Luna Nueva en Libra

Luna Nueva en Libra

Siempre hay una fuerte sensación de que algo nos da la oportunidad de empezar algo nuevo alrededor del momento de la Luna Nueva.

Luna Nueva en Libra – Astrología Arquetípica

Esta Luna Nueva, que ocurre al inicio del signo cardinal de Libra, dos días después del Equinoccio de Primavera-otoño, es muy fuerte porque puede ser utilizada para proyectos, visiones o reorientaciones.

Nos motiva conectar con ese alguien “para compartir”, con quien reflexionar, con quien pasar la pelota, alimentar, proyectar, discutir, etc.

Este es el signo de la balanza, el equilibrio, el compromiso y la armonía, regido por Venus, que nos inspira a relacionarnos, a encontrar a ese otro, con quien recorrer nuestro camino, con quien compartir una idea, un negocio, un proyecto creativo, una vida, o lo que necesitemos realizar con otro.

Luna Nueva en Libra

Lo más sorprendente de esta Luna Nueva en Libra es que se forma en oposición a Júpiter en Aries, que está viajando retrógrado hacia el océano de Piscis una vez más del 28 de octubre hasta el 21 de diciembre (el solsticio de verano-invierno), cuando volverá a entrar en Aries para quedarse hasta el 16 de mayo de 2023, cuando ingrese en Tauro hasta mayo de 2024.

Júpiter estará retrógrado a través del océano de Piscis por segunda vez este año.

Júpiter en Aries

Júpiter en Aries presenta un desafío durante esta Luna Nueva llena de benevolencia hacia la colaboración, porque a menudo nos tienta hacia la expansión en formas que no tienen en cuenta a los demás.

Pero también es cierto que puede revelar brillantes conocimientos sobre nuestra comprensión real de lo que significa “colaborar” en ciertas circunstancias. Ejercer la “retroalimentación” cuando se trabaja en conjunto para completar un proyecto (en sociedad, en el trabajo, en esfuerzos artísticos, etc.).

Intercambiar ideas con los demás y ser receptivos a las ideas que nos devuelven. Este intercambio de ideas de ida y vuelta es esencial para el esfuerzo de Libra.

El problema surge cuando Júpiter está en Aries y nos hace creer que nuestras ideas son las mejores. Pero ese ida y vuelta es necesario para la “colaboración”, la palabra favorita de Libra.

Aunque parezcan contrarias a las nuestras, nos beneficia estar abiertos a las opiniones del otro. No nos desarrollaríamos ni aprenderíamos si viviéramos aislados en este mundo. Esta Luna Nueva en Libra se centra en el “intercambio de ideas”, lo que significa que la cooperación equivale al trabajo en equipo.

Mercurio Retrógrado

No pierdas de vista que Libra es algo más que amor. Afortunadamente, Mercurio retrógrado a 27° y Venus en 25° en el signo Virgo estarán con ellos cuando el Sol y la Luna se alineen precisamente para comenzar esta Lunación el 25 de septiembre a las 21:54 GMT en 48′ 2° Libra; estos dos pueden prestar un elemento de trabajo al tema, así como calidez.

Este fin de semana, tener largas charlas e intercambiar ideas estará de moda. Esto nos ayudará a ver que, con un poco de escucha y una sincera voluntad de trabajar juntos, casi todas las situaciones se pueden manejar. Venus contribuirá a la sensación de calidez y amabilidad.

La cuadratura Saturno-Urano, que apareció precisamente tres veces el año pasado, y que todos sentimos en la tensión generada por las “máscaras” y las limitaciones de Covid, dividiéndonos aún más en los que siguen las instrucciones colectivas y los que no, está de vuelta a primeros de septiembre.

Como resultado, los temas que surgieron en nuestras vidas después de 2020 -particularmente aquellos que involucraban a una institución u otro tipo de autoridad- vuelven a estar en discusión.

Esta vez, con la Luna Nueva en Libra, tenemos la oportunidad de mantener una conversación para resolver algunas de las preocupaciones pendientes.

En esta lunación, es factible poner fin a viejos problemas

La necesidad de agruparnos será más imperiosa que la de ir por nuestra cuenta. Ir con gente, ser acompañados, es tan importante para conocernos mejor como caminar solos cuando necesitamos encontrarnos a nosotros mismos para encontrar nuestras propias respuestas.

Esto último es apropiado en este momento, ya que Venus, el regente de Libra, nos pide que extendamos los brazos y formemos vínculos.

La relación, el proyecto o la conversación que se inicie tendrá aspectos laborales, con la intensidad y el deseo de curación de Quirón, que en su parte de Virgo sugiere que nuestro trabajo debe ser nuestra propia terapia.

Venus está en Virgo, signo regido por Mercurio para los astrólogos más tradicionales, pero también por Quirón, Ceres y Vesta para los más contemporáneos.

Este sabio centauro es el que nos demuestra cómo encontrar la curación a través del esfuerzo, la exploración y la creatividad. Según Vesta, nada espectacular puede ocurrir sin concentrarse, es decir, sin reunir los desacuerdos, las concepciones u otras ideas en torno a una sola noción o aspecto que se considere el más crucial.

El principio de concentración es Vesta

Cuando Ceres nos habla del sustento del alma, nos aclara que podemos alimentar el alma y alinear el ego con el alma, completando lo que somos en lo que hacemos (Virgo).

Para cumplir con el llamado de esta Luna Nueva en Libra, debemos dejarnos llevar por el impulso revulsivo que nos apunta en la dirección de la cooperación, el encuentro, la sanación de las relaciones, la reparación del alma, el perdón, la escucha y, sobre todo, la evolución, liberándonos de la comodidad debilitante que nos impide ser mejores versiones de nosotros mismos.

Marte en Géminis y Saturno en trígono nos proporcionan la paciencia y el autocontrol que necesitamos para completar este esfuerzo.

Encontrar un terreno intermedio en el que podamos encontrarnos con la gente o con otras personas a mitad de camino es donde podemos encontrar la serenidad porque no siempre podemos salirnos con la nuestra.

Con información sobre la Astrología Arquetípica – Cristina Laird