Luna Llena en Virgo Febrero 2021

Luna Llena en Virgo
Virgo, a pesar de estar regido por un planeta masculino (si fuese posible hablar de género en estas energías), es un signo que nos recuerda a Perséfone, una energía femenina y joven

Escribir sobre esta Luna Llena en Virgo para mi, hoy es súper especial, pues tanto el Sol como la Luna, opuestos en este momento, (en realidad, hace unas pocas horas), en los signos de Piscis (el Sol) y de Virgo (la Luna), activan mi Venus natal..

Luna Llena en Virgo — Febrero 2021

Y puedo sentir claramente, como la Diosa de la belleza, la seducción y la creatividad, impregna cada célula de mi cuerpo y un intenso de deseo de belleza recorre mis venas, sólo puedo soportar aquello que es bello y creativo.

Así que mientras escribo he decidido escuchar y dejarme inspirar por Jamie Cullum, un músico, pianista, cantante y autor londinense, a quien he tenido la oportunidad de ver varias veces en concierto, y que adoro.

Después de almorzar un plato digno de Venus en Virgo, por tanto, delicioso y saludable (pescado y vegetales) me siento a escribir sobre esta Luna Llena en el signo de la Virgen, no necesariamente la madre de Cristo, aunque también lo es, sino todas aquellas vírgenes, que aunque se entreguen a la sexualidad, nunca se entregan completamente.

El sexo para esta Virgo es una experiencia sagrada

No una experiencia superficial, puramente animal, privada de significado. En realidad todo lo que hace Virgo debe hacer sentido y tener una aplicación real, práctica, ordenada.

En una Luna Llena en Virgo el Sol se encuentra en Piscis, por tanto la lucha entre el orden y el Caos se intensifica y de repente queremos organizar las cosas, pero otra voz nos llama y nos distraernos, buscando escapar y entregarnos al placer.

Nos enganchamos escuchando música o mirando una película y el tiempo se nos pasa y no terminamos de poner orden.

El Sol en Piscis

Se encuentra a unos escasos 6º de Venus, por tanto el espíritu de esta Diosa, habla potentemente en esta Luna Llena, que además coincide con un fin de semana, lo que se presta aún más a la naturaleza escapista de la misma.

En términos normales tenemos tiempo de complacer esa llamada interna de la Diosa, de regalarnos momentos agradables y acariciarnos con aquello o aquellos que nos valoran, que pueden responder a la misma llamada para compartir momentos que simplemente nos permitan relajarnos y disfrutar.

Disfrutar es una palabra muy Venusina, ya que disfrutamos cuando estamos haciendo algo que nos da placer, aunque estemos trabajando, como yo en este momento.

Virgo que a menudo duda de si mismo, encuentra desafiante el entregarse simplemente al placer por el placer en sí, por tanto, aquí radica el desafío de esta Luna Llena.

Por tanto aquellos que tienen que trabajar aunque no quieran, renunciando a la posibilidad de hacer lo que les gusta, se encontrarán con la parte más tensa de esta Luna Llena.

La Luna, a su vez, se encuentra separándose de un trígono con Urano

Podemos encontrarnos con algunas ideas de trabajo que nos pongan más en contacto con las tecnologías del momento, para poder modernizar nuestros métodos y sentirnos realmente que estamos viviendo en el siglo 21.

Al mismo tiempo, Mercurio, regente de esta Luna Llena en Virgo, se encuentra en Acuario entre Júpiter y Saturno, que vienen de formar esa importante conjunción a 0º de Acuario el 21 de Diciembre 2020, algo que no ocurría desde 1405.

Podemos llamar estos dos enormes planetas de nuestro sistema solar, mellizos, por que funcionan juntos en nuestra psique como opuestos, que ruegan que encontremos balance entre el optimismo exagerado de Júpiter y el pesimismo de Saturno, entre la duda y la fe, entre lo tradicional y lo innovador, entre el status quo y deseo de expandirnos.

Estos dos invaden nuestra mente (Mercurio) y nos piden que nos atrevamos a avanzar cautelosamente, a confiar con cautela, pero que Nunca detenernos. Nunca tirar la toalla por dura que se ponga la cosa. Es el Júpiter en nuestra mente que nos impulsa a la esperanza y el optimismo.

Es Saturno quien nos pone los pies en la tierra

Nos recuerda que a pesar de la riqueza de nuestra imaginación, de la inmensidad de nuestras capacidades creativas, somos simples mortales, que venimos a este mundo por un tiempo limitado.

Es importante recordar que en la guerra de Júpiter con los Titanes y con su padre, es el gran Zeus (Júpiter) quien triunfa, lo que sugiere que al final, la integridad, la ética, el impulso a seguir buscando, a sobrevivir no importa qué, le gana al pesimismo, el cinismo, al derrotismo.

Afortunadamente, Marte, ya en los últimos grados de Tauro, forma una cuadratura perfecta a Pallas, aspecto que tiene cierto sabor profesional, algo nos pide buscar otras estrategias, otras ideas, para llevar a cabo nuestro trabajo.

También forma un trígono a Plutón, lo que de alguna manera enriquece el espíritu de sobrevivencia apoyado por Júpiter.

Perséfone

Virgo, a pesar de estar regido por un planeta masculino (si fuese posible hablar de género en estas energías), es un signo que nos recuerda a Perséfone, una energía femenina y joven, que nos habla de la pérdida de la inocencia y la separación de madre, al encontrarse con el deseo y la sexualidad.

El encontrar a Venus en nuestro interior, es un proceso bello y enriquecedor y vibrar al son de esta Diosa, nos energiza y recuerda la belleza de la encarnación.

Por algo se dice que los ángeles sienten envidia de los humanos, pues podemos oler las flores, mirar los amaneceres y atardeceres, besarnos, amar, llorar, bailar, tocar un instrumento, cantar, etc.

Hoy es una Luna ideal para hacer cualquiera de estas cosas tan humanas, no te prives de ello.

Feliz Luna Llena a todas y todos.

Astrología Arquetípica – Cristina Laird