Marte en Cáncer — Marte en caída se Descontrola

Marte en Cáncer — Marte en caída se Descontrola
Marte en Cáncer — Marte en caída se Descontrola

Marte entra a Cáncer, signo en el cual la energía del astro rojo se desajusta. En astrología, el término técnico de lo que sufrirá Marte, se llama caída. Marte en caída se descontrola; cuando este planeta se combina con la forma de ser de Cáncer, su acción guerrera se tiñe de los vaivenes emocionales cancerianos, se contagia de las fluctuaciones de la Luna, y por tanto, su acción se vuelve irreflexiva, caprichosa, impulsiva, ligada totalmente al estado de ánimo del momento.

Un guerrero necesita no sólo valentía y coraje, sobre todo necesita pensar en frío, necesita estrategia, pues si sus decisiones y actos se dejan llevar solamente por lo que siente, por sus impulsos emotivos, su acción se vuelve ciega y peligrosa. Algo así ocurre cuando Marte transita por Cáncer.

En el plano internacional hay que estar pendientes del ambiente global en general, pero muy especialmente de las acciones y eventos que ocurran en países bajo la influencia canceriana, como por ejemplo Estados Unidos, Colombia, Venezuela, Argentina, Francia y Canadá.

A esta energía marciana en Cáncer se agrega el hecho de que Júpiter, el astro de la expansión, los ideales y los líderes, se encuentra también en la franja zodiacal del cangrejo, y allí provoca un efecto lupa, es decir, agranda y expande las demás energías que lo circundan, por tanto, las tendencias agresivas de Marte, podrían magnificarse.

Sin embargo, Júpiter en Cáncer está en una muy buena posición, allí se exalta (este es otro término astrológico que indica que el planeta está muy favorecido), y por tanto puede dar buenas propensiones a liderazgos muy influyentes que logren canalizar toda esa fuerza agresiva de Marte, evitando que se convierta en un estallido desordenado o una turba descontrolada.

En el plano personal, este contacto que en el cielo realizan Marte y Júpiter, puede provocar nerviosismo, tensión o estrés, dolores de cabeza o sueño intranquilo, cierta sensación de que tenemos muchas cosas que hacer y no encontramos por dónde empezar, etc.

La mejor manera de canalizar estas propensiones, es disciplinándonos, cumpliendo objetivos estrictamente en los plazos que establezcamos; debemos tratar de caminar mucho y respirar a fondo para quemar energías, tomarnos un buen tiempo para relajarnos, descansar, leer, desconectarnos de la rutina, y tratar de nos desperdiciar fuerzas.


Vía » Termómetro Zodiacal