Mes de Kislev

Mes de Kislev, InfoMistico.com

Tribu — Benjamín

Es la mejor tribu en el tiro con arco, como ya se ha mencionado.

De acuerdo con la bendición de Moisés a esta tribu en la conclusión de la Torá, que viene inmediatamente después de la de las tribus de Cohen y Leví de acuerdo con su relación como se describe anteriormente, y que es una profecía de la guerra de los Macabeos contra los griegos:

“Para Benjamín dijo: el amado de Dios, El morará seguro sobre él, El sobrevolará sobre él todo el día, y reposará entre sus hombros”

(Deuteronomio 33:12).

Aquí queda claro que Benjamín representa la seguridad y el descanso, que es lo que significa la palabra hebrea Kislev.

Benjamín fue el único miembro de la tribu de Israel que nació en la tierra de Israel, que es el lugar donde podemos percibir más claramente la inquebrantable omnipresencia de Dios y la providencia divina. “No hay lugar libre de Él”, dice el Zohar.

Sentido — Dormir (sheiná)

El sueño se define como la paz y el descanso que provienen de tener fe en Dios y su omnipotencia, por lo que la bendición al final del libro del Levítico (26:5-6) dice:

“Y morarás seguro en tu tierra. Y daré paz en la tierra, y podrás acostarte sin temor…”.

El sentido del sueño implica la capacidad de un sueño profundo, pero rápido porque la palabra “sentido” (jush) está relacionada con la palabra “rápido” (jish) (como se dice de los grandes Tzadikim que necesitaban muy pocas horas de sueño al día).

La absoluta calma interior del espíritu es necesaria para que Benjamin utilice su verdadero talento, que es disparar directamente a su objetivo. Dios lleva su flecha a su objetivo, permitiéndole disparar y acertar casi mientras duerme.

Una persona tranquila experimenta muy pocos conflictos o tensiones internas. Este sentido sugiere la capacidad de aliviar la tensión mientras se confía en la provisión de Dios.

El significado de soñar también está relacionado con el significado de dormir

Todos los sueños de la Torá están contenidos en las porciones que se leen durante el mes de Kislev, de acuerdo con nuestra creencia en la providencia divina, que es especialmente evidente en relación con la conexión entre las porciones semanales de la Torá y el ciclo anual de los meses y sus acontecimientos.

Uno sueña felizmente con el futuro cuando tiene plena fe en Dios. Los buenos pensamientos durante el día, especialmente la perspectiva positiva y la conciencia que enseña el jasidismo, cuyo año nuevo es el 19 de Kislev, se reflejan en buenos sueños por la noche.

Miembro dominante: abdomen (kevá)

Al sacrificar un animal kosher, los sacerdotes estamos obligados a hacer tres ofrendas, una de las cuales es la Kevá.

Según nuestros sabios, estos tres sacrificios – “el brazo, las mejillas y el vientre”- son una referencia a la acción desinteresada de Pinchas de matar a Zimri, el príncipe de Shimón, y a Kozbi, la princesa de Madián, gracias a la cual libró a los hijos de Israel de la plaga que los había afligido.

El término “keiva” alude allí al vientre de Kozbi.

Así, podemos ver que la palabra kevá, que se define como “abdomen en sentido amplio, incluyendo toda la región del abdomen, así como el estómago, el intestino grueso o el útero” (también en la Torá significa estómago o útero).

Este último se asocia con la tribu Benjamini, que en la cábala representa el secreto del iésod femenino. Aquí, la conexión entre el estado de calma del sueño (que está explícito en las enseñanzas de nuestros sabios) y el abdomen es evidente cuando está “lleno” y saciado.

La palabra keva deriva de kav

De la palabra kav viene la palabra kevá. La cual es una medida. Según la leyenda, Rabí Janina Bn Dosa, un gran sabio tanaíta, dijo:

Aunque para Rabí Janina ben Dosa una medida (kav) de algarroba es suficiente de viernes a viernes, el mundo se sostiene por su mérito.

Un estómago relajado es aquel que es consciente de su propio tamaño. Esta idea surgirá una vez más en relación con el mes de Shévat, su sentido del gusto y su controlador (el estómago o kurkavan, desde el esófago hasta el estómago).

La kevá rectificada (y el sentido del sueño) consiste en no tener envidia de los demás cuando se trata de corregir nuestros defectos de carácter.

“Un hombre prefiere una medida [kav] propia que nueve de su amigo”, según nuestros sabios. Por ello, Pirke Avot nos enseña que “quien es rico, se contenta con su porción”.

Con información de Instituto Gal Einai

No dejes de leer

  • Janucá Fiesta de las Luces
    Los judíos de todo el mundo comenzarán a celebrar en la noche del viernes la Janucá o Fiesta de las Luminarias con el encendido de la primera vela de un candelabro de ocho brazos y la degustación de unos dulces tradicionales llamados Sufganiot.
Scroll al inicio