El Año del Tigre es para hacer dinero, no para casarse

Año del Tigre
Año del Tigre

Para muchos chinos, el Año del Tigre trae muy buenos augurios para los logros económicos y la influencia global de su país, pero las parejas que planean casarse prefieren esperar hasta 2011. A pesar de tantas décadas del gobierno oficialmente ateo del Partido Comunista, las supersticiones siguen siendo cosa común entre los chinos y muchas creencias populares han vuelto a resurgir con las reformas económicas iniciadas en los 70.

El Año del Tigre es para hacer dinero

El zodiaco chino tradicional está compuesto de 12 animales, cada uno de los cuales posee sus propias y peculiares creencias. Algunos se corresponden con una provincia en concreto, como si una época es indicada para dar a luz un hijo o abrir un nuevo negocio.

Se cree que el Tigre trae consigo poderes heroicos míticos, pero el año lunar que comienza el próximo 14 de marzo no parece ser muy auspicioso para el matrimonio. “Si te casas este año, puede que tu marido muera antes”, dice Joyce Lin, de 25 años, una graduada universitaria. “Mis padres no son supersticiosos, y yo tampoco, pero opinamos que no es una buena época para casarse”.

En la humilde provincia interior de Anhui, algunos piensan que tener un hijo en el Año del Tigre hace que el retoño sea ‘demasiado agresivo’. Los niños nacidos por la tarde son considerados ‘tigres hambrientos’, lo cual significa que podrían tener problemas para comer en el futuro, según creen algunos habitantes de Anhui.

Pero muchos jóvenes chinos sólo siguen algunas supersticiones. Huo Yan, de 20 años, dice que planea preparar empanadillas la víspera del Año Nuevo, el día 13 de febrero, y que evitará cortarse el pelo. “Desde la víspera de Año Nuevo y durante el primer mes lunar, no puedes cortarte el pelo. Si te lo cortas, te morirás antes”, dice Yuan, mientras se va de compras con unas amigas por un centro comercial de Beijing.

Zhang Yingzhou, estudiante pekinés, dice que no se comprará zapatos nuevos en el mes siguiente al Año Nuevo. “La palabra ‘zapato’ en chino (xie) se pronuncia igual que la palabra ‘maldad’, así que si te compras unos zapatos, estás comprándote infortunios”, dice Zhang.

Economía Rampante

Sin embargo, en lo que respecta a la economía, el Año del Tigre parece que traerá una recuperación incluso más pronunciada.

“El animal está lleno de energía y poder”, dice Raymond Lo, un experto en Fengshui de Hong Kong. “El Tigre es el nacimiento del Fuego, genera optimismo en las bolsas. Esperamos que en verano, cuando el fuego es más fuerte, los mercados bursátiles sean muy activos”, dice.

Xiao Shuwen, de 80 años de edad, espera que China mejore su posición global en 2010. “Cada año la situación es mejor. Tenemos más comercio y prosperidad”, dice esta profesora jubilada mientras compra dulces para las celebraciones del fin de semana en Beijing. “Intentamos y comprendemos la situación de cada país, este será un buen año para el diálogo internacional y la comunicación”.

En las principales ciudades chinas, la parafernalia entorno a la imagen del Tigre es ubicua. Muchas tiendas de moda occidentales de Beijing y Shanghai han sustituido las cabezas de los maniquíes por Tigres, y las calles están engalanadas con la imagen del feroz felino.

“¿Por qué? Pues porque es el Año de Tigre”, dice un dependiente de un comercio pekinés. “Es la tradición”.


Spanish China.org