Luna Nueva en Géminis y Eclipse

El jueves 10 de Junio viviremos un eclipse anular de Sol. Será visible en buena parte del Hemisferio Norte. Un eclipse solar ocurre en Luna Nueva, cuando la Luna se interpone directamente entre el Sol y la Tierra, todos alineados con los Nodos Lunares.

Luna Nueva en Géminis y Eclipse Solar 10 de Junio

Es un eclipse anular por tanto en esta ocasión el disco de la Luna será un poco más pequeño que el del Sol, dejando un anillo brillante alrededor de la silueta lunar, por lo que no será un eclipse total donde todo se oscurecerá. Este eclipse es de la serie Saros 147 y es el número 23 de 80 eclipses que conforman esta serie.

Como todos los movimientos cósmicos este eclipse es único ya que el resto de planetas que le acompañan nunca han estado igual, particularmente para todos los que estamos vivos en este momento sobre el planeta.

Sol en Géminis y Luna Nueva

Como ocurre cuando el Sol transita por el signo de Géminis y es una Luna Nueva, la Luna también se encuentra en este signo de los Gemelos y algo que realmente resalta su singularidad es que Mercurio, regente del Sol y dispositor de la Luna se encuentra en el vecindario y además en moción retrógrada.

En la maravillosa y simbólica poesía astrológica, estos nos grita un mensaje bastante claro, aunque acompañado de una gran oscuridad. NO TODO LO QUE DECIMOS es verdad o emana directamente de nuestra alma.

Muchas de las palabras que usamos a diario las decimos sin pensar, sin comunicar en realidad nada, simplemente ruido para rellenar la incomodidad del silencio.

Con el advenimiento de las redes sociales, esto se ha disparado y vivimos pasándonos cosas por Whatsapp, Facebook, Twitter, etc., que ni siquiera sabemos si son verdad o si están comunicándonos realmente.

Retrógrado de Mercurio

Este eclipse nos confronta con la banalidad de mucho de lo que decimos y nos invita a mirar con un poco más de detenimiento, qué hay detrás de muchas de las palabras que balbuceamos y sobre todo el “para qué” lo hacemos.

El retrógrado de Mercurio sugiere que quizás es hora de establecer una conversación con nosotros mismos, que esté impregnada de humildad y honestidad, para que podamos aprovechar nuestro tiempo y nuestro natural y auténtico deseo de comunicarnos, y aprendamos a decir lo que realmente queremos decir.

¿Cuántas veces has hablado con alguien con la intención de decir algo y luego te das cuenta que no lo has hecho? ¿Qué nos impide hablar con absoluta claridad y honestidad?

No debemos olvidar que las lunas nuevas marcan el comienzo de un nuevo ciclo lunar, por tanto para el momento del eclipse algo está pidiendo comenzar, iniciarse, todavía no está consolidado sino que simplemente hay una idea, un impulso que debemos obedecer.

En un eclipse algo que está en la oscuridad se visualiza, se reconoce. El Sol y la Luna se ven forzados a reconsiderar, revisar.

Nodo Norte de la Luna

Se unen al Nodo Norte de la Luna que les pide “evolucionar”, mientras que el Nodo Sur se alinea con Juno, como si quisiese sugerirnos que si bien es importante hacer la cosas con otro/a, el proceso hacia el interior de nuestra psique se hace en solitario.

Un magnífico trígono de Saturno (también en retrógrado) desde Acuario, provee la paciencia y la certeza interna que el trabajo realizado recibirá la recompensa y nos confirma que el aceptar nuestras limitaciones no significa que no habrá grandes logros.

No hay la opción: SKIP (saltarse, evitar), como hacemos en Youtube cuando queremos evitar la publicidad. Venus forma una cuadratura a Kirón, por tanto el proceso de curación no tiene por qué ser tan doloroso, si lo hacemos con humildad.

También podemos regocijarnos en el descubrir nuestros motivos menos honorables. Sólo trayéndoles a la consciencia, podemos controlar nuestra naturaleza menos “Bella”.

La “Bestia”

La “Bestia” siempre vivirá en nuestra psique pero grita mucho cuando la ignoramos. Mientras le demos el reconocimiento adecuado, no nos perturbará tanto. Saturno desde Acuario, signo que también rige, parece susurrarnos:

“Respira. Pon un pie frente del otro. Sigue sobreviviendo hasta que te encuentres con La Luz.  Muy a menudo, ésta emana de los momentos más desconcertantes y desoladores.”

Algo así, como si necesitásemos poner los pies en el fondo para tomar el impulso necesario para volver a emerger. Esto está reafirmado por la oposición de Marte desde Cáncer a Plutón en Capricornio y ambos reavivando la cuadratura a Eris.

Eris

Eris, la NO INVITADA nos hace la pregunta: ¿Te invitarías a ti misma a la fiesta? Es Eris quien tira la “manzana de oro” en la boda, causando conflicto y discusión.

Eris es “La pregunta”. Esto es algo que no podremos evitar hacer para este eclipse en Géminis. Pero no la pregunta superficial, sino la pregunta real. ¿A que fiesta no me estoy invitando?” ¿Qué es lo que realmente me estoy perdiendo? ¿Dónde o en qué no me siento incluida/o?

Cuadratura Saturno-Urano

Unos días después de este eclipse, el 14 de Junio, la cuadratura Saturno-Urano vuelve a formarse exacta, así que todo aquello que ya esté sobre tu mesa de trabajo no concluido, vuelve a forzarte a mirarlo con detenimiento y determinación.

Toda liberación tiene un precio y un renuncia. Ese es uno de los mensajes de esta cuadratura que marca el estado anímico de este año.

Neptuno – Pallas

El aspecto más importante es quizás la cuadratura de Neptuno – Pallas a este eclipse. La poca claridad de la situación (las “fake news”, las teorías conspiradoras, el exceso de información en las redes) nos confunde aún más. ¿Qué podemos creer? y qué no?

Todo esto nos lleva con aún más urgencia, a realizar el viaje interior para que podamos encontrar nuestra verdad. No la de otros. Nuestra propia respuesta interna y sobre todo, ayudarnos a comprender que el final del viaje es la disolución del ego.

Debemos unirnos al todo, si queremos algún tipo de valor interno. Esto no significa volver al Edén interno de no individuarnos de nuestra familia, cultura y religión.

Todo lo contrario, esto viene después del proceso de individuación, cuando con plena consciencia nos entregamos al trabajo espiritual de ayudarnos los unos a los otros, con la plena consciencia que todos vamos en el mismo barco y que al final del viaje del Héroe, viene el reconocimiento que todo lo que hemos aprendido y soportado es por el bien del Todo.

Cada una de nuestras experiencias y dolores enriquecen el inconsciente colectivo y nos ayuda a evolucionar como especie y nos acerca a Dios.

Astrología Arquetípica – Cristina Laird