Profecías de la Madre Shipton

Madre Shipton

Hace 400 años predijo la llegada de Internet y la Tercera Guerra Mundial

La leyenda afirma que Ursula Southeil, quien sería conocida en la posteridad como la madre Shipton, nació en julio de 1488, en pleno reinado del famoso rey Enrique VIII, en una cueva ubicada en la localidad de Knaresborough, Yorkshire, Inglaterra. En calidad de hija ilegítima fue entregada en adopción por su madre biológica a los dos años y desde muy pequeña comenzó a manifestar los dones psíquicos de la previsión y la profecía.

Pero, pese a sus habilidades paranormales y su inteligencia, debido a su condición de mujer, no recibió instrucción como otros famosos videntes contemporáneos de su tiempo, como el célebre Michel de Nostradamus, lo que no le impidió realizar una serie de profecías que se cumplirían indefectiblemente a medida que pasaba el tiempo, como la disolución de la Iglesia Católica en tiempos de Enrique VIII, la caída del cardenal Wolsey, la prematura muerte del hijo de Enrique Eduardo VI, el sangriento reinado de “Bloody” María I, el ascenso de la reina Isabel en el trono de Inglaterra, la llegada de la terrible plaga a Londres en 1665 (“la muerte triunfante cabalga a través de Londres”, escribió la hermana Shipton en un verso), y el dantesco incendio del año siguiente en la misma ciudad; la derrota de la armada española y la llegada al trono inglés de la reina Victoria, entre otros hechos históricos.

A los 24 años Ursula Southeil se casó con el carpintero Toby Shipton, del cual tomó su apellido. Sus visiones acerca del porvenir se hicieron realidad con una claridad impactante y permitieron que se convirtiera en la profeta más temida y venerada de la Inglaterra de la dinastía de los Tudor. Se dice que su nombre se mencionaba en susurros, como si su sola mención anunciara los desastres que anunciaban sus temidas profecías. Con el tiempo, Ursula Shipton, en señal de respeto, sería conocida simplemente como la Madre Shipton.

Al igual que Michel de Nostradamus, para evitar la persecución por el delito de brujería, la Madre Shipton publicó sus profecías en rima y verso. En 1559 escribió una suerte de poema épico, que contenía sus profecías más famosas.

La vidente fallecería en noviembre de 1561, en Clifton, Yorkshire, poco tiempo antes que Nostradamus. Fue enterrada, según afirma la leyenda, en tierra no consagrada en algún lugar de las afueras de York. La piedra que se plantó en su tumba tenía la siguiente inscripción:

“Aquí yace ella que nunca mintió, cuya habilidad con tanta frecuencia se ha intentado. Sus profecías todavía sobrevivirán y mantendrán su nombre vivo.”

Las profecías de la Madre Shipton fueron publicadas en 1641, casi 80 años después de su muerte. Tres siglos más tarde, varios de sus vaticinios llamaron poderosamente la atención de los estudiosos. En estas líneas, por ejemplo, parece que la profetisa parece anticipar el nacimiento de los automóviles y el auge de algunas actuales aplicaciones de Internet como Twitter y Facebook:…
[adsense-300-250]

(continúa página 2..)


seguir leyendo en página: