Observando el desastre mundial tras el paso arrollador del Mono, no puedo evitar tener escalofríos de temor al pensar en lo que nos traerá el Gallo de Fuego, pues se trata de un signo sumamente belicoso, por lo tanto es difícil esperar que reine la paz, por el contrario, nos enfrentamos a un tiempo de Juicio Mundial, el Gallo no solo es violento, también es veraz y temerario, lo que sin duda pondrá en evidencia a los ojos del mundo toda la falsedad y los engaños de los que hemos sido víctimas como sociedad, al menos los últimos sesenta años.

La inestabilidad política

Se extiende por el mundo occidental debido al descrédito en que han caído los líderes, provocando reacciones populares cada vez peores.

Los pueblos están despertando y revelándose ante la esclavitud moderna basada en la deuda y la falsa promesa, ya no habrá obediencia ciega, los seres anónimos están descubriendo que unidos son poderosos y no vacilarán en demostrarlo a los diversos gobiernos provocando paros, revueltas y protestas que no cejarán ante la autoridad.

Sin duda nos encontramos ante los últimos estertores de un modelo social y económico colapsado. La minería ha devastado zonas que representaban el pulmón del planeta sin caer en la cuenta que tarde o temprano sufriríamos las consecuencias de ello. Son innumerables los crímenes cometidos bajo ese principio, lo que hoy día nos tiene ante océanos contaminados y tierras asesinadas por cultivosgenéticamente modificados, que provocan mutaciones en el entorno y en quienes se alimenten de ellos.

No solo el aire, el agua y la tierra están contaminados

También lo está el alma de esta sociedad actual que solo considera valores y desprecia emociones. No es ninguna novedad que los gobernantes en general perdieron credibilidad, el respeto a los líderes se convirtió en desprecio, las ovejas se están alzando ante los lobos, pues ya percibieron que al ser muchas pueden vencer a quienes las han mantenido esclavizadas desde siempre.

Entonces al llegar al llegar al 2008 con el Ratón de Tierra, comenzamos un nuevo tránsito de doce años, hasta que lleguemos al Jabalí de Tierra de 2019; hasta entonces nos encontramos en un periodo crítico, pues había que derrocar todos los viejos paradigmas para poder iniciar un nuevo tipo de sociedad, no podemos construir sobre los despojos del pasado, es necesario vivir el caos, para poder despejar los espacios físicos y psíquicos que permitan rehacer la organización mundial, que entregue sustento a los nuevos valores así como a una nueva manera de entender la vida sobre principios en que la ecología tomará una importancia primordial y la manera de estructurar la sociedad.

El desplome financiero que arrastrará a todas las Bolsas

Ya no será cosa de un día ni de un mes, será un verdadero derrumbe que forzará a la sociedad a reinventar la economía. Mientras esto sucede, las catástrofes naturales continuarán ocurriendo.

En India o sus alrededores, un gran sismo de al menos 8 o más grados asolará a la población dejando muchos muertos, heridos y destrucción de grandes poblaciones. A mediados de año, otro terremoto causará gran destrucción y muertes en el centro de México. Víctimas de los sismos, serán también pero a menor escala, Ecuador, Perú y Chile. En el otro extremo del planeta, también la tierra se moverá con los consiguientes daños, en Turquía, China y Grecia sufrirán por ello.

En cuanto a desastres, podemos decir que los grandes incendios son también una característica de estos años arrolladores. Australia será muy castigada por ellos. Derrumbes en sectores mineros serán otra causa de tristeza mundial, así como los sectores que suelen ser víctimas de ciclones y otros fenómenos relacionados que estarán en una alerta absoluta por causa del aumento en intensidad y frecuencia de ellos.

Tremendas inundaciones en Canarias y en Valencia, harán que la política por un momento se calme, para acudir en ayuda de estos pueblos desesperados.

Otro frente álgido y caliente será en Turquía y también en Grecia, pues se transformaran en la vía de tránsito del terrorismo, convirtiéndoles en víctimas continuas del mismo. El gobierno Turco tambaleará pero recibirá apoyo de sus socios europeos para mantenerse a como dé lugar, aunque no habrá paz ni seguridad en esas tierras convertidas en puente entre Medio Oriente y Occidente.

Seguir leyendo página 2 »




Relacionados

Comentarios

comentarios



seguir leyendo en página: