Select Page

Luna Nueva en el Signo de Virgo – 20 de Septiembre

Luna Nueva en el Signo de Virgo – 20 de Septiembre

Esta Luna Nueva en Virgo ocurre justo cuando Venus entra en el este signo. Sobre dosis de Virgo, ya que Mercurio y Marte también se encuentran en él. Vale decir: Luna, Sol, Mercurio, Venus y Marte en el signo regido por Mercurio, que se está en perfecta oposición a Neptuno, justo para el 20.

Luna Nueva en el Signo de Virgo

La lunación (Sol y Luna) estará opuesta a Quirón y en cuadratura a Folo, los dos centauros que nos conectan con nuestras heridas ancestrales, con los dolores sistémicos, aquellos que acarreamos sin saber exactamente lo que son, invitándonos a reconocerles, aceptarles, para luego dejar ir de ellos.

Para curar hay que reconocer

Hay que aceptar y en cierta forma, honorar esas heridas por que forjan nuestro destino y nuestro camino.

Muchos dedicamos nuestra vida a curar estas heridas que heredamos del sistema, aún sin saberlo. Y son estas heridas que nos muestran Quirón y Folo, las que encierran profundos regalos y talentos con los que podemos crear una nueva etapa evolutiva para servir mejor a los demás y a nosotros mismos.

Saturno en conjunción a Folo, se convierte así en el ápice de una T-cuadrada que envuelve esta lunación y Quirón. Si es tu salud que sufre, es hora de preguntarse: ¿qué está causando este síntoma?, ¿qué me está diciendo mi cuerpo? ¿qué necesito expresar que de alguna forma estoy frustrando por acondicionamientos familiares, sociales o culturales?.

Virgo es un signo femenino

Que nos despierta la consciencia del cuerpo, de la salud y la realidad del presente. Nos impulsa a querer curar lo que nos duele, a perfeccionarnos para mejor poder servir a los demás.

Quirón y Vesta, son asteroides que de alguna manera evocan este arquetipo de la virgen, de la que cuida sus propias heridas, que prefiere sanar sola, encontrando en su interior la voz divina que le ayuda en el proceso.

Es a través de estos arquetipos que aprendemos a cuidarnos, a ir menos al médico, a desafiar la opinión de éstos a veces, a tomar menos medicinas, a prevenir, en vez de curar.

Lilith, la Luna Negra

Se encuentra entre Folo y Saturno y realmente esto lo sentimos en la frustración que nos provoca el tener que estar dirigidos por políticos ignorantes y corruptos. La impotencia de estar en manos de personajes con todo el poder y corto intelecto y baja moral. En vez de los políticos, pueden ser tus jefes, la gente, la empresa para la cual trabajas.

Esto nos confronta con la pregunta: ¿qué puedo hacer? Todos comprendemos que algo debe cambiar en el sistema, pero la pregunta es “cómo” hacerlo. Virgo también nos trae el deseo de encontrar la “forma de hacerlo”. Sea lo que sea.

¿Cómo puedo llevar a la realidad eso que he descubierto en Leo, en la casa 5 de la carta astral?, ¿cómo dar forma, en la vida cotidiana, en las tareas de todos los días, a nuestros más profundos talentos y necesidades creativas?

Se necesita una técnica, una forma y eso nos lo ofrece Virgo

Por tanto es posible descubrir nuevas formas, nuevas técnicas, para poder dar expresión a partes de nuestra psique que han estado latente, sin encontrar un vehículo adecuado para salir al exterior. Confrontar en nuestro interior, por doloroso que sea, qué es lo que realmente nos frena a la hora de ser todo lo que podemos ser, es necesario para poder curar y abrirnos camino a la totalidad de Ser.

Siempre escuchamos las voces de la familia, con sus expectativas de nosotros, las sociales, las culturales, de lo que debemos o no debemos hacer. Todas excepto la nuestra. ¿Qué es lo que YO necesito?

La otra T-cuadrada de esta lunación es entre Júpiter, en los últimos grados de Libra opuesto a Urano-Eris en Aries y Ceres, como planeta ápice, en los últimos grados de Cáncer. Si no te encuentras bien donde estás, entonces es hora de contemplar otras posibilidades.

Ceres que a su vez está formando un trigono a Quirón, nos dice que es posible encontrar un compromiso, una resolución positiva para las partes envueltas en el conflicto. Para que ello ocurra todas las partes deben aceptar la responsabilidad de su posición y sentarse a la mesa, a hablar.

Plutón en trígono a Mercurio y Pallas, apoya esta solución. Mercurio que está saliendo de su periodo post-sombra de este último ciclo retrógrado, en el signo que rige, por tanto más potente, se aleja de Marte, lo que le permite operar con más calma, para poder pensar más claramente.

Esperemos que finalmente esto ocurra entre Corea del Norte y los países afectados por el conflicto de armas nucleares. Defender la tierra donde hemos nacido es muy honorable pero aceptando que todo ha evolucionado y que hoy son muchas las culturas que viven en ella, esa es parte de esta lección. Lo mismo ocurre en otros países, como en Birmania, en España, en Venezuela, en Argentina, en Estados Unidos, etc.donde las divisiones culturales parecen más elocuentes que nunca.

Pocos lugares quedan donde hay un solo tipo de gente. Nos hemos mezclado, nos hemos desplazado, nos hemos establecido en otras tierras y ahora debemos aprender a vivir con la diversidad, dice Urano y Júpiter está de acuerdo. Que sea difícil, por que lo es, no significa que sea imposible.

Neptuno en Piscis

Sigue insistiendo en el hecho de que Todos somos Uno, que todos tenemos las mismas necesidades básicas, entonces, ¿por qué concentrarnos en lo que nos divide y no en lo que nos une?

Ceres desde Cáncer nos recuerda que este planeta azul donde vivimos, es la casa de Todos, la Única casa que tenemos y que la forma de mantenerla sana y productiva es trabajar juntos. Conectar con nuestra parte divina es absolutamente indispensable pero ello debería unirnos y no separarnos.

Debemos aceptar que todos podemos jugar una parte importante, sólo viviendo en resonancia con lo que es extraordinariamente positivo en nosotros mismos, que es mucho.

Estos son tiempos complicados pero al mismo tiempo lleno de posibilidades, concéntrate en ellas y encontremos soluciones, aprovechando el impulso de esta Luna Nueva en Virgo, que nos impulsa a criticar, también positivamente, a descubrir lo que no funciona, para encontrar otras formas, otras avenidas, otras modalidades de Ser, que nos unan en vez de separarnos.

Para que esto ocurra, antes que nada debemos estar feliz con nuestras propias vidas, con lo que hacemos. Esa es la prioridad, sino, es fácil convencernos de que el mundo está fatal, y adherirnos a la negatividad de que nada bueno pasa. Esto sólo genera más negatividad y separación. Las respuestas están en nuestro interior.

Debemos conectar con nuestra verdad interna, en vez de con la verdad de otros. Esto sólo nos confunde y distrae de nuestro propio Ser. Saturno en los últimos grados de Sagitario, nos recuerda que sí es posible sintonizar con Dios, con la voz positiva, con el Amor.

Todos podemos, está en nuestra naturaleza humana. La Verdad común a todos, es que Todos estamos Unidos por muchas más cosas que las que nos dividen. La Naturaleza nos une, la Mente nos divide.


Astrología Arquetípica – Cristina Laird