la que pisamos. Para poder evolucionar, algo debe morir, cada tanto, debemos dejar ir de algo, aunque esto a veces signifique dejar ir de nuestra “lealtad” a la historia familiar.

“Si mi abuela y mi madre sufrieron, qué derecho tengo yo de decir feliz?” dice algo en nuestro interior. Una cosa es seguro, para evolucionar debemos pasar por muertes y eso es doloroso, por lo menos hasta que aprendamos a celebrar la Muerte, por que para que haya una, significa que algo ha existido, algo ha vivido, para luego poder morir.

Os preguntareis por que hablo tanto de Muerte, pero cuando una Luna Llena se forma en Tauro, significa que el Sol se encuentra en Escorpio y en este caso, junto a Júpiter, Dios de los Dioses, que nos sugiere desde este octavo signo de nuestro zodíaco, que entablemos una conversación con la Muerte, que visitemos su reino del Gran Abajo, que es allí donde reside mucha sabiduría y muchos secretos indispensables para nuestra evolución y porqué no, para nuestra felicidad, como averigua Persefone en su viaje a las Tierras Oscuras.

En esta Luna Llena Venus opone exactamente a Urano y Vesta a Eris. ¿Que significa esto?

Pues, que nuestra ira interna, raramente es debido a las acciones de otros, si acaso, ello sólo nos abre una herida que ya estaba allí. Aprovecha este momento para encontrar las verdaderas razones de tu cabreo y el origen de tus heridas.

Usa las energías de esta Luna Llena, para conectar contigo, con tus propios valores, con tus propios ideales, sin dejarte arrastrar por los motivos y los valores de la causa, del grupo. Busca en tu interior, para reconocer que todos tenemos muchos valores encontrados y que nunca hay una sola versión de nosotros.

Nuestra riqueza interior, se basa justamente en esta diversidad de sentimientos y ideales que a menudo se confrontan en lo más profundo de nuestra psique y nos confunden, nos torturan. El sólo reconocimiento de esta variedad interna, nos enriquece y nos llena de poder.

Feliz Luna Llena a todos!!! No olviden que el viaje al auto-conocimiento no tiene fin.


Astrología Arquetípica – Cristina Laird