Mística de la Luna Azul del 31 de Julio 2015

La luna azul que tendremos será la noche del 31 de Julio del 2015 y  habrá que esperar al 02 Enero de 2018 y 31 Enero de 2018 para volver a contemplar dos lunas llenas en el mismo mes. ¿Por qué el termino de “Luna Azul? El término luna azul, que nada tiene que ver con el color en sí de nuestro satélite, no es sino la sucesión de dos lunas llenas dentro del mismo mes del calendario, algo que sucede aproximadamente cada tres años.

El hecho de que sea posible que haya dos lunas llenas en el mismo mes se debe a que el ciclo de la luna llena es cada 29,5 días aproximadamente, por lo que si la luna llena ocurre el primer día o el segundo de ese mes, hay probabilidad de que aparezca una segunda luna llena en los últimos días, lo que llamaríamos una luna azul.

¿La luna se ve azul?

Por lo general, no. Para que la luna cobre un tono azulado ha de verse influenciada por las cenizas y el humo. Es posible que la luna tenga un tono cobalto, según la NASA, pero eso sucede algunas veces por el polvo fino que circula alrededor de la atmósfera de la Tierra o el tono azul oscuro del cielo.

Por ejemplo, en el 27 – 08 – 1883 la explosión del volcán Krakatoa (Indonesia) provocó que las cenizas del mismo se extendieran hasta los límites de la atmósfera. Las cenizas dispersan la luz roja pero dejan pasar otros colores, de ahí que al atravesar las nubes de ceniza se viera la luna de color azul.

El 28 03 -1982, tras la erupción del Chichonal (México) las cenizas de esta erupción formaron una nube de más de 3 kilómetros de espesor que flotando a 20 000 m de altitud rodeó el mundo desde México hasta la India; llegó a Hawái el 9 de abril; a Japón, el 18; al mar Rojo, el 21 y, por último, el 26 de abril cruzó el océano Atlántico. la gente reportó ver la luna azul.

Lo mismo con el Monte Pinatubo (Filipinas) el 15 -06-1991, se formo una enorme nube de polvo, que llego a una altura de 34 km. Una capa global planetaria, se extendió gradualmente en toda la estratosfera durante todo el año siguiente a la erupción. La nube de cenizas cubrió una superficie de unos 125.000 km ².

La clave para una luna azul es tener en el aire grandes cantidades de partículas más anchas que la longitud de ondas de la luz roja, algo que sucede cuando un volcán lanza polvos al cielo o incluso por los incendios forestales…

→ continúa página 2


seguir leyendo en página: