De acuerdo con el Mian Xiang –arte chino de la lectura del rostro– nuestra cara es un claro espejo de nuestra personalidad y cada uno de sus componentes posee significados particulares. En ese sentido, los ojos sí son el espejo del alma pues dan cuenta de nuestros sentimientos; son el rasgo facial más revelador de todos pues en ellos está contenida nuestra energía interior.

El face reading

Explica que nuestro ojo derecho se relaciona con nuestro lado yang; representa nuestro lado masculino y la figura paterna. De modo contrario, el ojo izquierdo muestra nuestro lado yin, femenino y maternal. Es por ello que uno de nuestros ojos siempre tiene mayor tamaño que el otro, tal rasgo habla de nuestra inclinación hacia lo yin o lo yang.

Dirección de los ojos

  • Ahora, en cuanto la dirección de nuestros ojos, según el face reading, aquellos que tienen los bordes exteriores hacia arriba (con un toque felino) reflejan a una persona impulsiva y muy emocional que puede llegar a ser popular y exitosa.
  • En cambio, los ojos cuyas comisuras exteriores tienen posición hacia abajo, hablan de una personalidad modesta, que también podría querer reflejar humildad con el fin de obtener algún beneficio de los demás.

Posición de los ojos

  • En caso de que los ojos estén muy separados entre sí (tres dedos de separación), darán cuenta de una persona avariciosa, intolerante, irritable y egocéntrica.
  • Cuando los globos oculares están muy juntos (con menos de dos dedos de separación entre sí) reflejan a una persona racional, concreta, cínica, positiva, distante y apática.
  • Si los ojos están a una distancia normal (dos dedos de separación) nos hablan de una persona equilibrada y sensata.
Tamaño y forma de los ojos
  • Ojos saltones: pertenecen a personas apasionadas con su profesión que dan todo de sí. También reflejan una personalidad impulsiva que puede meterse en problemas por reaccionar antes de pensar.
  • Ojos hundidos: hablan de personas pasivas y poco decididas, reflexivas, cobardes y melancólicas a las que les cuesta trabajo comunicarse con los demás.
  • Ojos pequeños: los tienen las personas analíticas y frías, inteligentes y emprendedoras que buscan sobresalir.
  • Ojos grandes: muestran imaginación y sensualidad. Pertenecen a personas inseguras, a veces soberbias, que absorben los sentimientos de su entorno y son volubles.
  • Ojos en forma de almendra: son sensibles e inteligentes, aunque crueles y astutos. Nunca se sienten satisfechos y se aburren con facilidad.
  • Ojos redondos: son personas con mucha imaginación y que tienden a la emotividad; idealistas, románticos y fuera de la realidad.

Vía » terra.com.co





Relacionados

Comentarios

comentarios