Poder Mágico Salmo 34 — Para cuando te humillan y te expulsan

Salmo 34

Conoce el Poder Mágico del Salmo Número 34. Los Salmos son oraciones muy poderosas en sí mismas, sin embargo el resultado de nuestra demanda dependerá siempre de nuestra fe. Por eso, es necesario poner todo nuestro empeño en pedir con fe que el cielo conceda nuestras súplicas.

Poder Mágico del Salmo número 34

Sin duda la mejor hora para realizar el acto mágico que es utilizar el Salmo 34 en la oración es por la mañana, antes del amanecer. Hay en ese momento una mayor conexión entre el universo y el hombre que reza.

Si se recomienda pronunciar el Salmo 34 por la mañana, antes de la salida del sol, y se desaconseja hacerlo de noche porque se estima que entonces las fuerzas de la oscuridad prevalecen sobre las de la luz.

Los cabalistas, que utilizan el poder de los Salmos desde la más remota Antigüedad, nos enseñan que no es conveniente rezar en aquellos lugares considerados impuros, como mataderos, cementerios, baños, letrinas, etc.

Salmo 34 para obtener algo que merecemos

Cuando queremos utilizar el Salmo 34 para obtener algo que merecemos, es muy importante ser perseverantes y no desfallecer. No hemos de desanimarnos nunca, a veces la respuesta no llega tan pronto como quisiéramos o en la forma o las palabras que desearíamos.

A veces pedimos algo que no merecemos o que no nos conviene espiritualmente. A veces el mero hecho de que no obtengamos una respuesta quiere decir que la respuesta es «no».

Si seguimos insistiendo es posible que acabemos obteniendo lo que pedimos, pero con el tiempo veremos que se trata más de un castigo que de una recompensa. Algunos sabios aconsejan que antes de cualquier petición pronunciemos la siguiente oración:

“Satisfaz mi deseo, Padre Todopoderoso, si ello no ha de perjudicarme ni perjudicar a ninguno de tus hijos”

Se trata de una excelente manera de protegernos contra los efectos negativos de nuestra propia ignorancia.

Aplicaciones que se le da al Tehilim / Salmo 34

  • Para cuando te sientas desamparado y triste
  • Escapar de una situación que no queremos prolongar
  • Cuando te humillan y te expulsan de un lugar con desprecio
  • Para que la gente importante te reciba favorablemente
  • Bendecir al Señor en todo tiempo
  • Viaje libre de peligros

Rituales Tehilim / Salmo 34

Si has decidido visitar a alguien importante o a cualquier otra persona de posición elevada, pronuncia el Salmo 34, un poquito antes de presentarte ante tal persona y serás recibido amablemente y con favores.

El Salmo 34 se recomienda también para el viajero, pues si lo reza diligentemente terminará su viaje libre de peligros.

Pronuncia el Salmo 34 para cuando te sientas humillado y triste, y la ayuda aparecerá de la misma manera que el padre y la madre, cuidan a sus hijos pequeños y están atentos en todo momentos a sus necesidades y peticiones, así es Dios con todos los justos.

Tehilim / Salmo 34 — Para cuando te humillan y te expulsan de un lugar con desprecio

1 De David. Cuando se fingió demente delante de Abimélec, y tuvo que irse, echado por él.

2 Bendeciré al Señor en todo tiempo,
su alabanza estará siempre en mis labios.

3 Mi alma se gloría en el Señor:
que lo oigan los humildes y se alegren.

4 Glorifiquen conmigo al Señor,
alabemos su Nombre todos juntos.

5 Busqué al Señor: él me respondió
y me libró de todos mis temores.

6 Miren hacia él y quedarán resplandecientes,
y sus rostros no se avergonzarán.

7 Este pobre hombre invocó al Señor:
él lo escuchó y lo salvó de sus angustias.

8 El Ángel del Señor acampa
en torno de sus fieles, y los libra.

9 ¡Gusten y vean qué bueno es el Señor!
¡Felices los que en él se refugian!

10 Teman al Señor, todos sus santos,
porque nada faltará a los que lo temen.

11 Los ricos se empobrecen y sufren hambre,
pero los que buscan al Señor no carecen de nada.

12 Vengan, hijos, escuchen:
voy a enseñarles el temor del Señor.

13 ¿Quién es el hombre que ama la vida
y desea gozar de días felices?

14 Guarda tu lengua del mal,
y tus labios de palabras mentirosas.

15 Apártate del mal y practica el bien,
busca la paz y sigue tras ella.

16 Los ojos del Señor miran al justo
y sus oídos escuchan su clamor;

17 pero el Señor rechaza a los que hacen el mal
para borrar su recuerdo de la tierra.

18 Cuando ellos claman, el Señor los escucha
y los libra de todas sus angustias.

19 El Señor está cerca del que sufre
y salva a los que están abatidos.

20 El justo padece muchos males,
pero el Señor lo libra de ellos.

21 Él cuida todos sus huesos,
no se quebrará ni uno solo.

22 La maldad hará morir al malvado,
y los que odian al justo serán castigados;

23 Pero el Señor rescata a sus servidores,
y los que se refugian en él no serán castigados.

Mis Ángeles de la Cábala

Todas las almas al nacer tenemos asignados tres Ángeles regentes según la salida del sol, día y hora de nacimiento del lugar exacto donde hayamos nacido y para conocer sus nombres y número hay que sacar un cálculo manual.. seguir leyendo…

Artículos Relacionados