Luna Llena de Cristo – Tiempo de renacimiento y renovación

Luna Llena de Cristo
La fecha de celebración de la Semana Santa no es siempre la misma, el punto de referencia es la Luna Llena de Aries y nunca ocurre este fenómeno astral en una fecha exacta

La fecha de celebración de la Semana Santa no es siempre la misma, pues el punto de referencia para su conmemoración, es la Luna Llena de Aries y nunca ocurre este fenómeno astral en una fecha exacta, sino entre los últimos días de marzo y las tres primeras semanas de abril.

Luna Llena de Cristo

En esta ocasión, la Luna Llena de Aries (el Sol en Aries iluminando a la Luna en el signo opuesto, que es Libra), se produce este miércoles 27 marzo. Por ser el fenómeno cósmico que marca la conmemoración de la Semana Mayor, se le llama “Luna Llena de Cristo”, donde se recuerda, no la muerte, sino la resurrección de Jesús.

La nota clave del influjo de esta Luna Llena, es hacer nuevas todas las cosas, empezar de nuevo, tomar las fuerzas de la naturaleza para vitalizarse. Renovar nuestros ánimos, nuestros hábitos, nuestras emociones.

Es el festival del Cristo viviente, maestro de maestros, expresión del amor de Dios.

Luna en Libra

Este día, elevemos una oración por la paz, representada por la Luna en Libra, pero que esto no signifique pasividad, porque en el lado opuesto está el Sol en Aries, que nos recuerda que debemos dar la batalla por un mundo mejor. Justamente, la Luna Llena auspicia la integración de los opuestos.

Con la Luna Llena activando al par Aries-Libra, se despiertan energías que tienen que ver con la individualidad y con la responsabilidad que cada quien debe tener para luchar por un mundo mejor.

Pero a la vez nos dice que asumir la responsabilidad individual, no significa ser individualista, porque el ser humano es social, y sólo de manera solidaria podrá lograr el verdadero propósito de un mundo mejor.

Equinoccio de primavera, año nuevo astrológico

Esta Luna Llena se da en el marco del equinoccio de primavera, año nuevo astrológico, que se produjo el pasado 20 de marzo. Es una fecha iniciática acoplada a la entrada del Sol a Aries, y tiene que ver con el renacimiento, renovación, y fue asociada por los cristianos con la resurrección de Cristo, pero mucho antes de Jesús, ya se celebraba esta fecha, como una forma de enaltecer el espíritu renovador que acompaña a la primavera.

Para aquellos que han aprendido a sintonizarse con los ciclos de la naturaleza y a manejar sus leyes, que son las leyes de la vida, este período del equinoccio de primavera es muy importante, ya que es usado para hacer todo un trabajo de purificación y regeneración.


El Termómetro Zodiacal