Saturno en Capricornio – Comienza su reinado

Saturno en Capricornio

La llegada de Saturno a Capricornio este 20 de diciembre, abre paso a un ciclo de tres años que seguramente nos traerá acontecimientos históricos de gran envergadura, que generarán virajes a fondo en el funcionamiento institucional de muchas naciones de nuestro planeta.

Saturno en Capricornio

La última vez que Saturno estuvo en Capricornio, entre 1988 y 1991, asistimos con asombro a la caída del Muro de Berlín y la disolución de la Unión Soviética, dos hechos que modificaron significativamente las relaciones de poder entre las naciones más poderosas.

Además de que nacieron o renacieron nuevos países que componían a grandes confederaciones como la URSS o Yugoslavia, y Alemania recuperó su unidad, luego de estar dividida en dos.

Capricornio es la casa de Saturno

El signo zodiacal que es regido por este astro, que estará, por tanto, en su mejor condición energética, durante su recorrido por esta franja cósmica.

Saturno tiene dos cualidades que necesariamente deben ir de la mano:

Destruir y construir, porque para que surjan las nuevas estructuras, primero deben ser demolidas las que están caducas, y un ejemplo emblemático de esto es, precisamente, la caída del Muro de Berlín, que dividía en dos a Alemania.

Saturno estará en su signo Capricornio

Hasta fines del 2020, y precisamente en la última etapa de su recorrido, ocurrirán dos configuraciones astrológicas, que son augurio del nacimiento de un nuevo gran período histórico en el mundo.

El primero de estos aspectos astrológicos será la conjunción de Saturno con Plutón, que intensificará al máximo punto, la tendencia a un derrumbe de estructuras a todo nivel (político, institucional, cultural, social, etc.), y un renacer, también a todo nivel, en buena parte del planeta, yo diría que en todo…

Conjunción de Júpiter con Saturno

Y luego vendrá la gran conjunción de Júpiter con Saturno, en el último grado de Capricornio. Cuando estos dos astros coinciden, producen el nacimiento de nuevos modelos legales e institucionales: nuevas naciones, nuevas constituciones, nuevos regímenes políticos, etc.

Ambos astros, empezando el 2021, en una muy especial coincidencia, entrarán juntos, casi al unísono a Acuario, y eso nos lleva a pensar en el nacimiento tangible, histórico, de una Nueva Era, ya no como un ideal, sino con bases sólidas y concretas.

Saturno en la antigüedad

En la antigüedad Saturno era también considerado el regente de Acuario, pero al ser descubierto Urano, su energía encajó mejor con la acuariana.

Sin embargo, Saturno sigue teniendo relevancia en este signo, y tomemos en cuenta que dentro del ciclo de Urano cabe tres veces el de Saturno, o sea, Saturno tarda aproximadamente 28 años en recorrer el zodíaco, por tanto, tres vueltas de este astro son 84 años, que es justamente el ciclo aproximado en el que Urano da una vuelta por todo el zodíaco.

Es bueno tomar en cuenta esto para que se vea que las regencias planetarias no son arbitrarias, y habiendo relación entre los ciclos de Urano y Saturno, tiene sentido que haya sido Urano el sustituto de Saturno como regente de Acuario.

Reinado de Saturno

Pero la idea que quiero resaltar es que el “reinado” de Saturno (o por lo menos su gran influencia) se prolongará tres años más en su paso por Acuario, y será tiempo propicio para estrenar estructuras modernas, en todos los sentidos que podamos imaginar… eso sí, Saturno, para que funcione bien en cada uno de nosotros, requiere de paciencia, disciplina y perseverancia.

Saturno llega a su casa, Capricornio, un día antes que el Sol, que este 21 de diciembre de 2017 activa esta franja zodiacal y nos trae la energía del Espíritu de la Navidad, y la presencia de su regente en esta ocasión, favorecerá para que nos conectemos con su verdadera esencia.


Pedro González Silva