Sabiduría y Conocimiento Diferencias

Sabiduría y Conocimiento Diferencias

Hace unos días, Google celebró 23 años. En sólo 23 años, Google logró cambiar la forma en la que hacemos tantas cosas, que la lista es demasiado larga para recordarlas. Pero quizá la primera revolución de Google fue la forma en que recopilamos información.

Sabiduría y Conocimiento Diferencias — Dr. Michael Laitman

Por una buena razón, se le dice a la gente “¡Búscalo en Google!” para averiguar algo. Se pensaría que hacer que el conocimiento sea accesible para todos, haría del mundo un lugar mejor, pero la realidad demuestra lo contrario. Conocimiento, lo aprendimos por las malas, no es lo mismo que sabiduría.

Conocimiento

Conocimiento es acumulación de información. Sabiduría es la capacidad de usarla correctamente, eso es lo que realmente cuenta.

Es genial que podamos encontrar muy rápido toda la información que necesitamos. Pero, aunque la información es fácilmente accesible, no somos más felices ahora que hace 23 años. Según todos los informes, estamos más deprimidos, ansiosos, violentos y en general, más miserables.

¿Por qué nos sentimos tan miserables?

Hacemos mal uso de la información que recopilamos con tanta facilidad. Sin saber cómo usar correctamente lo que sabemos, mientras más sabemos, más miserables nos sentimos.

El beneficio del éxito de Google a la hora de hacer que el conocimiento esté disponible es que nos muestra cómo es realmente nuestro mundo. Nos muestra lo que los humanos se hacen unos a otros y a la naturaleza y que la humanidad se está volviendo más mala y más cruel.

Si queremos ser felices, debemos usar esta información con prudencia. Lo que sabemos debe impulsarnos a buscar cambiar, cambiar nuestra propia naturaleza, que hace que nos hagamos daño tan fácilmente. Es claro que no podemos ayudarnos a nosotros mismos.

Sabiduría

Ahora es el momento de pasar al siguiente nivel de aprendizaje, usar con sabiduría lo que sabemos y hacer de nuestro mundo un lugar mejor. Para ello, no debemos buscar cambios externos, que sólo nos distraen del meollo del problema. No, debemos ver nuestro interior, nuestra motivación para lo que hacemos y decimos.

Solos, no podremos cambiar nuestra naturaleza de maldad y volvernos cariñosos y compasivos. Juntos, no hay límite en lo que podemos lograr. De hecho, si nos apoyamos mutuamente, incluso podemos convertirnos en seres humanos completamente diferentes: amables, cariñosos y conectados.

Todo lo que aprendamos de Google o de cualquier otra fuente, debería contribuir a mejorarnos a nosotros mismos. El único problema en el mundo es, la naturaleza humana. Es nuestra propia disposición vil, la que nos dice que busquemos en otra parte, pero es un señuelo; no debemos ser tentados.

Cuanto antes lo aprendamos, más pronto sabremos cómo distinguir entre conocimiento y sabiduría y, cómo usar sabiamente el conocimiento, para el bien común y el nuestro.

Dr. Michael Laitman

Relacionado

Aprender a pensar – Reflexiones de Sabiduría y Conocimiento

 

Servicios

72 ángeles de la cábala