Constelaciones Familiares – Bert Hellinger

Constelaciones Familiares – Bert Hellinger

En la actualidad Bert Hellinger figura como una de las figuras más destacadas en el ámbito de la psicoterapia. Para poder comprender su teoría de terapia sistémica y familiar, es importante que tengamos presente algunos aspectos relevantes de su vida y formación.

Conoce al Creador de las Constelaciones Familiares – Bert Hellinger

Cada una de estas experiencias creó el ambiente perfecto para que se pusiera en marcha, una de las teorías claves del mundo psicoterapéutico, la constelación familiar.

Este insigne psicoterapeuta nació en Alemania en 1925. Estudio en la universidad alemana de Würzburg, entre los años (1947-1951). Su formación fue en las áreas de la Filosofía, Teología y Pedagogía.

Además, consiguió el grado en artes de la Universidad Natal de Sudáfrica. Posterior a esto, cursó estudios en dicha universidad alcanzando el grado de Educación Universitaria.

Adicional a su formación universitaria, enfocó su formación en Terapia Primal, Hipnosis, Dinámica de Grupos, Terapia Gestalt, Psicoanálisis, Programación Neurolingüística, Psicodrama, Terapia Familiar Sistémica y Análisis Transaccional.

Lo interesante de Bert Hellinger

Es que hizo una integración de todos estos estudios y comenzó a desarrollar nuevas teorías. Con esta fusión nacieron las constelaciones familiares y los órdenes del amor.

Su más profunda y reciente evolución se agrupa en los Movimientos del Alma y del Espíritu. En este, se condensa toda la experiencia y maduración de su trabajo terapéutico y filosófico.

¿Qué nos lleva a pensar en las constelaciones familiares?

Después de muchos estudios científicos, fue posible comprender que tenemos un código genético. En la actualidad todos somos conscientes de que poseemos un ADN que nos vincula genéticamente a nuestros antepasados.

Si por ejemplo, tienes los ojos azules, seguramente en tu historia familiar, habrá alguien que también los tenga. Eso es mucho más simple de asumir y comprender dado que son rasgos físicos capaces de ser palpados a simple vista.

Ahora bien, la teoría que ha ganado grandes seguidores y ha colocado a Bert Hellinger entre los terapeutas claves del mundo, es que también poseemos un ADN emocional.

Emociones a nuestros antepasados

Seguramente, en este instante, debes estar pensando que ¿cómo va a ser eso posible?, Si no existe una relación física que pueda vincular nuestras emociones a nuestros antepasados. La verdad, es que esta solución le valió el reconocimiento mundial a este gran profesional de la psicoterapia.

A simple vista y visto por el ojo racional de la ciencia, pareciera que es algo casi imposible. Pero, si nos ponemos a analizar seguramente vamos a identificar características nuestras que son herencia de nuestros padres o abuelos. O de pronto, podemos ver semejanzas en las conductas de muchas personas a la de su genealogía ascendente.

Al ver las cosas desde ese punto de vista, seguramente ya podemos comenzar a comprender que es algo totalmente sustentado en la experimentación. En mi caso, siempre he identificado que la personalidad testaruda y vertical de mi hermano menor, es un reflejo de una personalidad muy similar de mi papá.

Conocí una chica que, de forma similar, tenía reflejos de su conducta en base a las características propias de la relación con la madre.

¿Por qué denominarlo constelación familiar?

La energía en muchos casos es invisible a la vista, si nos vamos a la ley de la conservación de la energía vamos a recordar el siguiente postulado. La energía no se crea ni se destruye, sólo se transforma.

Al integrar esta afirmación al hecho de que somos seres de energía, entonces podemos comenzar a pensar de todo lo que hacemos repercute directamente sobre nosotros o sobre alguien más.

psicocode.com