Para muchas personas el viernes 13, puede ser un mal día. Existe incluso una fobia de nombre impronunciable –friggatriscaidecafobia–, para definir a los creyentes de la mala suerte que trae aparejada esta fecha. Como los miedos suelen ser irracionales, nos propusimos racionalizar el viernes 13 y descubrir por qué tiene tan mala fama.

Los mitos del viernes 13

Las supersticiones en torno a este número se remontan, como mínimo, al 1700 AC, de acuerdo con el portal de noticias International Business Times.

13 es el número de la muerte en el Tarot; 13 espíritus malignos existen según la Cábala; el capítulo 13 del Apocalipsis corresponde al Anticristo y, en una leyenda escandinava, el 13° invitado en una cena de dioses era Loki, el espíritu del mal. 13 es, también, el número de la fallida misión Apolo de la NASA, y 13 letras tenían los nombres de Jack el Destripador y Charles Manson.

Sin embargo, para otras culturas, el 13 es un número benéfico. La masonería, por ejemplo, lo exalta. Tal como subraya la astróloga Patricia Kesselman en un artículo en el sitio argentino Entremujeres, uno de los ejemplos más típicos es el billete de 1 dólar:

“13 son los estados fundadores de los Estados Unidos, el águila sujeta 13 flechas con garras en su pata izquierda y una rama con 13 hojas con la pata derecha. Sobre su cabeza brillan 13 estrellas en forma de pentagrama, su escudo tiene 13 rayas y la pirámide que aparece en el reverso del billete tiene 13 escalones”. ¿Qué tal?

¿Por qué viernes?

Este día se asociaría a la mala suerte por hechos bíblicos como la crucifixión de Jesucristo, el Diluvio Universal y la tentación de Eva. Otras teorías apuntan hacia Los cuentos de Canterbury, publicados en el siglo XIV, en los cuales el viernes se consideraba un día de desgracias.

Los hechos

Dos episodios históricos habrían alimentado la superstición del viernes 13. Por un lado, un derrumbe de Wall Street el viernes 13 de octubre de 1989. Otro viernes 13 de octubre, pero de 1307, la Inquisición impulsó una matanza colectiva de Caballeros Templarios, que fueron arrestados y condenados a la hoguera, principalmente en París, de acuerdo con el portal de noticias británico, Metro.

Los mitos

Los supersticiosos han elaborado en torno al viernes 13 un listado (¿infinito?) de cosas que deberíamos evitar para no correr riesgos. Algunos tienen explicación, pero otros podrían considerarse descabellados.

  • Cruzar un cuchillo y un tenedor en la mesa. Según el sitio Discovery News, atraes a la mala suerte si osas formar una equis con tus cubiertos.
  • Sentar a 13 personas a la mesa. El origen es casi obvio: Jesucristo fue traicionado por Judas, el 13° invitado a la última cena.
  • Salir en una cita romántica. ¿Un viernes 13? Olvídalo. De acuerdo con el sitio mencionado, esta superstición deriva de una leyenda inglesa que sostenía que el cortejo hecho un viernes estaba destinado al fracaso.
  • Quemar la cáscara de un huevo. Se creía que le causaba quemaduras a las partes inferiores de la gallina que lo puso, lo cual impedía que siguiera dando más.
  • Embarcarse. Más de una vez escuchaste el dicho: “No te cases, ni te embarques, ni de tu casa te marches un viernes 13”. Puntualmente, el asunto marítimo habría nacido a partir de una leyenda urbana inglesa.Según el mito, recopilado en el sitio de la cadena BBC, la Armada Real Británica había desafiado a la suerte, poniendo en marcha un viernes el barco HMS Friday, y este había desaparecido misteriosamente, con toda la tripulación a bordo. Para cuando el Museo Naval de Portsmouth desmintió la existencia del buque “fantasma”, la leyenda ya estaba instalada.

Yahoo!