Feng Shui Mesa Prosperidad

La tradición del Feng shui nos habla de la “mesa de la prosperidad” como un elemento muy importante en la decoración del comedor, realmente, como el elemento de la riqueza por excelencia. Lo llaman “el baúl de los tesoros”.

Feng Shui — La mesa para la prosperidad

Alrededor de la mesa es donde familia y amigos se reúnen para compartir alimentos. La comida es uno de los actos vitales más importantes del ser humano, porque asegura su supervivencia. El modo de comer no solo marca nuestra salud, sino también nuestra prosperidad.

Una mesa abundante en alimentos implica que hay dinero para adquirirlos y, por tanto, solvencia económica. De ahí que desde la tradición china se haga tanto hincapié en decorar la mesa de modo que refleje abundancia. Y no solo la decoración..

Forma, diseño y materiales

La forma, el diseño y los materiales deben transmitir robustez y estabilidad, para que la riqueza no se pierda.

Una mesa que cojea, se tambalea o da la sensación de que puede caerse en cualquier momento, arrastrando con todos los alimentos que hay sobre ella, es sinónimo de pobreza o, al menos, de dificultades para comer.

Así que procurémosnos una mesa estable, acorde a nuestros gustos personales, pero que asegure la prosperidad de nuestro hogar.

Mesa redonda

La forma de la mesa se recomienda que sea redonda. Es la mesa más afortunada porque simboliza el cielo y todo la ayuda que procede de él.

Además, presenta la ventaja de poder distribuir a los comensales en función de sus orientaciones afortunadas determinadas por sus respectivos kuas, sin esquinas que estorben.

La mesa ovalada o rectangular se recomienda solamente en caso de familia numerosa. Si la mesa es demasiado grande, los comensales están muy separados entre sí, lo cual no beneficia la comunicación de la familia. Una familia que no se comunica no comparte bienes, y no ayuda al desarrollo de la prosperidad familiar.

Mesa cuadrada

Las mesas cuadradas son idóneas para familias de cuatro miembros o menos. Aunque el número cuatro suele evitarse en la cultura china porque suena igual que muerte, esta asociación no está marcada en nuestra cultura, así que podemos disfrutar de una mesa de cuatro comensales sin que nuestro subconsciente nos juegue una mala pasada.

La mesa redonda y ovalada representa el elemento metal, la rectangular el elemento madera y la cuadrada el elemento tierra. Podemos elegir la forma de la mesa en función del elemento más acorde con nuestro comedor.

Por ejemplo: si el comedor ocupa el sector este de la vivienda, pondremos una mesa rectangular, del tamaño adecuado a nuestra familia; si ocupa el noroeste, la elegiremos circular u ovalada.

La madera

En cuanto a los materiales, el más adecuado es la madera. Debemos evitar el cristal por la fragilidad que transmite. Puede ponerse un cristal para cubrir la superficie de la mesa, pero el tablero en sí no debe ser de cristal.

El diseño debe transmitir seguridad. Podemos tener una mesa de cuatro patas o bien de un solo pie central que se ramifique en varias patas en el suelo. Debemos evitar aquellas en las que parece que el pie no es capaz de sostener el tablero. Y el toque final..

Los accesorios decorativos

Fruteros, bomboneras, y todo cuanto nuestra imaginación nos inspire. Eso sí: sin recargar. Recordad que lo más importante es que la energía fluya fácilmente. Si ponemos demasiada cosas en la mesa, la energía no circula con fluidez y provocamos el efecto contrario al que buscamos: estancamos nuestra prosperidad.

¿Y dónde la colocamos?

En el centro del comedor o en una zona relevante de él, procurando que las estrellas voladoras sean de prosperidad ( o, al menos, neutras).

Un truco

  • Coloca un espejo de modo que refleje la mesa y a cuantos se sientan a ella. De este modo se duplica la abundancia y se activa la prosperidad.
  • No coman nunca en una mesa arrinconada, ni vestidos con “ropa de casa” que está vieja o no nos queda bien. Es uno de los peores símbolos para la prosperidad y la salud, implica que tanto una como la otra están arrinconadas,desgastadas, que no os importan… Y lo que no importa, se pierde.

Relacionado

Feng Shui Sol Naciente