Historia y origen del intercambio de regalos

Historia y origen del intercambio de regalos
Historia y origen del intercambio de regalos

Aguinaldo e intercambio de regalos

La costumbre de intercambiar regalos entre parientes, amistades, compañeros de trabajo e inclusive gente desconocida, como símbolo de buenos deseos, gratitud, simpatías y generosidad, se originó en los tiempos de la misma fundación de Roma.

El 25 de diciembre, se celebraba el nacimiento del Sol —Natalis Solis Invictis.

El culto al Sol, de escasa importancia entre los antiguos romanos, cobró auge a partir del emperador Aureliano, quien, en el 274, lo asimiló al “Sol Invictus” de la religión siria e instauró un nuevo culto. Con el tiempo, este dios acabó imponiéndose a las demás divinidades, hasta desembocar, por sincretismo, en una religión monoteísta.

También se celebra el nacimiento de Mitra, dios iranio del cielo y de la luz y, más tarde, tutelar de las legiones romanas. Nació de una virgen en una cueva el 25 de diciembre, el solsticio de invierno y de culto en domingo, el día del sol conquistador roca y los pastores fueron los primeros en dirigir sus plegarias al niño desnudo, cubierto tan sólo por un gorro frigio.

Él murió y resucitó para convertirse en un dios mensajero, un intermediario entre el hombre y el buen dios de la luz, y el líder de las fuerzas de la justicia contra las fuerzas oscuras del mal Dios.

Aunque el culto a Mitra tenía orígenes persas, se convirtió en la religión dominante en Roma, especialmente entre los soldados. Después del día 25, empezaba el festival de la Sigillaria, o terra-cotta sellos era una fiesta romana pagana. Al final de la Saturnalia, dedicado, sobre todo, a hacer regalos a los niños: anillos, muñecos de terracota, sellos, tablas de escritura, dados, pequeños objetos, monedas, y, ¡bolsas llenas de canicas!. Durante estos días, se decoraban las casas con plantas verdes y se encendían velas para celebrar la vuelta de la luz.

El 31 Noche visperal de las Strenas. Se celebra con fuegos y enorme bullicio el fin del año solar. Es una fiesta catártica y de renovación en la que se hacen ofrendas a la diosa Strenia, bajo cuyo auspicio se inicia el Año Nuevo. El 1ro es el día de las “estrenas” en honor de la diosa sabina Strenia, de donde deriva la palabra estrenar, ya que existe la costumbre de hacerse regalos mutuos. La gente llevaba ofrendas regalos a la diosa y hacían sacrificios en su templo ubicado a orillas de un bosque sagrado, en las cercanías de Roma.

Al principio la estrena o regalo era más bien simbólico, y consistía en las ramitas fragantes cortadas en los árboles del bosque sagrado de Strenia. Después se empezó a regalar miel envasada en tarritos y otros recipientes pequeños, lo mismo que monedas de bronce, frutas secas y vino. Sin embargo, a pesar de que las estrenas o regalos adquirieron un valor material siempre conservaron su simbología mágica o religiosa, pues los obsequios se hacían en nombre de la diosa Strenia, con el propósito de augurar un nuevo ciclo o año lleno de bendiciones, logros, abundancia y felicidad…

continúa página 2 »


seguir leyendo en página: